Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Eslava > Lengua Búlgara
Lengua Búlgara

Historia

La lengua búlgara, lgarski ezik, es descendiente directa de los antiguos dialectos eslavos hablados en la Península Balcánica desde la llegada de los eslavos hacia mediados del primer milenio d. C. Sus primeros registros están recogidos en manuscritos en eslavo antiguo, es decir, el eslavo eclesiástico, cuyo sistema de escritura era el glagolítico.

El nombre "búlgaro" procede del nombre de las tribus Bulgar que habitaron los Balcanes orientales en el siglo VII d. C. Precisamente esa palabra, "búlgaro", es una de las pocas palabras que se conservan del búlgaro original.

La historia de la lengua búlgara se puede dividir en cuatro períodos:

  1. Período prehistórico, desde el tiempo de la invasión eslava de los Balcanes orientales hasta la misión de Cirilo y Metodio a Moravia en el siglo IX d. C.

  2. Antiguo búlgaro, desde los siglos IX al XI, reflejado en los manuscritos en eslavo eclesiástico.

  3. Búlgaro medio, desde el siglo XI hasta comienzos del XV, caracterizado por la riqueza de actividad literaria.

  4. Búlgaro moderno, desde el siglo XV hasta hoy, incluyendo el período del dominio otomano (siglos Xv al XIX).

Mientras que los registros más antiguos demuestran innovaciones en el eslavo eclesiástico, los cambios más pronunciados hacia el búlgaro moderno comienzan a aparecer en los períodos medio y moderno. Tras el 1600, año de comienzo del Renacimiento búlgaro, se producen los grandes cambios que distinguen al búlgaro moderno de su antecesor. Pero la forma literaria del búlgaro moderno comienza a tomar forma sólo hacia la mitad del siglo XIX. Hasta entonces se han posicionado tres posturas diferentes en lo que a la ortografía se refiere:

  1. Línea conservadora, abogando por un lenguaje literario moderno basado en la recensión ruso-serbia del eslavo eclesiástico usado en Bulgaria por la Iglesia Ortodoxa.

  2. Línea progresista, que demanda una lengua literaria basada en el habla de las regiones más influyentes del siglo XIX de Bulgaria.

  3. Línea intermedia, que trata de conciliar el uso de las características dialectales de todas las regiones más las del eslavo eclesiástico.

Finalmente, en el siglo XIX, la emergencia de la región noreste de Bulgaria como el centro de la vida política, económica y cultural, llevó a una amplia aceptación de los dialectos de esa zona como la base de la lengua literaria; de los mismos, el de Tarnovo, fue tomado como modelo. Pero aunque el búlgaro literario refleja el dialecto de esa región, incorpora ciertas características de los dialectos occidentales. No obstante, como consecuencia del desplazamiento de la capitalidad de Bulgaria de Tarnovo a Sofía en 1879, el búlgaro literario comenzó un proceso gradual de acomodación al dialecto nativo de la nueva capital.

Datos

El búlgaro es la lengua nacional de la República de Bulgaria y la lengua nativa de la mayoría eslava de esta nación. Se estima que hacia 1986 la población de Bulgaria era de unos 9 millones de personas, de los cuales el ochenta y cinco por ciento eran búlgaros. Hay comunidades de habla búlgara en Moldavia y otras zonas de la antigua Unión Soviética, Rumania, Serbia y Grecia. Es también la lengua de grupos de emigrantes en Israel, Europa occidental y Canadá.

Dialectos

Los dialectos búlgaros pueden dividirse en dos categorías: la oriental y la occidental, teniendo ambas varias subdivisiones:

  • 1) Búlgaro oriental: con el misio en la región que limita con el mar Negro al nordeste; balcánico y rupski, siendo esta variante la más antigua de todas.

  • 1) Búlgaro occidental con las variantes septentrional y meridional.

Escritura

Las inscripciones más antiguas datan del siglo X, siendo la más arcaica una del año 943. Los manuscritos más tempranos están en alfabeto glagolítico, en el que se incluyen los Codices Zographensis, Marianus y Assemanianus (siglo X).


Codex Zographensis, Evangelio de Marcos (comienzo)

Los manuscritos más antiguos en cirílico comprenden textos litúrgicos del siglo XI, como el Savina kniga ("El libro de Sava"), Codex supraliensis y El Apóstol de Enina.


Juan 1:1-8 en búlgaro

Gramática

Junto con el macedonio, con el cual está muy relacionado, el búlgaro contrasta grandemente con el resto de las demás lenguas eslavas a causa de su pérdida casi completa de declinaciones en el nombre y el uso de ciertas características gramaticales que se hallan en las lenguas balcánicas que pertenecen a otras familias. Por ejemplo, el artículo determinado se coloca detrás del nombre o adjetivo (masa 'mesa', masata 'la mesa') como ocurre en albanés o rumano; la forma del infinito verbal se reemplaza con una cláusula, como en griego moderno, albanés o rumano.

El acento tónico es libre y puede caer en cualquier sílaba. Muchas veces concuerda con el ruso, aunque hay excepciones.

Hay tres géneros, masculino, femenino y neutro. El sistema de casos ha desaparecido, quedando sólo una distinción inflexional entre el nominativo y no nominativo masculino singular.

Las formas de los pronombres personales son: 1 az, 2 ti, 3 toi, tya, to; plural 1 nie, 2 vie, 3 te. El demostrativo es tozi 'esto, onya 'eso'. El interrogativo es koy '¿quién?', kakvo '¿qué?'. El relativo es koyto/koyato/koeto; plural koito. Si koyto se refiere a un hombre el caso oblicuo es kogoto.

El artículo definido masculino duro es -at, suave -yat, en femenino -ta, neutro -to; en plural y en todos lo géneros -te/-ta, como gradat 'la ciudad', borbata 'la batalla', cveteto 'la flor', rabotnicite 'los obreros'.

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: edin/edna/edno, dva/dve, tri, chetiri, pet, sest, sedem, osem, devet, deset, 11 edinayset, 12 dvanayset, 20 dvayset, 30 triyset, 100 sto.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here