Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Caucásicas > Lenguas Naj-Daguestánicas
Lenguas Naj-Daguestánicas

Historia

El conjunto de lenguas naj-daguestánico está formado por dos familias de lenguas del Cáucaso: la naj y la daguestánica, las cuales son tratadas a menudo como teniendo relación genética.

Datos

Muchas de las lenguas naj-daguestánicas son ergativas. Este conjunto incluye el checheno, ingusetio, avar, chamalal, tsez, lak, dargva, lezgiano, tabasarano, archi, tsajur y otras. La más numerosa es la chechena con cerca de un millón de hablantes, seguida de la avar y lezgiana con unos 400.000 cada una.

Dialectos

Escritura

En la familia naj-daguestánica las lenguas escritas, como la avar, chechena, lezgiana, tabasarana y dargva, usan el alfabeto cirílico actualmente, aunque algunas usaron el árabe en el pasado. La lengua udi se relaciona con el albanés caucásico, una lengua escrita que se usó entre los siglos VI al X y que tiene testimonios en fragmentos de cerámica y tablillas de piedra.

Gramática

Todas las lenguas de esta familia poseen unos sistema de casos muy complejos, principalmente debido a la abundancia de locativos, que expresan relación espacial, por ejemplo en dido existen 42. Los casos se forman por aglutinación y en cada uno incluye un sufijo especial que señala la posición de referencia (encima, debajo, cerca, detrás, etc.). Este sufijo puede a su vez ser seguido por otro que expresa moción (hacia, desde, para, etc.).

El sistema de sonidos de las lenguas naj-daguestánicas es diverso. Hay hasta cinco vocales (a, e, i, o, u) aunque en algunas lenguas la o está ahora llegando a ser una nueva unidad independiente. Junto a esas vocales cardinales en varias lenguas hay también vocales largas y nasalizadas (andi), faringealizadas (udi) y labializadas (dido). En las lenguas naj, como la chechena, el sistema vocálico es muy intricado pues el número de vocales aumenta hasta 30 (incluyendo diptongos y triptongos).

El sistema consonántico de las lenguas naj es relativamente simple, coincidiendo en líneas generales, con el de las lenguas caucásicas meridionales, salvo un número de consonantes faringeales característico de las lenguas naj y sonido lateral peculiar del batsbi.

La oposición de consonantes fuertes y débiles sordas es típico de la mayoría de las lenguas daguestánicas. Este contraste se ha perdido en un número de dialectos y lenguas, como en dido y ciertos dialectos del avar. Los grupos labializados kw, qw, sw, etc. están muy esparcidos. En las lenguas avar-andi-dido y en archi hay sonidos fricativos y laterales africados, poseyendo el máximo el ajvajo con seis.

Todas las lenguas caucásicas tienen una serie de oclusivas de tres clases: sonoras, sordas aspiradas y glotalizadas. En algunas lenguas las consonantes fuertes y débiles también están en contraste. Normalmente las lenguas que tienen un fuerte desarrollo sistema vocálico tienen un sistema consonántico relativamente simple, como el checheno, ingusetio y dido, y viceversa, como el avar, lak y dargin.

Hay varias características estructurales comunes en morfología siendo la más peculiar la existencia de clases de categoría gramatical (ocho en batsbi, seis en checheno y andi, cinco en chamalal, cuatro en lak, tres en avar y dos en tabasarano).

En dos lenguas (lezgi, udi) la diferenciación por clases ha desaparecido. La clase de 'cosa' se distingue de la de 'persona' que a su vez se puede distinguir en subclases de masculino y femenino.

Los nombres tienen muchos casos, tanto en singular como en plural; hay casos cardinales (nominativo, ergativo, genitivo y dativo) y casos locales que denotan la localización de algo con especificación del movimiento. El caso ergativo está presente en todas las lenguas naj-daguestánicas. Los nombres tienen diferente forma radical en los casos nominativo y oblicuo

En la lengua lezgi una característica estructural es la aglutinación, es decir, la combinación de elementos de distinto significado en una sola palabra. Una característica típica de la sintaxis naj-daguestánica es la presencia de la construcción ergativa de la frase (el sujeto del verbo transitivo se pone en el caso ergativo y el objeto real en el nominativo). Las frases complejas se forman normalmente con la construcción participio y adverbio-participio.

El vocabulario original de las lenguas caucásicas septentrionales ha sido preservado firmemente en las lenguas modernas, aunque hay muchos préstamos del árabe (por el Islam), túrcico y persa. Hay también préstamos de las lenguas vecinas (georgiano y osetio). El ruso, que tuvo su mayor influencia desde finales del siglo XIX, fue por décadas la principal fuente de nuevas palabras, especialmente en lo que se refiere a terminología técnica.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here