Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Eslava > Lengua Bielorrusa, ruso blanco o ruteno blanco
Lengua Bielorrusa, ruso blanco o ruteno blanco

Situación geográfica

Historia

La lengua bielorrusa que fue antiguamente conocida como ruteno blanco o ruso blanco, término que no hay que confundir con los rusos 'blancos' que lucharon contra los comunistas tras la Revolución de 1917, es la lengua eslava oriental materna de la mayoría de los bielorrusos.

Étnicamente los bielorrusos son descendientes de las antiguas tribus eslavas -los dregovici, radimici y krivici- que habitaron en el territorio comprendido entre los ríos Pripet y el Dwina occidental en la ribera septentrional del Dniéper y a lo largo del Soz.

La historia de esta lengua puede esquematizarse de la siguiente manera:

  • Etapa antigua. Durante los siglos XII y XIII hay en Bielorrusia una lengua puesta por escrito que es traída hasta centros de cultura tales como Polach y Turau, pero esa lengua escrita es la eslava eclesiástica; sin embargo, una antigua forma de bielorruso fue usada como lengua oficial de la administración entre los siglos XIV y XVI en el Gran Ducado de Lituania, que incluía la actual Bielorrusia, Lituania y Ucrania. Durante este período se normalizan las reglas gramaticales del antiguo bielorruso, a pesar de la tendencia a preservar las formas tradicionales del eslavo eclesiástico.

  • Etapa de esplendor. Esta lengua escrita alcanzó su máximo nivel en el siglo XVI, época en la que fue utilizada por Francišak Skaryna (1485-1551 aprox.) como base para sus traducciones de muchos de los libros de la Biblia (publicada en Praga y Vilna -Vilnia en bielorruso; Wilno en Polaco-) y, sobre todo, en sus discursos de los prólogos a cada libro. Fue esta forma de bielorruso la que se utilizó para las enzarzadas polémicas religiosas de la época, así como para las tres versiones de los códigos legales del gran ducado de Lituania (1529, 1566, 1588). La influencia del polaco, tanto en gramática como en vocabulario, comienza a hacerse patente tras la Unión de Lublín en 1569. En 1696, el polaco fue declarado la única lengua para la administración de la Commonwealth polaco-lituana. Las clases sociales más educadas eligieron la lengua y cultura católica polaca. El bielorruso desapareció prácticamente de la literatura; tan sólo era utilizado como efecto cómico en las obras de teatro de algunos dramaturgos polacos.

  • Etapa de decadencia. Hacia el final del siglo XVI, tras la unión de Brest (1596), se origina un declive gradual en el uso del bielorruso escrito en favor del latín, debido al intento de unificar las Iglesias ortodoxas con la Católica, y luego en favor del polaco a partir del siglo XVII, hasta el punto de quedar prohibido su uso en todos los documentos oficiales en 1697, prohibición que marca el punto de inflexión más bajo en toda la historia de esta lengua. Durante el siglo XVIII el bielorruso escrito se mantuvo vivo a intervalos gracias a su uso en dramas escolares realizados en festividades religiosas y otras fiestas públicas. Tras la división de la unión Polaco-Lituana (1792-95) Bielorrusia se convierte en parte del Imperio Ruso, lo cual no fue motivo de ganancia para el desarrollo cultural y lingüístico del bielorruso, pues las autoridades zaristas trataron al país como a una provincia de Rusia y a su lengua como a un dialecto del gran ruso, prohibiéndolo como medio de instrucción en las escuelas y poniendo un embargo sobre las publicaciones en bielorruso anunciadas en los periódicos rusos, cosa que sólo fue anulada en 1905. Por lo tanto al comienzo del siglo XX, el bielorruso no tenía un alfabeto codificado ni normas ortográficas y gramaticales. Tras el año 1914 se establecen alfabetos estándar, latino y cirílico, y poco después se afirman normas gramaticales y ortográficas. 

  • Etapa de resurgimiento. La escisión de la Commonwealth polaca constituyó en cierta medida el motivo del renacimiento de la lengua en el siglo XIX. La totalidad de los territorios bielorrusos pasaban ahora a formar parte del Imperio Ruso. Estudiosos rusos y polacos comenzaron, principalmente por cuestiones de índole política, a estudiar la mayoritaria población campesina de los territorios recién adquiridos, con la intención de demostrar que esas gentes eran o «rusas» o «polacas». En el transcurso de estas investigaciones, se puso de evidencia la riqueza de su folklore y se demostró la existencia de una lengua claramente independiente.

La mayoría de los gobiernos centrales de la URSS favorecieron la difusión del ruso y como resultado su uso está ampliamente extendido en la educación y en la vida pública en Bielorrusia.

Datos

Según el censo de 1979 había 9,5 millones de bielorrusos en la antigua Unión Soviética, de los cuales tres cuartas partes consideraban al bielorruso su lengua nativa. Hoy hay una clara evidencia de resurgimiento político, cultural y lingüístico en Bielorrusia.

Fuera del antiguo territorio de la Unión Soviética hay una minoría nacional considerable en la región de Bialystok, al este de Polonia y también existen comunidades emigradas a Europa occidental, América del Norte y Australia.

Dialectos

El bielorruso forma un puente entre el ruso y el ucraniano pues sus dialectos gradualmente se solapan con los dialectos rusos y ucranianos en sus respectivas fronteras. 

Los dialectos del bielorruso se dividen convencionalmente en dos o tres grandes grupos; ambas clasificaciones reconocen a los grupos nororientales y suroccidentales, habiendo un tercero que recorre el país de este a oeste en su franja central. Precisamente es éste último al que se considera el germen de la lengua literaria moderna y la base del bielorruso normativo. En el extremo suroccidental hay un dialecto especial, el grupo Palesio de la región de Palessie, que comparte ciertos rasgos con el ucraniano, habiendo existido varios intentos de elevarlo a la categoría de lengua literaria bajo el nombre de palessiano.

Escritura

Hasta el siglo XVII el bielorruso usó solamente el alfabeto cirílico, aunque en el siglo XIX se introdujo el latino en una variante modificada de la ortografía polaca. El primer periódico publicado, el Nasha Niva ('Nuestro Trigal'), que se comenzó a imprimir en 1906, se hizo en cirílico y latino, reflejando la división del pueblo bielorruso entre ortodoxos y católicos. Ocasionalmente, el alfabeto árabe también fue usado por tártaros bielorrusos para escribir glosas al Corán. Sin embargo, el alfabeto oficial es el cirílico.


Juan 1:1-8 en bielorruso

Gramática

Las vocales e dividen en duras: I, e, a , o, u, y suaves: i, ye, ya, yo, yu.

El acento tónico se puede poner en cualquier sílaba y es movible.

Hay tres géneros: masculino, femenino y neutro, distinguiéndose tres declinaciones:

  • a-, mayormente femenina, como rabota 'trabajo', plural rabotI.

  • o-, masculino y neutro, como stol 'mesa', plural stalI.

  • i-, femenino, miš 'ratón', plural mIšI.

La numeración es formalmente como en ruso, aparte de pronunciaciones diferentes. El sistema verbal de aspecto, modo y tiempo del ruso y el ucraniano es compartido por el bielorruso. Tiene muchos préstamos procedentes del polaco.

El pronombre demostrativo es getI 'esto, toy 'eso'. El interrogativo es xto '¿quién?'; što '¿qué?'

El orden de la frase es como en ruso.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here