Estamos en: Artículos de Proel > SOCIOLINGÜÍSTICA Y SOCIOLOGÍA DEL LENGUAJE. NIVELES DE ANÁLISIS SOCIOLINGÜÍSTICO. NIVEL MACROLINGÜÍSTICO Y MICROLINGÜÍSTICO
SOCIOLINGÜÍSTICA Y SOCIOLOGÍA DEL LENGUAJE. NIVELES DE ANÁLISIS SOCIOLINGÜÍSTICO. NIVEL MACROLINGÜÍSTICO Y MICROLINGÜÍSTICO
por Fco. JAVIER SÁNCHEZ GARCÍA.

UNAS BREVES CONSIDERACIONES

Me ha parecido necesario dedicar las primeras palabras de este trabajo al azaroso ejercicio de la justificación y la disculpa. A la justificación, en primer lugar, porque el carácter excesivamente teórico del trabajo, no vamos a decir poco práctico, me ha obligado a tomar prestadas de los estudiosos del tema que abordamos, más citas de las que yo hubiera deseado usar. A la disculpa, en segundo lugar, precisamente, por ese "abuso", si se puede llamar así, de las citas literales.

No cabe duda de que temas como "las actitudes lingüísticas", "lenguas en contacto. Préstamos. Interferencias. Cambios de código" o, por último, "lenguas pidgin y lenguas criollos" ofrecen un mayor carácter práctico, en el que se podría apreciar el fruto de la aportación personal.

No obstante, a mí me ha correspondido, si es que deseamos la justificación de mi aportación, la búsqueda bibliográfica de los asuntos tratados, y cómo no, la lectura y asimilación de esa bibliografía para la correcta elaboración y estructuración de este trabajo, insisto, de carácter teórico.

Por último, he de terminar diciendo que en la concepción del presente trabajo no han sido las citas literales las que han ocupado un lugar primordial para mí, sino que más bien han sido las anotaciones, tomadas de las clases impartidas por el profesor Francisco Moreno (Sociolingüística) y la profesora Raquel García R. (Sociología del lenguaje) en la Universidad de Alcalá, las que han servido de base y fiel apoyo en la redacción del trabajo. Así, pues, sin más que decir, sólo queda insistir, al unísono, en mis agradecimientos y disculpas. 

1.- LA SOCIOLINGÜÍSTICA ANTES DE 1964

En 1952 el término sociolingüística1 aparece por primera vez en el título de un trabajo (Currie, 1952). La sociolingüística en un principio es la disciplina que estudia "las relaciones entre lengua y sociedad". Posteriormente se entenderá como "lengua y contexto sociocultural".

En 1964 W. Bright reúne en Los ángeles a doce especialistas para examinar los objetivos de la disciplina. Esta actitud abierta propiciará el comienzo de una actividad incesante y un continuo ascenso en el estudio de la sociolingüística. No debemos olvidar, no obstante, que uno de los antecedentes modernos más importantes, en el estudio de las relaciones entre lengua y sociedad, lo ofrece Saussure en su Curso de Lingüística General. En él nos plantea Saussure que "la lengua es un producto social de la facultad del lenguaje". Es decir, lo social aparece como clave dentro del ámbito de la lengua.

En 1972 aparecen tres antologías importantísimas para el desarrollo de la disciplina: Directions in Sociolinguistics, Sociolinguistics y Language and Social context. Tras esto las grandes figuras de la investigación: W. Labov2, R.A. Hudson3, A. Fishman4, o D.H. Hymes, por citar algunos.

En España, también se muestran algunos intereses por relacionar lengua y sociedad. Por ejemplo, Menéndez Pidal explica el español del sur de América.

García de Diego en 1926 ya hablaba de dialectos verticales (dialectos sociales). Como antecedentes también podemos hablar de la dialectología y de la geografía lingüística. ésta última se encarga del estudio de la lengua sobre el terreno, además, de la elaboración de atlas lingüísticos. Así, a partir de 1930 aparece el Atlas Ítalo-suizo de Jud y Jaberg. 

No cabe duda, pues, de que el factor social va cobrando, a medida que pasa el tiempo, más importancia. El Atlas de EE.UU. tiene en cuenta a los hablantes de todas las clases sociales. En España, Manuel Alvar incluye también en sus trabajos distintas clases sociales.

Así pues, como hemos podido ver, es a partir de 1964 cuando realmente comienza a haber una gran expansión de la sociolingüística. ésta comienza a desplegarse. No obstante, debemos reconocer que la sociolingüística de los años sesenta no se extiende como escuela unitaria sino que debajo de su nombre, sociolingüística, se incluyen escuelas diferentes. Distinguiremos, entonces, la Sociolingüística urbana o variacionista, propulsada por Labov, en la que se ubica la revista Language Variation and Change; hay que hablar también de la Etnografía de la comunicación de D.H. Hymes, y de la revista Language in Society; y por último no podemos olvidar la Sociología del lenguaje de J. Fishman, y su revista correspondiente International Journal of Sociology of Language.

Por otra parte, no podemos decir que la sociolingüística tuviera tan gran acogida y desarrollo en el mundo hispanoablante, si exceptuamos, claro está, las unidades de sociolingüística escritas en 1978 por Humberto López Morales y la difusión en España del trabajo sociolingüístico hecho en Norteamérica gracias a Francisco Moreno Fernández5.

Como decíamos, el estudio de la sociolingüística se cubre a través de distintas escuelas y distintas maneras de trabajar. Labov dirá que la sociolingüística es la disciplina que estudia las lenguas, tanto diacrónica como sincrónicamente, pero en su contexto social. La sociolingüística, pues, se presenta como la única lingüística que merece la pena. Hudson, por su parte, insiste en que el estudio del lenguaje desde el punto de vista asocial casi no merece la pena. Los máximos defensores de una lingüística asocial serán los generativistas.

Un aspecto más que incide sobre el carácter tan heterogéneo de la sociolingüistica es el que se refiere a la concepción que se tiene y uso que se da a la disciplina en Estados Unidos o en los países mediterráneos. Es decir, en Estados Unidos la sociolingüística ha sustituido a los estudios dialectales, mientras que en España, Italia o Francia la sociolingüística no ha venido a sustituir plenamente a la dialectología6

Pero lo que realmente nos interesa abordar ahora aquí es la exposición del pensamiento de unos cuantos estudiosos que se preocupan por marcar las diferencias o semejanzas entre la sociolingüística y la sociología de lenguaje. 

2.- SOCIOLINGÜÍSTICA Y SOCIOLOGÍA DEL LENGUAJE 

Sobre las diferencias y similitudes entre la sociología del lenguaje y la sociolingüística se han escrito ríos de tinta. Yo me limitaré a recoger de manera breve algunas de las aportaciones más interesantes al respecto, entre las que sin duda se encuentra la amplia exposición de Humberto López Morales7

"Las distinciones entre sociolingüística y sociología del lenguaje han sido muy discutidas. Las posturas están aquí encontradas: las más extremas las ven como disciplinas totalmente diferenciadas o, por el contrario, como dos caras de la misma moneda, si es que no las funden del todo. Hay una gama de posiciones intermedias, algunas conciliadoras, y no faltan los defensores de la interdisciplinariedad. Trudgill (1978) señala que cierto tipo de estudios sociolingüísticos son casi enteramente sociológicos en sus objetivos; algunos parecen incluso caer fuera de la sociología del lenguaje. Otros, sin embargo, combinan elementos de ambas ciencias, por ejemplo, los estudios de la etnografía de la comunicación, los de bilingüismo, los de alternancia de códigos, los de diglosia y algunos aplicados a cuestiones educativas; Trudgill, a pesar de que cree que son auténticamente sociolingüísticos, prefiere reservar este término para los estudios de intención lingüística y hablar aquí de lingüística antropológica, de geolingüística, de psicología social del lenguaje, etc. El término sociolingüística en sí lo aplicaría sólo a los estudios de base empírica que analizan las lenguas en su contexto social. Se trata de otra forma de hacer lingüística, en la que sobresalen el examen de la variación y del cambio lingüísticos. Para Hudson, que se ha ocupado con algún detalle del asunto, la sociolingüística es "el estudio del lenguaje en relación con la sociedad", mientras que la sociología del lenguaje es "el estudio de la sociedad en relación con el lenguaje". La glosa de Wardhaugh (1986: 12-13) a estas definiciones explica que la sociolingüística estudia la sociedad para conocer lo mejor posible lo que es el lenguaje, y viceversa, es decir, la investigación de las relaciones entre lengua y sociedad tendrán para la sociolingüística el objetivo de llegar a comprender mejor la estructura de las lenguas y su funcionamiento comunicativo; la sociología del lenguaje perseguirá un mejor entendimiento de la estructura social a través del estudio del lenguaje. Hudson concluye, sin embargo, que la diferencia entre sociolingüística y sociología del lenguaje es sobre todo, una diferencia de énfasis, según el investigador esté más interesado por el lenguaje o por la sociedad, y también su mayor experiencia en el análisis de los hechos sociales. Hay una extensa área de superimposición de las disciplinas, y parece inútil separalas más claramente de lo que lo están actualmente". Pero la separación e identificación de disciplinas no es un juego caprichoso sin más interés que el propiamente teórico; la delimitación de unos objetivos es tarea primordial, no sólo para la creación de modelos, de hipótesis de trabajo en general, sino para el desarrollo de estrategias, técnicas e instrumentos de investigación adecuados".

Por otra parte, Fishman8, importante ideólogo en el marco de la sociología del lenguaje, afirmará que:

"El campo de la sociología del lenguaje se define como un punto sobre el que converge el espectro total de temas relacionados con la organización social de la conducta lingüística.......".

"Nos ocupamos de una perspectiva que abarca la totalidad de problemas relacionados con el lenguaje, una perspectiva que se mostrará revolucionaria en las últimas consecuencias si se constituye realmente en un campo de investigación.......".

"Nos proponemos estudiar todo lo que se relacione con el lenguaje desde el punto de vista de su función social.....". 

"El hombre en cuanto usuario normal de la lengua está constantemente ligado a los demás mediante normas de conducta compartidas. La sociología del lenguaje examina la interacción entre estos dos aspectos de la conducta humana. Dicho brevemente, la sociología del lenguaje se ocupa del espectro total de temas relacionados con la organización social del comportamiento lingüístico, incluyendo no sólo el uso lingüístico per se sino también las mismas actitudes lingüísticas y los comportamientos explícitos hacia la lengua y hacia sus usuarios.".

Fishman distingue dentro de la sociología del lenguaje dos tipos de estudios:

"La sociología descriptiva de las lenguas intenta contestar a la pregunta ¿quién habla (o escribe) qué lenguas (o variedad lingüística a quién y cuándo y con qué fin?.... Pretende descubrir las normas del uso lingüístico, es decir, las estructuras sociales generalmente aceptadas del uso lingüístico, del comportamiento y actitud ante el lenguaje de las retículas y comunidades sociales concretas, ya grandes, ya pequeñas....."

"La otra parte de la sociología del lenguaje, la sociología dinámica del lenguaje, intenta dar contestación al interrogante ¿qué es lo que explica las diferentes causas del cambio de la organización social del uso lingüístico y del comportamiento ante el lenguaje..."

"Estas dos subdivisiones consideradas conjuntamente constituyen la sociología del lenguaje, un todo que es mayor que la mera suma de sus partes".

En conclusión Fishman dirá que la sociología del lenguaje es

"el estudio de las características de las variedades de lengua, las de sus funciones y las de sus hablantes en la medida en que estas tres se interrelacionan, cambian y modifican mutua y constantemente en y entre las comunidades lingüísticas".

Jean Baptiste Marcellesi y Bernerd Gardin9 insisten en la dificultad de distinguir con claridad la etnolingüística, la sociolingüística, la sociología del lenguaje y la lingüística social:

"¿Se ocupan la sociología del lenguaje y la sociolingüística de la lengua como objeto o como medio, como clave para alcanzar otros hechos? No es posible responder con claridad: existe en efecto la sociolingüística de los sociólogos; existe igualmente una sociolingüística que se ocupa de las relaciones interpersonales, de los roles. De manera que se mezclan el conjunto de problemas que nos interesan, el que atañe a la determinación de las constantes en las conductas lingüísticas de los grupos e incluye entre otros, para no hablar sino de investigaciones bien afianzadas en Francia, la dialectología, la lexicografía política y la técnica y el análisis del discurso. Por todo esto proponemos aislar un sub-conjunto de la sociolingüística y llamar lingüística socio-diferencial o lingüística social a la disciplina que se ocupará de las conductas lingüísticas colectivas que caracterizan grupos sociales, en la medida en que se diferencian y entran en contraste en la misma comunidad lingüística global. Quedan por situar sociología del lenguaje y sociolingüística..... Nos proponemos llamar sociología del lenguaje a la actividad que tiende a descubrir, a través de los datos lingüísticos, hechos no lingüísticos procedentes de las ciencias humanas (por ejemplo, investigar las barreras sociales, tales como el origen, la formación cultural de cada uno, etc. a través de su actividad del lenguaje) y hacer de la lingüística social un sector particular de la sociolingüística.".

Francisco Moreno Fernández10 piensa que la sociolingüística y la sociología del lenguaje son dos ciencias distintas que tienen caminos, o puntos, comunes.

Obra clásica para la sociología es la de A. Comte, uno de los padres de la sociología. Pierre Arnaud11 nos ofrece el temprano testimonio del interés de Comte por la sociología: 

"Pongámonos en relación con los hombres para trabajar en el mejoramiento de su suerte". Tal es el voto de Auguste Comte cuando, apenas alcanzada la mayoría de edad, el 24 de septiembre de 1819, escribe a su amigo Valat una carta plena de vibrante altruismo. El acto de nacimiento de la sociología habrá de esperar todavía veinte años".

Otra obra clásica, ésta dentro de las relaciones entre sociedad y lenguaje es la de Marcel Cohen12, quien aboga por la colaboración de la psicología, sociología y lingüística en el estudio de esas relaciones. 

Rona13 distingue entre sociolingüística lingüística -es decir, la parte de la sociolingüística más preocupada por la lingüística- y sociolingüística alingüística -es decir, la sociología del lenguaje: la parte de la sociolingüística más preocupada por lo social.

Por último me gustaría presentar un fragmento del condesado estudio que  ofrece el profesor Juan Andrés Villena Ponsoda14 acerca del tema que nos está ocupando todo este segundo punto del trabajo:

"La posición actualmente más razonable, juiciosa y extendida entre los lingüistas consiste en la aceptación pasiva de la división especializada de la ciencia del lenguaje general (Sprachwissenschaft) en modelos distintos (de la capacidad lingüística y de la actuación verbal o de la concreción sociocontextual y discursiva), que corresponden a aspectos reales diferentes. Ello conduce a dar un cierto carácter tolerante o conformista a la lingüística contemporánea (Linguistik), que se erige como teoría unitaria sobre el lenguaje considerado como hecho formal específico, funcional social y práctico o político.

En el primer caso, se trata de la teoría gramatical, en sentido lato, y más o menos profundamente ampliada o modificada en la línea de una "profecía de autoliquidación", bajo la forma de lingüística realista; esto es, la lingüística del parentesco o la similaridad, que parte de la presuposición acerca de la existencia de una semejanza subyacente de contenido (sea funcional o semántico), como condición de la variabilidad o diferenciación lingüística observable.

El segundo caso corresponde a la lingüística del contraste o de la diferencia; a saber, la teoría lingüística constituida socialmente, que, frente al caso anterior, se basa en la constatación de diferencias reales de contenido de las que las lenguas son síntomas (probablemente es más oportuno referirse a disciplinas del habla y de la comunicación, y oponerlas a las propiamente lingüísticas; ya sean variacionistas, ya claramente de inspiración e interés sociológico o interdisciplinar.

El tercer caso, por último, corresponde a la actividad práctica o aplicada lingüisticosocial. Los planteamientos aplicados o prácticos son ajenos tanto al interés por los límites de la forma lingüística (teoría gramatical y teoría de la variación gramatical), como por los usos o funciones lingüísticos en contraste (teoría del lenguaje y de las funciones lingüísticas. En consecuencia, admiten ante todo el destino de intervención efectiva en la vida social (manipulación lingüística). Ahora bien, dicho componente práctico o aplicado está más o menos explícitamente en todas las corrientes y escuelas de investigación sociolingüística (ya sea con intención de control y mantenimiento del statu quo, ya sea con el interés contrario de subrayar, transformar o aclarar conflictos sociales o desigualdades de acceso a bienes materiales o simbólicos).

Tales son, pues, los polos alrededor de los cuales gira la reflexión contemporánea sobre el lenguaje como hecho social: ciencias lingüísticas del parentesco, ciencias comunicativas del contraste y ciencias aplicadas o de la intervención en la vida social".

3.- NIVELES DE ANÁLISIS SOCIOLINGÜÍSTICO 

Francisco Moreno Fernández15 ofrece una buena distinción de los distintos niveles que podemos encontrar a la hora de emprender un análisis sociolingüístico. Así, hablará de:

  • A) NIVEL MACROSOCIOLÓGICO, o nivel sociológico, que se encargará del estudio sociológico de las lenguas, Por lo tanto, es el nivel en que se ubica la sociología del lenguaje, y todo lo que ella conlleva.

  • B) NIVEL MICROSOCIOLÓGICO, o etnográfico. Comprende el estudio etnográfico de las lenguas en las comunidades de habla y en los grupos sociales.

    Continúa diciendo Francisco Moreno Fernández que sería necesario añadir un tercer nivel más para completar del todo el análisis sociolingüístico. Este nivel sería:

  • C) NIVEL LINGÜÍSTICO, o de la sociolingüística estricta, que analizaría la variación en su contexto social.

3.1.- Nivel macrosociológico

En el nivel macrosociológico se daría, pues, el interés por las situaciones de bilingüismo, plurilingüismo, la planificación lingüística y política lingüística, las actitudes lingüísticas, la influencia de la economía, el sexo, la edad en la lengua, es decir, cómo influyen ciertos fenómenos sociales sobre la lengua. Estamos, entonces, en una sociología del lenguaje.

Fishman, como ya dijimos, opina que la sociología del lenguaje es más importante que la sociolingüística. Para él no existen dos disciplinas distintas e independientes. Sólo hay una disciplina, la sociología del lenguaje, y dentro de ésta hay una parte dedicada a la sociolingüística. Entiende que la lengua es un aspecto más de la sociedad, y no al revés.

Fishman distingue dos tipos de problemas dentro de la sociología del lenguaje: macroproblemas y microproblemas. Los primeros son los que tienen que ver con la diversidad lingüística y el modo en que ésta se refleja en la diversidad social, es decir, la preocupación por el plurilingüismo, la diglosia, las actitudes lingüísticas o la adquisición social de la lengua, por ejemplo. Los microproblemas son los que tienen que ver con la interacción lingüística dentro de grupos sociales pequeños, es decir, cómo se organiza la conversación o cómo funciona la cortesía, por ejemplo.

Me parece necesario, por el carácter teórico del presente trabajo, exponer algunas definiciones16 de conceptos importantes que se tratan en la macrosociología.

-DIGLOSIA: situación lingüística relativamente estable en la cual, además 

de los dialectos primarios de la lengua (que puede incluir una lengua estándar o estándares regionales), hay una variedad superpuesta, muy divergente, altamente codificada (a menudo gramaticalmente más compleja), vehículo de una considerable parte de la literatura escrita ya sea de un período anterior o perteneciente a otra comunidad lingüística, que se aprende en su mayor parte a través de una enseñanza formal y se usa en forma oral o escrita para muchos fines formales, pero que no es empleada por ningún sector de la comunidad para la conversación ordinaria (Ch. Ferguson)

-BILINGÜISMO: dominio pleno, simultáneo y alternante de dos lenguas. Dominio nativo de dos lenguas (L. Bloomfield). Uso de expresiones completas y con significado en otras lenguas (E. Haugen). Práctica de dos lenguas usadas alternativamente (U. Weinreich). 

-ACTITUD LINGÜÍSTICA: manifestación de la actitud social del individuo centrada y referida específicamente tanto a la lengua como al uso que de ella se hace en sociedad.

3.2.- Nivel microsociológico

En este nivel, se abordan los temas relacionados con la etnografía de la comunicación. ésta es17 "una línea de investigación sociológica, etnográfica y lingüística creada por Dell Hymes en 1962".

Los objetivos de Hymes, como bien recoge Francisco Moreno, son dos:

a) Crear un método válido para la descripción y análisis de los acontecimientos del hablar en las comunidades de habla.

b) Descubrir la economía de habla de las sociedades.

La corriente de Hymes se encuentra con algunos problemas metodológicos. Por ejemplo la ausencia de análisis estadísticos de las formas de interacción cotidianas, o también, la interacción social posee numerosos procesos tácitos.

El primer manual introductorio sobre etnografía de la comunicación lo publica Muriel Saville-Troike.

Algunas de las caraterísticas principales de la etnografía de la comunicación son las siguientes:

1) Concibe la lengua desde una perspectiva etnográfica, es decir, lengua como un sistema de comunicación social que debe interpretarse dentro de contextos específicos. 

2) Trabaja principalmente con grupos sociales o comunidades de pequeñas dimensiones.

3) Utiliza una metodología típicamente etnográfica, es decir, la observación y la anotación directa de la realidad.

4) Utiliza técnicas cualitativas a la hora de hacer los análisis y las interpretaciones.

Como en el nivel anterior, en éste también resulta necesario exponer algunas definiciones importantes:

-SITUACIÓN COMUNICATIVA: contexto en que se produce una comunicación; lugar y momento en que interactúan dos o más individuos o participantes.

-COMUNIDAD DE HABLA: conjunto de hablantes que comparten al menos una variedad lingüística, unas reglas de uso, una interpretación de ese uso, unas actitudes y una misma valoración de las formas lingüísticas.

3.3.- Nivel lingüístico

En este nivel tendríamos que hablar del trabajo de estudiosos como W. Labov, N. Bailey, R.W. Shuy, Cedergren, David Sankoff o Humberto López Morales. Sus grandes aportaciones aparecen muy bien recogidas en el libro de Francisco Moreno Sociolingüística en EE.UU. (1975-1985) 18.

Según Labov el cambio es variación, y todo cambio implica la existencia de variación. El cambio lingüístico es un complejísimo proceso que implica factores sociales, geográficos, psicológicos y pragmáticos. Cinco son los problemas principales con los que se enfrenta el cambio lingüístico:

1) Las restricciones: determinar los factores que hacen posibles unos cambios e imposibles otros.

2) La transición: explicar cómo se desarrolla el cambio lingüístico.

3) La adaptación o inserción: determinar cómo un cambio en curso se adapta al sistema lingüístico y social que lo rodea.

4) Actitud: qué actitud despierta el cambio en los hablantes.

5) Consumación o actualización: explicar por qué un cambio lingüístico se ha producido en unas coordenadas espacio-temporales concretas.

Los conceptos que son centro de interés en este apartado son:

-VARIACIÓN LINGÜÍSTICA: alternancia de dos o más expresiones de un mismo elemento que no supone ningún tipo de alteración o de cambio de naturaleza semántica.

-VARIACIÓN SOCIOLINGÜÍSTICA: alternancia de dos o más expresiones de un mismo elemento que no supone ningún tipo de alteración o de cambio de naturaleza semántica y que está condicionada por factores lingüísticos y sociales.

-REGLA VARIABLE: regla que incluye información lingüística y sociolingüística sobre un fenómeno de variación, indicando las probabilidades de que el fenómeno se manifieste de una forma determinada en unas condiciones sociolingüísticas y estilísticas determinadas.

-CAMBIO LINGÜÍSTICO: proceso de modificación de una característica lingüística.

4.- CONCLUSIONES 

4.1.- A lo largo del presente trabajo se han abordado muchos conceptos que buscan la explicación de las relaciones entre lengua y sociedad. éstos conceptos o ideas se han repartido en tres puntos esenciales: 

1) La sociolingüística antes de 1964: en este apartado se pretendió una primera aproximación a la disciplina. Para ello hablamos de una fecha clave "1964". Esto nos servía para entender cómo a partir de este nacimiento de la sociolingüística no podíamos hablar de una sola escuela sino que, por el contrario, el estudio de la lengua y sociedad irá denominándose de una manera u otra según el enfoque y el énfasis que persiga el investigador. Comentábamos también el distinto tratamiento que recibía la sociolingüística en Estados Unidos en comparación con los países mediterráneos en que la disciplina se camufla más bien, al menos en un principio, bajo el nombre de "dialectología". Pero este primer punto, como ya decía, sólo pretendía ser un primer punto de contacto que refrescara mediante cuestiones de carácter general datos que ya conocíamos.

2) Sociolingüística y sociología del lenguaje: En este segundo apartado se perseguía una exposición sobre la situación, más o menos actual, en que se encuentra el debate sobre las afinidades y diferencias entre la sociología del lenguaje y la sociolingüística. Para ello tomé como referencia las citas de estudiosos como Humberto López Morales, que ofrece una panorámica general sobre las posturas más relevantes, J. Fishman, como máximo representante de la sociología del lenguaje, Jean Baptiste Marcellesi y Bernerd Gardin, Francisco Moreno Fernández, A. Comte, el padre de la sociología, Marcel Cohen, un clásico ya, Rona, y, por último, la complicada aportación, por su carácter lógico-filosófico, de Juan Andrés de Villena Ponsoda.

3) Niveles de análisis sociolingüístico: Francisco Moreno Fernandez ha sido fiel guía en la realización de este apartado. En él hemos hablado de los tres niveles de análisis que hay: el nivel macrosociológico, en que se encuentra la sociología del lenguaje de Fishman; el nivel microsociológico, en que se ubica la etnografía de la comunicación de D.H. Hymes; y el nivel lingüístico, en que se halla la sociolingüísitica propiamente dicha.

4.2.- Por último, y tras este resumen esquemático del trabajo, parece claro que ha llegado el momento de dar una opinión personal acerca de todo lo que hemos visto. 

Independientemente de lo que el lector deduzca del trabajo, yo he de reconocer que la formación académica que he recibido me obliga a tratar la sociolingüística y la sociología del lenguaje como dos disciplinas diferentes aunque compartan algunos puntos comunes. Por ello, resalto la idea de que la sociolingüística se preocupa más por lo lingüístico de una lengua en la sociedad; mientras que la sociología del lenguaje se preocupa de los distintos aspectos de la sociedad usando, en el caso de la sociología del lenguaje, la lengua como útil instrumento de apoyo y referencia para el estudio de los aspectos sociales, no de los aspectos lingüísticos. Por ejemplo, si un político va a emprender un campaña (política) en Cataluña y desea saber si debe hacerlo en castellano o catalán para ganarse el máximo de votos del pueblo catalán, acudirá a los sociólogos del lenguaje para que averigüen cuál es la actitud lingüística que tienen los catalanes frente al castellano o catalán en un contexto condicionado por la política.

El sociolingüista, por el contrario, no busca tanto conocer qué actitud puede tener un hablante determinado hacia una lengua como sí estudiar el uso real que hace ese hablante de su lengua. Por ejemplo, qué rasgos lingüísticos caracterizan a un hablante de clase social baja del sur de España. Lo social se utiliza en este caso para llegar a un mejor conocimiento de la lengua. En la sociología del lenguaje es la lengua el instrumento utilizado para llegar a un mayor conocimiento de la sociedad. 

No obstante, como bien apunta Humberto López Morales, hay casos para todos los gustos. Hay quienes establecen diferencias radicales entre ambas disciplinas, y hay quienes, por el contrario las funden. 

En cualquier caso, los distintos niveles de análisis sociolingüístico permiten que el estudio de las relaciones entre lengua y sociedad se aborde desde distintos énfasis obteniendo así, también, distintos tipos de estudio que enriquecen nuestro conocimiento acerca de estas dos realidades que condicionan nuestra existencia: lengua y sociedad.

NOTAS

(1) MORENO FERNáNDEZ, Francisco, Sociolingüística en EE.UU. (1975-1985), Málaga, ágora, 1988.

(2) Véase Humberto López Morales (op.cit.) para obtener más información sobre la herencia que la sociolingüística recibe de la dialectología.

(3) Véase para mayor detalle Humberto López Morales, (op.cit) nota 5 del capítulo I.

(4) LÓPEZ MORALES, Humberto, Sociolingüística, Madrid, Gredos, 1986.

(5) LABOV, William, Modelos sociolingüísticos, Madrid, Cátedra, 1983.

(6) HUDSON, R.A.., La sociolingüística, Barcelona, Anagrama, 1981.

(7) FISHMAN, Joshua, Sociología del lenguaje, Madrid, cátedra, 1979.

(8) FISHMAN, J., Sociología del lenguaje, Madrid, Cátedra, 1979.

(9) Jean Baptiste Marcellesi y Bernerd Gardin, Introducción a la sociolingüística, Madrid, Gredos, 1978.

(10) Estas ideas están tomadas de las anotaciones hechas en clase al profesor Francisco Moreno Fernández, quien muestra, a su vez, el mismo criterio que Humberto López Morales.

(11) ARNAUD, Pierre, Sociología de Comte, Barcelona, Edicions 62, 1986. Véase también Tres ensayos sociológicos, México, U.N.A.M., 1979.

(12) MARCEL COHEN, Manual para una sociología del lenguaje, Madrid, Fundamentos, 1974.

(13) Véase MORENO FERNáNDEZ, Francisco, Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje, Barcelona, Ariel, 1998.

(14) VILLENA PONSODA, Juan Andrés, Fundamentos del pensamiento social sobre el lenguaje (constitución y crítica de la sociolingüística), Málaga, Hybris, 1992.

(15) MORENO FERNáNDEZ, Francisco, op.cit. p.10, (nota 13).

(16) Las definiciones han sido tomadas del glosario sociolingüístico que presenta Francisco Moreno Fernández al final de su libro Principios de sociolingüística y sociología del lenguaje. Pp. 346-354.

(17) MORENO FERNáNDEZ, Francisco, Sociolingüística en EE.UU. (1975-1985), Málaga, Agora, 1988

(18) MORENO FERNáNDEZ, Francisco, op.cit. p.14.

BIBLIOGRAFÍA

La bibliografía utilizada aparece recogida en las notas que hay a lo largo del trabajo. Sólo cabe añadir que se ha usado también parte de los apuntes obtenidos en las clases de Sociolingüística y Sociología del lenguaje, impartidas en la Universidad de Alcalá de Henares.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here