Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Altaica > Rama Túrcica > Lengua Uigur
Lengua Uigur

Situación geográfica

Historia

La lengua uigur es una lengua túrcica de la familia altaica. Los uigur son un antiguo pueblo cuya historia puede trazarse hasta los primeros siglos de la era cristiana. Hacia el siglo VIII d. C. establecieron un poderoso Estado en el Turkestán oriental y al ser derribado cien años después establecieron un nuevo reino en China occidental que sobrevivió hasta el surgimiento del Imperio Mongol.

El término uigur tiene varias connotaciones lingüísticas:

  • Uigur moderno.

  • Uigur antiguo, que fue la lengua del pueblo túrcico predominante en Asia central desde el siglo X al XIV. Aunque ese pueblo está relacionado con los actuales uigures no son ciertamente sus antepasados. El uigur antiguo fue la lengua de la administración y de la literatura, especialmente en el periodo Karakánida en el siglo XI y en el apogeo del Imperio Mongol.

  • Uigur amarillo, término global para cuatro grupos lingüísticos en Gansu, China, de los cuales sólo uno habla una lengua túrcica, los otros tres hablan mongol, chino y tibetano.

Los antiguos uigur fueron una tribu túrcica de Mongolia septentrional. En el año 745 d. C. tomaron el control del Imperio túrcico del que hasta entonces habían sido súbditos. En el 840 los kirguises, otra tribu túrcica, destruyó el Imperio uigur, huyendo éstos hacia el sur y estableciendo dos reinos, de los cuales uno fue el de los uigur amarillos, establecido en la garganta de Gansu, en el territorio chino entre la Gran Muralla y las Montañas Qilian, donde sus descendientes viven todavía. El otro y más importante grupo huyó al Turquestán chino y creó una civilización que no tuvo igual entre los pueblos túrcicos no musulmanes.

Los uigur ya habían establecido una cultura única para Asia central aun antes de huir de Mongolia; por un lado, al contrario que otros pueblos nómadas de ese tiempo, adoptaron una sofisticada religión: el maniqueísmo, y por otro fueron un permanente aliado de China, colocándose del lado de los Tang durante la rebelión An Lushan (755-757) y permaneciendo leales tras la revuelta. Pero fue tras sus asentamiento en el Turquestán chino que desarrollaron la cultura cosmopolita por la que son conocidos. La región había sido por mucho tiempo multilingüe y multiétnica, siendo el hogar de sogdianos, sakas y tocarios, cuyos registros escritos han jugado un papel de primer orden en los estudios indoeuropeos. También había otros elementos, principalmente túrcicos y semíticos, que habían precedido a los uigur. Todos estos ingredientes fueron absorbidos e influyeron en los uigur que al mismo tiempo retuvieron mucho de lo que habían traído, incluyendo su lengua.

En el Turquestán chino abandonaron su estilo de vida nómada y se establecieron dando lugar a una próspera sociedad. Su reino duró más de cuatro siglos, desde el 847 al 1270, lo suficiente para dejar una huella indeleble en el norte de China. Entre sus logros culturales son conocidos especialmente por dos: las pinturas murales halladas en su antigua capital de Khocho, en el nordeste de la región de la cuenca del Tarim, llamada cuenca Turfan, y la escritura uigur, llamada así aunque ellos no la inventaron, pues cuando ellos llegaron al Turquestán chino ya estaba en uso desde hacía siglos. Parece ser que algún desconocido pueblo túrcico la inventó y los uigur la adaptaron tomándola de los sogdianos, los antepasados iranios de los tayikos. Pero los uigur están asociados con la escritura porque crearon una literatura, obras maniqueas, nestorianas y budistas, así como tratados sobre astrología y poesía, y porque fueron el instrumento por medio del cual la escritura pasó a otros pueblos, el más importante de ellos los mongoles.

Datos

La mayor parte de los hablantes uigur viven en China, donde sobrepasan los 7 millones de personas, pero también hay algunos cientos de miles en Asia Central, especialmente Kazajistán, donde tienen su lengua por escrito y la usan en publicaciones, y también en Uzbekistán y Kirguizistán .

Dialectos

La actual lengua uigur se divide en dos grupos dialectales: uigur propiamente dicho y dialectos aislados, que incluyen el salar. El uigur propiamente dicho comprende los dialectos septentrionales y meridionales, una división geográfica más conveniente que real, pues hay muy poca diversidad entre ellos. 

Escritura

La antigua escritura uigur (usada desde el siglo VII en adelante) estaba basada en un modelo sogdiano y usada vez por los manchús y los mongoles. En los siglos XII-XIII se introdujo, bajo la dinastía Karakánida, el alfabeto árabe en Transoxania, mientras que la antigua escritura vertical continuó siendo usada por los uigures orientales. En China el uigur moderno se escribe en árabe con letras suplementarias y adaptadas para los sonidos uigures.

La antigua escritura uigur fue un alfabeto de 20 símbolos básicos, no siendo suficientes para representar todos los fonemas de la lengua uigur por lo que el contexto tenía que determinar el significado muchas veces. Por ejemplo, un símbolo fue usado para cuatro vocales: o, ö, u y ü; sólo uno para las consonantes g y k y aunque la p raramente estaba en posición inicial se usó el mismo símbolo para la b lo que originaba problemas. En muchos sentidos la escritura que se había usado en el valle del Orkhon, la runa turca, había demostrado ser un sistema más eficiente, aunque también tenía sólo 20 letras. Sin embargo, a pesar de sus imperfecciones el alfabeto uigur era fácil de aprender y usar, lo que se demuestra por la rapidez con la que los mongoles primero y los manchúes después los adoptaron. De esta manera los uigur fueron los que trajeron la literatura a Asia central.

La escritura era semítica en origen y como el árabe y el hebreo se escribía de derecha a izquierda. El alfabeto sogdiano, su antecesor, era una variante del alfabeto arameo. Al adoptar un sistema de escritura semítico los uigur estaban siguiendo una pauta de todos los pueblos altaicos, pues el alfabeto Orkhon era una adaptación del arameo y siglos más tarde con la introducción del Islam, todos los pueblos túrcicos escribirían sus lenguas en letras árabes.

Se puede preguntar la razón por la que estos sistemas de escritura semíticos tuvieron tanto éxito entre los pueblos altaicos. El concepto de representar palabras visualmente era conocido a estos nómadas antes de que hubieran visto una sola letra semítica y seguramente habían envidiado la literatura de la civilización china. Parte de la razón para dicha difusión semítica puede explicarse por el poder del Islam. Pero un problema más básico era la naturaleza de la escritura china, la única con la que los pueblos altaicos habían estado en contacto. De todos los sistemas de escritura usados nunca en Asia, los caracteres chinos son seguramente los menos convenientes para representar cualquier lengua que no sea aquella para la cual fueron creados. Para usarlos es preciso aprender chino y luego escribir en esa lengua. La enorme dificultad de adaptar los caracteres chinos a una lengua polisilábica y de flexión, como es la familia altaica, está más allá de la determinación de todos los pueblos septentrionales salvo el japonés. Sólo dos grupos altaicos: el khitan, pueblo que fundó la dinastía Liao (907-1125), y el jurchen, pueblo tungús que fundó la dinastía Jin (1115-1234), han hecho de los caracteres chinos un sistema de escritura para sus propias lenguas. Los alfabetos de Oriente Medio, a pesar de sus deficiencias, podían acomodarse mejor a esas lenguas septentrionales. La escritura es, pues, el don más importante que los semitas han dado a los pueblos septentrionales de China, siendo los uigur clave en esa difusión.

Con su conversión al isla en el siglo XIII, los uigur dejaron la escritura uigur en favor de la escritura sagrada de la nueva religión. Desde entonces hasta el siglo XX escribieron su lengua en letras árabes. En 1921 los uigur que vivían en el Turquestán ruso fueron obligados a usar el alfabeto cirílico, aunque los uigur de China continuaron escribiendo en árabe, salvo un corto periodo en 1975 cuando el gobierno chino experimentó con el uso de la romanización.

Gramática

Como resultado de varios cambios en sonidos, el sistema de armonía vocal túrcico ha sido desvirtuado considerablemente en uigur, por lo que esta lengua, junto con la uzbeka, está en proceso de perder su armonía vocal. Otra característica del uigur es el gran volumen de préstamos chinos, lo que refleja el intenso contacto con hablantes chinos.

La lengua tiene 8 vocales: i, e, ä, ö, ü, a , o, u

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here