Estamos en: Lenguas del Mundo > Complejo de lenguas áustricas > Familia Austronésica > Grupo Malayo-Polinesio > Occidentales > Lengua Malaya
Lengua Malaya

Historia

La lengua malaya o indonesia es miembro de la familia austronésica. Los textos más antiguos conocidos en malayo se hallaron en una inscripción en piedra que data del 683 d. C. Esta inscripción y algunas otras de fecha posterior se originaron en el Imperio marítimo hindú-budista de Srivajaya que tuvo su capital cerca de Palembang, en el sur de Sumatra, y que alcanzó la cumbre de su poder entre los siglos IX al XII gobernando sobre la mayor parte de lo que hoy es Malasia y el oeste de Indonesia. Las inscripciones, escritas en pallava, contienen leyes y relatos de expediciones militares, mostrando que el malayo era la lengua administrativa del imperio, incluso en regiones fuera de la zona de influencia malayo hablante. Se puede asumir que al ser Srivijaya un centro religioso, comercial y cultural la lengua se usó también en esos dominios. Probablemente en esa época se formó por vez primera una forma pidginizada de malayo, conocida más tarde como malayo bazaar, y que sirvió de nexo entre los comerciantes. Esta lengua todavía existe aunque gradualmente va despareciendo a medida que la gente se familiariza con la lengua normativa.

Originalmente hablada a ambos lados del estrecho de Malaca, la lengua malaya estuvo confinada hasta el siglo XIII al este y sur de Sumatra y la costa de la Península Malaya en una forma simplificada, denominada malayo bazar, siendo usada como lingua franca por siglos antes de la llegada de los europeos. Este predominio de la lengua se debió a razones estratégicas al estar situada en las rutas de comercio y en el centro de difusión del Islam. A su debido tiempo, el malayo fue adoptado también por las administraciones británica y holandesa como lengua oficial. En el siglo XX, el malayo, llamado malayo bahasa en Malasia, fue reconocido como la lengua nacional de la República de Indonesia, donde se le denomina bahasa indonesio.

Desde el siglo XIV al XVI la región estuvo dominada por el poderoso sultanato de Malaca, cuyos gobernantes eran musulmanes. Esta corte y otras de los sultanatos malayos tuvieron una rica tradición literaria que produjo muchas obras, siendo la más famosa de ellas la Sejarah Melayu o Anales Malayos, escrita en el siglo XVI pero conocida sólo por manuscritos posteriores. La lengua usada en esas obras literarias y religiosas, escrita en una adaptación del alfabeto árabe, se conoce ahora como Malayo Clásico. Esta fue la época dorada del malayo escrito durante los siguientes 400 años, es decir, hasta la primera parte del siglo XX en Indonesia y hasta mediados del mismo en Malasia.

Hay documentos que prueban que el malayo ya estaba en uso en Indonesia oriental en el siglo XVI, siendo usado por Francisco Javier en sus predicaciones durante su estancia en las Molucas.

Tras la conquista de Malaca por los portugueses en 1511 la corte huyó al sur y estableció una comunidad que abracaba Johore (la punta meridional de la península malaya) y las islas de Riau y Lingga en la actual Indonesia. La tradición literaria del sultanato de Malaca sobrevivió los vaivenes del periodo colonial y continuó en la corte de los sultanes de Riau-Johore. Tras las guerras napoleónicas, el Tratado de Londres de 1824 regulaba la división de la zona en esferas de influencia entre los británicos y los holandeses, quienes previamente habían expulsado a los portugueses. La frontera entre ambas esferas dividió el sultanato de Riau-Johore en dos, continuando la literatura malaya de la corte, pero siendo reconocida como normativa desde ambos lados de la nueva frontera y sirviendo como la base de la futura lengua nacional. Indonesio y malayo están, por lo tanto, muchos más cerca el uno del otro que lo hubieran estado si la frontera hubiera estado en otra parte.

En el siglo XIX y parte del XX la lengua estuvo expuesta a diferentes influencias en las dos zonas: del holandés y javanés en las Indias Holandesas Orientales y del inglés y los dialectos malayos locales en las zonas de control británico. Durante el crucial periodo de la revolución industrial, con todas las nuevas tecnologías, la educación avanzada sólo era posible en las lenguas de los poderes coloniales, lo cual implicaba que los pocos intelectuales malayo hablantes tenían más contacto con sus colegas holandeses o británicos que entre ellos mismos. Esto significaba que a la lengua le faltaba un vocabulario común técnico. Esta divergencia no terminó con la independencia de Indonesia y Malasia sino que cada país delineó su propio curso de recuperación de la lengua para capacitarla a la tecnología del siglo XX. No fue hasta 1970 cuando se produce una conjunción de la política indonesia-malaya para la ceración y adaptación de términos técnicos.

Como resultado de esto último las grandes diferencias entre malayo e indonesio son léxicas más que gramaticales.

Datos

Muchas lenguas de Sumatra están relacionadas estrechamente con el malayo, como la lengua minangkabau y la kerinci, y en menor medida la sundanesa al oeste de Java y la maduresa, hablada en el este de Java y en la Isla de Madura.

El malayo, con sus muchas variantes, es la lengua más importante de la región al ser lingua franca por toda la zona de Malasia e Indonesia. Actualmente es la lengua nacional en cuatro países de la zona: Malasia, Indonesia, Brunéi y Singapur. Se estima que la hablan más de 35 millones de personas como lengua materna y 125 millones sumados a los que la tienen como segunda lengua.

Dialectos

Es necesario distinguir entre el malayo como lengua materna, hablado por malayos vernáculos en su propio hogar en la Península Malaya, Sumatra oriental, y las costas occidentales y meridionales de Kalimantan (Borneo), el malayo lingua franca, hablado en regiones donde donde no es lengua nativa y que se subdivide en variedades regionales a menudo criollizadas y el malayo oficial, que tiene remotamente sus raíces en la lengua literaria del Imperio de Srivajaya (siglo VII d. C.) y directamente en la lengua y literatura de los sultanatos musulmanes de Malasia peninsular entre los siglos XIV y XX.

El malayo oficial se descompone en bahasa indonesia, lengua indonesia, y bahasa malasia, lengua malaya, o bahasa kebangsaan, lengua nacional. Como lingua franca se subdivide en malayo macassarés, malayo manadonés, malayo ambonés, malayo yakarta y otros.

Escritura

Para escribir la lengua se usa el alfabeto romano y en 1972 se estableció una ortografía por el Ministerio de Educación, cuyo principal cambio consistía en sustituir la j, de influencia holandesa, por la y. El malayo bahasa se escribe también en rumi, reservándose el jawi (árabe) para los textos religiosos.


Juan 1:1-8 en malayo


Juan 1:1-8 en bahasa

Gramática

Típico de la lengua malaya es el uso de afijos y duplicadores para marcar cambios en el significado o el proceso gramatical. Los afijos se muestran en construcciones como di-bēli 'comprado' y mēm-bēli 'comprar' de la raíz beli 'comprar' y kemauan 'deseo' de mau 'querer'. El duplicador se puede usar para marcar el plural , como rumah 'casa' y rumah-rumah 'casas' o para formar significados derivados, como en kekuningkuningan 'amarillo teñido' de kuning 'amarillo' y bērlari-lari 'correr alrededor' de bērlari 'correr'.

El malayo ha dado préstamos a muchas otras lenguas en Malasia, Filipinas e Indonesia, pero también las ha recibido del sánscrito, portugués, holandés, inglés, chino y otras. Palabras de origen malayo son orangután, sarong, papúa, casuario, cacatúa y bambú

La lengua malaya posee 6 vocales y 23 consonantes. El acento de la palabra se indica por un contraste en tono entre las sílabas de la palabra, con una ligera elevación y un alargamiento de la sílaba acentuada.

Los nombres no van marcados por género o número. Se puede usar el léxico para indicar el género si es necesario y el número puede indicarse por reduplicación.

Las raíces verbales son moduladas por afijación y el aspecto y el tiempo por marcadores adverbiales.

La numeración del 1 al 10 es: satu, dua, tiga, empat, lima, enam, tujuh, delapan, sembilan, sepuluh; 11 sebelas, 12 dua belas, 13 tiga belas, 20 dua puluh, 30 tiga puluh, 100 seratus.

No hay artículos pero los demostrativos itu e inio pueden usarse cuando la referencia es conocida del interlocutor.

Los pronombres personales son los siguientes:

  • 1 persona: singular, saya/aku, plural excl. kami, incl. kita.

  • 2 persona: singular, kamu/engkau/saudara/anda.

  • 3 persona: singular dia/ia, plural mereka.Beliau es una forma de cortesía para dirigirse a una tercera persona.

El demostrativo es itu 'eso, estos', ini 'eso, esos'. El interrogativo es siapa '¿quién?', apa '¿qué?'. El relativo es yang.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto. 

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here