Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Afro-asiática > Rama Semítica > Lengua fenicia
Lengua fenicia

Historia

El hebreo, fenicio y las lenguas del otro lado del Jordán, como el amonita, moabita y edomita, incluso el ugarítico y palabras cananeas tempranas y construcciones en los textos acadios de El-Amarna, constituyen la rama cananea del grupo semita. Salvo el hebreo, todos los demás han muerto y fueron olvidados hasta que las inscripciones pudieron descifrarse a partir del siglo XVIII. En el Mediterráneo oriental, el fenicio fue usado hasta el primer siglo a. C. y en el norte de África subsistió hasta el siglo V d. C.

Al contrario del bien documentado hebreo, sus vecinos cananeos son sólo conocidos por unos pocos cientos de testimonios epigráficos de la primera mitad del primer milenio a. C., siendo muchos de ellos fragmentarios o cortos. De la presumiblemente rica literatura de los fenicios, los inventores del alfabeto, nada sobrevivió en el original. Hay muchas miles de inscripciones, la mayoría de ellas del tipo de fórmula votiva, encontradas en el norte de África, principalmente en Cartago, escritas en un dialecto fenicio, el púnico. Otras están escritas en griego o en letras romanas; de hecho Plauto, autor latino, insertó en su obra Poenulus una conversación púnica en escritura latina.

Todas estas lenguas fueron olvidadas y no fue hasta el siglo XVIII que el alfabeto fenicio pudo descifrarse. La estrecha relación entre esas lenguas y el hebreo bíblico ayudó en gran manera. En el siglo XIX se descubrieron importantes textos como la inscripción de Mesa, rey de Moab, incrementándose ese patrimonio en tiempos recientes con las inscripciones moabitas.

Los registros más antiguos proceden de la segunda mitad de segundo milenio a. C. y los últimos del siglo II d. C.

Datos

Dialectos

Los fenicios vivieron en una franja de territorio que correspondería a lo que hoy es Líbano, llevando su lengua a otras regiones del Mediterráneo. El dialecto púnico se desarrolló en Cartago hacia la mitad del primer milenio a. C. y tras la destrucción de esa ciudad el 146 a. C. el neo-púnico fue usado durante varios siglos en el norte de África y Cerdeña.

Escritura

La lengua fue escrita en una escrita lineal (de derecha a izquierda), denominada fenicia, que tuvo muchas variantes a los largo de 2.000 años. Básicamente la escritura consistía de 22 consonantes que representan fonemas, sus geminadas y vocales contiguas.

Gramática

El fenicio tiene dos géneros, masculino y femenino y tres números, singular, dual y plural. Como en otras lenguas semíticas el marcador femenino es -t. Las designaciones para las partes dobles del cuerpo y para ciertos fenómenos naturales son también femeninos, como yd 'mano' šmš 'sol'.

La terminación plural es -aji/am. El masculino plural se marca con la terminación -Vm, como khn 'sacerdote', khnim; mlk 'rey', mlkm. El femenino plural tiene por terminación -ut, como alonut 'diosa', alonim valonuth 'dioses y diosas'.

La numeración del 1 al 10 es la típica en semítico septentrional: 'had, nm/'šnm, šlš, 'rb'/rb', hmš, šš, šb', šmn, tš', 'šr.

Los verbos fenicios expresan más el aspecto que el tiempo y se conocen pocas formas con certeza. El aspecto perfecto va marcado por sufijo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here