Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Germánica > Grupo Septentrional > Lengua Antiguo Norse
Lengua Antiguo Norse

Historia

La lengua denominada antigua norse es la rama occidental antigua de las lenguas escandinavas y estaba formada por el islandés antiguo y el noruego antiguo. De todas las antiguas lenguas escandinavas esta variante es la mejor atestiguada, pues el antiguo norse clásico es la lengua de las sagas islandesas de los siglos XII y XIII.

Fue la lengua de la etapa vikinga y la Alta Edad Media en Dinamarca, Noruega, Suecia y en las colonias norse que se originaron a raíz de la expansión vikinga (aprox. 800-1000 d. C.), principalmente en los asentamientos en Groenlandia, Islandia, Feroe, Shetland, Orcadas, Hébridas, áreas costeras de la Escocia continental, Man, zonas costeras de Irlanda (especialmente las ciudades), noroeste de Inglaterra y en Danelaw, Normandía, zonas costeras de Finlandia y Estonia y en las prósperas ciudades rusas.

Dado que el norse antiguo constituye un estadio dentro de la evolución de las lenguas escandinavas, las fechas que marcan el inicio y fin de su período de existencia pueden variar, dependiendo de los criterios utilizados por los diferentes estudiosos. Las inscripciones rúnicas constituyen nuestra fuente principal de pruebas directas del cambio lingüístico en Escandinavia entre aprox. 200 y 1150 d. C. 

Parece lógico situar el fin del período del antiguo norse cuando el sistema de inflexiones de las lenguas escandinavas comenzaba a dar muestras de simplificación (en Dinamarca en el siglo XII, en Suecia hacia finales del siglo XIV y, en Noruega, aproximadamente una generación más tarde). No obstante, este criterio no es válido en el caso de las colonias norse. En Islandia, el sistema de inflexiones permaneció prácticamente inalterado; en este caso la Reforma (154l), que supuso un cambio de cultura, constituye una fecha práctica de delimitación. En el resto de las zonas en las que se extendió el antiguo norse, los testimonios son muy escasos como para emitir juicios sobre los diferentes estadios de la evolución lingüística. En las islas Feroe, Shetland y Orcadas, donde el antiguo norse constituyó el único medio de comunicación y, por tanto, las formas de escandinavo pervivieron durante tiempo (en las islas Feroe hasta la actualidad, en las Shetland y las Orcadas hasta más o menos 1800), han tenido que fijarse fechas de corte de modo arbitrario. 

La sucesión en el Condado de las Orcadas de los Sinclair, de habla escocesa, en 1379 parece ser una fecha apropiada para fijar el final del período del antiguo norse en las islas del Norte. Probablemente fue a partir de esta fecha cuando los escoceses comenzaron a alcanzar una posición firme, una situación que provocó la decadencia (sin duda con una interferencia lingüística asociada) y definitiva desaparición del habla escandinava en las Orcadas y las Shetland. 

La situación es más compleja en Finlandia y Estonia, pues aparentemente recibieron posteriores oleadas de emigración procedentes de Suecia tras la era vikinga, de ahí que no podamos garantizar una tradición continua de habla escandinava. Si tuviéramos que establecer una fecha para indicar la desaparición del antiguo norse en estas áreas, la más adecuada sería, sin duda, la misma que la propuesta para Suecia, pero estas divisiones son meramente especulativas. En el resto de las zonas, lo más sencillo es hacer coincidir el final del período del antiguo norse con la fecha en la que desapareció el habla escandinava (en Normandía, probablemente, unas pocas generaciones después; en Rusia quizás a finales del siglo XI o principios del XII; en Inglaterra posiblemente a finales del siglo XII o quizás algo más tarde; en Irlanda quizás a principios del siglo XIII; en Man, zonas costeras escocesas y las Hébridas, probablemente en el siglo XV, aunque no se descarta que se produjeran en una fecha tan tardía como Principios del siglo XV, y, en Groenlandia, coincidiendo con la desaparición de la colonia norse a partir del siglo XVI).

El problema de la definición del antiguo norse se ha visto acuciado debido a las diversas acepciones que comporta este término. En las anteriores definiciones, hemos intentado abarcar el mayor espectro posible. Para algunos, no obstante, el antiguo norse es simplemente la lengua hablada y escrita de Noruega e Islandia entre 1000 y 1350, esto es, el antiguo norse "clásico", así como la lengua de los versos de las Eddas, de los escaldos y de las sagas. Otros, sin embargo, sugieren la utilización de un término distinto al de antiguo norse, al menos por lo que respecta a la distinción con esta última forma de la lengua: se necesita un término genérico para la totalidad de la era vikinga y el escandinavo medieval temprano, pero la división en "norse oriental" y "norse occidental", realizada a partir de las primeras muestras palpables de una división dialectal escandinava, se basa en el supuesto de que ambas son norse (antiguo).

El antiguo norse cuenta con una amplia y sofisticada cultura literaria. Los primeros escritos (siglo XI) parecen haber sido fundamentalmente de naturaleza legal o religiosa (leyes orales plasmadas en pergaminos, vidas de santos, homilías, etc.). Con todo, las muestras de una actividad literaria más intensa (de carácter histórico, científico y diplomático) no surgen hasta el siglo XII; será en el siglo XIII cuando la literatura de sagas adquiere realmente tintes propios. La escritura vernácula en Dinamarca y Suecia siguió básicamente el mismo modelo, aunque 100-150 años más tarde. Aquí, sin embargo, existía una mayor dependencia de originales y modelos extranjeros, por lo que su literatura nativa no puede compararse con la de las sagas (fundamentalmente islandesas).

Los norse fueron los primeros europeos en Norteamérica, hecho atestiguado en documentos y hallazgos arqueológicos. Vivieron en el norte de Terranova hacia finales del siglo X d.C. También han sido encontrados objetos en lugares arqueológicos esquimales en diversas partes del Ártico oriental. Las sagas mencionan regulares encuentros violentos entre los norse y los nativos. Es improbable que el norse fuera usado por los nativos de Norteamérica aunque sí es posible que hubiera préstamos norse en el esquimal de Groenlandia.

Datos

 

Dialectos

El antiguo norse, tal y como aparece aquí definido, se trataba claramente de una lengua utilizada para múltiples facetas. Su origen se remonta al escandinavo primitivo o temprano, la primera forma demostrable de germánico septentrional que, con toda seguridad, no estaba exenta de dialectos. 

La impresión de uniformidad que de aquí se puede desprender no deja de ser una ilusión, pues los signos de variedad lingüística están en relación más o menos proporcional con la disponibilidad de materiales a los que recurrir. Con todo, resulta difícil de aceptar que gente que vivía en zonas tan distanciadas entre sí como, por ejemplo, Rusia, Groenlandia e Irlanda (en su mayoría sujetas a influencias lingüísticas dispares), pudiera mantener durante mucho tiempo cierto grado de uniformidad lingüística.

Escritura

Aunque las inscripciones rúnicas constituyen nuestra principal fuente de información para el estudio del antiguo norse antes de la introducción del alfabeto romano, utilizado para la escritura de las lenguas vernáculas (en Islandia y Noruega hasta el 1150 aproximadamente; en Dinamarca y Suecia hasta alrededor de 1250), estas pruebas se complementan con otras fuentes, tales como: a) poesía de las Eddas y los escaldos (compuesta a partir de 1150, aunque parte de la misma es más antigua); b) topónimos y antropónimos presentes en la obra de autores extranjeros (sobre todo anglosajones e irlandeses) y en las obras escritas en latín en Escandinavia (posteriores a aprox. 1100)) préstamos presentes en otras lenguas.

Leyes provinciales de Scania (Suecia)

Incluso después de que se adoptara el alfabeto romano para la escritura de las lenguas vernáculas, la gente continuó usando las runas, en algunas zonas hasta tiempo después de la consecución del período del antiguo norse. Estas últimas inscripciones cuentan con el valor añadido de constituir material de información lingüística, debido a la naturaleza relativamente ortofónica de la escritura rúnica. Igualmente, el verso de Eddas y escaldos presenta un mayor número de oraciones completas, pero su lenguaje es muy estilizado, por lo que resulta difícil determinar la antigüedad de los poemas y versos individuales. Otras fuentes de información sobre el antiguo norse anterior a los manuscritos rara vez aportan más que alguna palabra aislada, cuya forma se ve influenciada a menudo por el hecho de que se conservan dentro de contextos de lengua extranjera.

El alfabeto romano llegó a los pueblos de habla escandinava con el cristianismo. Cuándo y hasta qué punto la población norse que se asentó en zonas ya cristianizadas aprendió a utilizar el alfabeto romano no está claro, pues no hay casi pruebas que demuestren que lo utilizaban para escribir su propia lengua, si bien algunos de ellos dejaron a su marcha inscripciones rúnicas en antiguo norse. Dinamarca se convirtió al cristianismo en la segunda mitad del siglo X, Islandia y Noruega alrededor del año 1000; Suecia probablemente en algún momento del siglo XI. Los daneses y los suecos no parece que se apresuraran a adoptar el alfabeto latino para plasmar la lengua vernácula, aunque tenemos pruebas de que los noruegos y los islandeses (los primeros, al menos, aparentemente bajo la influencia anglosajona) comenzaron ya en la segunda mitad del siglo XI a recopilar manuscritos en antiguo norse usando el alfabeto romano.

Gramática

Antes de la llegada del cristianismo, la influencia extranjera en el antiguo norse es casi inapreciable, pero desde el momento en que Escandinavia pasa a formar parte de la cultura europea medieval las huellas en la lengua comienzan a ser numerosas, sobre todo en forma de préstamos. Más adelante el bajo alemán, la lengua de los comerciantes de la Liga Hanseática, ejercerá un influjo aún mayor, pero esta influencia ya marca el ocaso del período del antiguo norse y el comienzo del camino hacia el escandinavo moderno. Islandia y las Feroe no estaban tan expuestas a la influencia del bajo alemán, de ahí que ésta sea precisamente una de las principales causas de la escisión entre ramas insulares y continentales que caracteriza al escandinavo en el período posterior al antiguo norse.

El antiguo norse tiene tres géneros: masculino, femenino y neutro; dos números, aunque el dual es preservado en el sistema pronominal; cuatro casos: nominativo, acusativo, genitivo y dativo.

El artículo determinado es en masculino singular inn, femenino in, neutro it; plural masculino inir, femenino inar, neutro in.

Los nombres con raíces en a-/ja-/wa- son masculinos o neutros; o-/jo-/wo- son femeninos; i- son masculinos o femeninos; u- son masculinos solamente.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here