Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Eslava > Lengua Proto-eslava
Lengua Proto-eslava

Historia

Los eslavos fueron los últimos indoeuropeos que aparecen en los registros históricos. Sus textos no fueron registrados hasta mediados el siglo IX y la primera referencia definida sobre la llegada de los eslavos a las fronteras del mundo civilizado datan del siglo VI d.C, cuando irrumpen conquistando la Europa central y la sudoriental, pero antes de ese tiempo nada se sabe de ellos. Sus orígenes están velados por el silencio de sus vecinos, por su propio silencio oral tradicional y por la ambigüedad de otras fuentes de información, como la arqueología, antropología y paleobotánica. 

Generalmente se admite que el hogar ancestral de los eslavos hubo de estar limitado a la región limitada por los ríos, Oder, Dnieper, Danubio y el Mar Báltico, aunque una más precisa localización del hogar eslavo es asunto de controversia. De todas las teoría propuestas, la que más adherentes ha ganado es la que afirma que los eslavos proceden del Dnieper medio, es decir, en lo que actualmente sería la Ucrania occidental, septentrional y central y la Bielorrusia sudoriental. 

El proto-eslavo es el antecesor de doce lenguas vivas y otras dos ya extintas. Tradicionalmente el proto-eslavo se divide en tres ramas: oriental, occidental y meridional, subdivididas a su vez según las similitudes y distinciones dentro de seas ramas.

Al contrario que el latín, lengua madre de las lenguas romances, el proto-eslavo no se puso por escrito y sus formas hay que deducirlas por reconstrucción. Para ello se comparan las formas de todas las lenguas eslavas y de las lenguas que, junto con el grupo eslavo, forman la familia indoeuropea de lenguas de Asia sudoccidental y Europa. Además del eslavo, esta familia incluye el grupo índico (védico y sánscrito, además de muchas lenguas de la India actual), iranio (avéstico, persa, y las lenguas septentrionales iraníes de la estepa euro-asiática), tocario, anatolio (hitita y otras lenguas de Asia Menor), armenio, griego, albanés, itálico (incluyendo el latín clásico y popular que dio origen a las lenguas romances), céltico, germánico (las lenguas medievales con las que los eslavos entraron en contacto fueron gótico, antiguo y medio alto alemán y antiguo norse y báltico (lituano, letón y antiguo prusiano). Como ocurre con el grupo eslavo la relación genética de las lenguas indoeuropeas se atribuye a su descendencia de un antecesor común.

Se puede dividir el período de formación del grupo eslavo desde su desintegración de la familia indoeuropea a su formación como unidad individual lingüística, en total unos cuatro milenios, en dos etapas:

  • Proto-eslavo temprano, en el que los cambios dialectales afectan a los grupos eslavo y báltico como un todo, y que se denomina balto-eslavo.

  • Proto-eslavo tardío, período en el que los cambios afectan a todas las lenguas bálticas y sólo a ellas.

Las similitudes entre las lenguas eslavas y las bálticas ya hace tiempo que han sido señaladas tanto en fonética, como en morfología y sintaxis.

Datos

 

Dialectos

 

Escritura

 

Gramática

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here