Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Altaica > Rama Túrcica > Lengua Karaim
Lengua Karaim

Situación geográfica

Historia

La religión tradicional de los caraítas es el judaísmo, aunque ellos no son étnicamente judíos, habiendo desarrollado su lengua por escrito usando el alfabeto hebreo; su lengua tiene un gran número de préstamos religiosos y seculares de la hebrea; por ejemplo adonai 'Dios', sem 'nombre', guf 'cuerpo'. Actualmente esta lengua escrita sólo se usa para propósitos litúrgicos.

Los caraítas representan la supervivencia del judaísmo en conexión con la adopción de la religión judía como creencia oficial en el Imperio Jazar. Los jazares se convirtieron, el rey a su cabeza, a la religión de Moisés, a causa de un sueño que tuvo el rey Bulan. Jazar, país de los jazares, es un pueblo de origen turco cuya vida e historia se encuentran entrelazadas con el origen de la historia de los judíos en Rusia. El reino de los jazares existía antes de que los varangianos fundaran la monarquía rusa en el año 855. Parece que los judíos han habitado las riberas de los mares Negro y Caspio desde los principios de nuestra era. La evidencia histórica señala a la región de los Urales como el lugar de asentamiento de los jazares. Los autores clásicos medievales conocían a este pueblo bajo el nombre de jozaros, kazires, akazires, akatzires, en las crónicas ruso se les denominaba con el nombre de ugry byelyye.

Pero son los autores armenios a partir del siglo V quienes proporcionan la más amplia información sobre este pueblo. Llegaron a Armenia, juntamente con los basileos en el año 198 y aunque al principio fueron rechazados, se convirtieron posteriormente en factor importante en la historia de Armenia durante más de 800 años. En el siglo IV de nuestra era los jazares se alían con los bizantinos para protegerse del imperio persa que ha conquistado Armenia. Esta alianza se renovó periódicamente hasta que los jazares fueron derrotados por los rusos y absorbidos m su vasto imperio.

A mediados del siglo VI los jazares se movieron hacia el Oeste y se establecieron en un territorio comprendido por el mar de Azov, los ríos Don y Volga, el mar Caspio y la región septentrional del Cáucaso. Hacia el siglo VII los godos caucásicos fueron sometidos por los jazares y ya en esta época los jazares son lo suficientemente poderosos como para enviar al Emperador Heraclio de Bizancio un ejército de 40.000 hombres con el que derrota a los persas en los años 626-627. En la batalla de Kizliar los jazares arrasaron a los árabes matando a 4.000 de ellos juntamente con su caudillo.

Hacia el año 679 los jazares sometieron a los búlgaros y extendieron su dominio hacia el Oeste entre el Don y el Dnieper. Por estas fechas el chagan jazar, juntamente con gran número de paganos abrazó la religión hebrea. Hay discrepancia sobre la fecha en que se convirtieron: algunos autores opinan que esto ocurrió en el año 680; otros creen que fue en el año 740.

Uno de los sucesores del rey Bulan, llamado Obadiah, consolidó el reino y la religión hebrea. Invitó a eruditos hebreos a que se establecieran en sus dominios fundando sinagogas y escuelas. Al pueblo se le enseñaba la Biblia, la Mishna y el Talmud. Los jazares comenzaron a emplear el alfabeto hebreo. El relato que el rey José hizo de la conversión de los jazares se acerca bastante a la realidad histórica, aunque existen pequeñas discrepancias. Según lbn Fadlan solamente el rey y sus grandes y unos cuantos de sus seguidores se convirtieron al judaísmo; el resto de los jazares eran cristianos, musulmanes y paganos, constituyendo los judíos sólo una pequeña minoría. Parece ser que bajo el reinado del rey Obadiah, y debido a su celo misionario, grandes masas de la población se convirtieron a la religión judía y que estas conversiones en masa fueron la causa de las embajadas cristianas que Bizancio envió al reino de los jazares.

Según la correspondencia entre el rey José y Hasdai1, parece que existieron dos judíos españoles, Judah ben Natham y José Gagris que lograron establecerse en el país de los jazares. El geógrafo árabe lbn Khurdadhbah enumera diversas rutas que emplearon los mercaderes judíos radanitas, siendo la más famosa la que partiendo de España atravesaba Francia, el país de Nyemetz (Alemania), el país de los eslavos (Eslavonia), hasta llegar a Atel, capital del país de los jazares, continuando la ruta por Transoxania y el país de Tagasga teniendo como destino China y la India; comerciaban con eunucos, sederías, pieles, niños, alcanfor, áloe, canela, etc,

Alrededor del año 960, Hasdai ibn Shaprut, ministro de asuntos extranjeros de Abd-al Rahman de Córdoba escribe una carta al rey José de los jazares en la que le cuenta que las primeras noticias de este reino las obtuvo a través de unos enviados llegados de Jorasan, noticias que fueron corroboradas por los embajadores de Bizancio. Estos relataron al ministro que las relaciones entre Bizancio y el reino de los jazares eran óptimas, intercambiando pieles, pescado y otros productos, empleándose en el viaje entre ambos reinos no más de quince días. Hasdai envió un emisario al rey José, pero no alcanzó su meta al ser interceptado y detenido por los griegos, quienes finalmente le hicieron regresar a Córdoba. Finalmente, y después de muchas peripecias el mensaje llegó a través de viajeros judíos quienes llevaron la misiva por Hungría, Bulgaria y Rusia. En la carta Hasdai pregunta al rey José qué sabe sobre "el fin de los milagros", es decir, la venida del Mesías.

Unos cinco años después de la correspondencia entre el rey de los jazares y el ministro cordobés comienza el declinar de este reino. El príncipe ruso Swyatoslaw invadió el reino y tardó más de cuatro años en conquistar la capital, Atel. El último chagan fue hecho prisionero y la población se dispersó, cayendo muchos de los habitantes prisioneros de los rusos. Otros emigraron a Hungria y la familia real pudo escapar, instalándose en España. La mayor parte, sin embargo, permaneció en el reino, siendo los actuales caraítas probables descendientes de ellos. Hasta el siglo XIII se conoció a la península de Crimea con el nombre de "Gazaria", italianización de la palabra "Jazaria".

En conexión con el término caraítas está el de caraíta, que tiene que con una escisión que se produjo en el seno del judaísmo hacia la mitad del siglo VIII. Si la relación es real o no es algo que está por ver, pero mencionamos la historia de este movimiento a continuación. Tuvo su origen en un hijo de la casa Bostanai, Anán ben David, un hombre culto y ambicioso que había sido excluido de la sucesión en la dignidad de exilarca. 

Profundamente decepcionado, el hijo del patriarca había abandonado Babilonia y se había establecido en Palestina, donde había agrupado a su alrededor la primera comunidad caraíta. Anán rechazaba la autoridad de los doctores de la ley, de los geonim de Babilonia y de todos los rabinos que seguían la tradición en la explicación de la ley judía. Condenaba el Talmud, que falsificaba el judaísmo por el hecho de que no solamente añade muchas cosas a la Torá sino muy especialmente porque ha suprimido otras que según lo escrito en la Sagrada Escritura debían tener validez en todos los tiempos. Anán reconoce únicamente autoridad a la Biblia; ella sola debería considerarse como norma y la vida religiosa debería organizarse siguiendo su interpretación al pie de la letra.

La doctrina de Anán representaba una declaración de guerra contra el Talmud y los rabinos. Y está claro que tenía que remover los ánimos hasta lo más profundo y promover una activa lucha de los espíritus. Pues con esta nueva doctrina aparece de nuevo la escisión existente desde los tiempos antiguos y que se creía olvidada desde hacía mucho tiempo; la tenaz división de criterios entre los saduceos y los fariseos. Convencidos de que el judaísmo sólo podía vivir según las leyes bíblicas -sin variaciones, añadiduras y aclaraciones- los saduceos habían condenado la "enseñanza oral" de los fariseos. Con la pérdida del culto sacrificial después de la destrucción del templo, los saduceos se habían extinguido. Sus oponentes, los fariseos, habían obtenido con ello una victoria. La enseñanza bíblica de los rabinos, viva y en continuo proceso de desarrollo, había complementado la palabra de la Biblia, la había aclarado y la había fijado en el Talmud.

El nuevo movimiento de los caraítas se extendió con una rapidez extraordinaria. De Mesopotamia y Palestina pasó a los países vecinos, se estableció en Egipto y llegó hasta España. En todos los países del reino árabe los contrarios del Talmud hicieron pronto oír su voz. Sin embargo, la peligrosa escisión que durante un tiempo amenazó con dividir el judaísmo no logró el éxito definitivo. El partido de los caraítas se escindió a su vez en innumerables sectas y finalmente fue perdiendo cada vez más en importancia.

Datos

Los caraítas están siendo rápidamente asimilados étnica, pero especialmente lingüísticamente, por la población rusa. Su número descendió de algo más de 5.000 personas en el censo de 1959 a 4.500 en el de 1970, de los cuales sólo algo más del 10 por ciento tenían a la lengua caraíta como su lengua nativa.

En 1989 se contabilizaban 500 hablantes, incluyendo a 200 en Lituania y 100 en Crimea, aunque en realidad solo quedan 50 hablantes en Lituania y un pequeño número en Polonia, seis en Ucrania (Galich) y ninguno en Crimea. Dos tercios de los hablantes tienen más de 60 años. Ha habido esfuerzos recientes de revitalización lingüística en Lituania que dan algunas esperanzas a la lengua, por lo que estando seriamente amenazada no está todavía cercana a la extinción.

Dialectos

Hay tres dialectos principales:

  • Crimea.

  • Meridional (en el sudoeste de Ucrania).

  • Septentrional (en Lituania, como resultado de la emigración reciente).

Escritura

Es la única lengua túrcica que utiliza el alfabeto hebreo.


Génesis 1:1 en caraíta

Gramática

 

1Hasday ibn Shaprut fue médico personal del califa Abderramán III y su ministro de Comercio y Finanzas, además de diplomático y ministro de Asuntos Exteriores.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here