Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Indo-irania > Grupo Dárdico
Grupo Dárdico

Historia

Las lenguas dárdicas forman un complejo dialectal de lenguas dentro de la familia indoeuropea localizadas en Afganistán (Kafiristán/Nuristán), norte de Pakistán y noroeste de la India.

Las lenguas dárdicas presentan algunos problemas de clasificación, pues aunque son probablemente índicas tienen fuertes influencias iraníes. Tal vez se trate de una estado transicional entre las lenguas arias y las iranias sin que se pueda decir que pertenecen a ninguno de las dos ramas aunque tengan características de las dos. La cuestión es si esas lenguas son una subdivisión de las lenguas indo-arias (como las lenguas de Pamir lo son del iranio) o se trata de una fase transicional entre iranio e indo-ario.

Datos

La principal lengua de este grupo, que muestra varios puntos de parecido con la pahari y la lahnda, es la cachemira con 3 millones de hablantes en India y Pakistán. Tras la cachemira vienen la jowar, con 120.000 hablantes, la pasahi con 100.000 y la sina con 70.000. El número total de hablantes en lenguas dárdicas se estima en algo más de 3 millones de personas.

Los cinco núcleos de lenguas dárdicas son el sina, kohistani, kunar, chitral y pasai. El sina y el cachemiro no están amenazados pero las demás lenguas del grupo sina están amenazadas de extinción. Esas son las arcaicas phalura y sawi y la dumaki, que es de gran importancia histórica porque se cree que está relacionada con la lengua de los gitanos. La dumaki es hablad por menos de 600 personas de edad ya avanzada en Hunza, perteneciendo tradicionalmente a las castas de herreros y trovadores en lo que ahora es el norte de Pakistán. Las lenguas kohistani son bashkarik, torwali, maiya, tirahi y la lengua de Wotapur y Katarqala. La bashkarik o gawri se habla cerca del nacimiento del río Swat y en el valle de Panjkora. La torwali se habla en el curso alto del valle del Swat. La maiya entre el territorio sina y pashto. La tirahi en unas pocas localidades al sudeste de Jalalabad en Afganistán oriental. La lengua de Wotapur y Katarqala en unas pocas localidades del río Pech en Afganistán oriental. Las lenguas chitrali son khowar y kalasa. La primera es la lengua de la tribu kho, siendo la principal lengua en el valle de Chitral. La kalasa es hablada por miembros de la tribu kalas en el lado occidental de los valles meridionales de Chitral. Las casi extinguidas lenguas del grupo kunar se hablan en pequeñas comunidades que se encuentran en la confluencia de Chitral y el Bashgal, como dameli, gawar-bati, ningalami y sumashti. La gawar-bati o narisati se habla en unas pocas localidades en el río Kunar. Una lengua divergente es o fue usada por un decreciente número de hablantes en Ningalam en el Pech. Otra divergente lengua pero relacionada es o fue hablada en Sumasht. La dameli es probablemente hablada en una sola población. La pasai se habla en el curso bajo del Kunar y en Laghman, siendo otrora hablada en una extensión mucho mayor.

Dialectos

Las divisiones dialectales de las mismas son las siguientes:

Escritura

Las lenguas dárdicas nunca fueron puestas por escrito, exceptuando la cachemira que dependiendo de la religión se escribe en árabe (musulmanes) o en devanagari o sarada (hindúes). El dialecto kastavari del cachemiro se escribe en la escritura kastavari.

Gramática

El sistema numérico es vigesimal, salvo en cachemiro. Tienen preposiciones y posposiciones.

En la fonología las características que presentan estas lengua son:

  • Presencia de vocales nasalizadas, pudiendo la nasalización ser fonémica, como en baskarik.

  • Las oclusivas y africadas se presentan en series de tres niveles: sonoras, sordas y aspiradas sordas, como /b, p, p'/.

  • La presencia de una serie retroflexal liga a las dárdicas con las indo-arias, aunque las dárdicas tienen retroflexales africadas que no es una característica indo-aria.

El género femenino tiene el marcador -i que aparece normalmente en adjetivos y nombres. El número va asociado con el caso. Los casos se consiguen por medio de posposiciones. Se encuentra en estas lenguas una oposición determinado-indeterminado. La formas de la primera y la segunda persona para los pronombres se encuentran presentes por doquier; la tercera persona se suple por series de demostrativos que distinguen tres grados de distancia relativa del hablante al interlocutor. Los verbos varían de un sistema flexional de las lenguas dárdicas centrales y occidentales a un sistema analítico, basado en partículas y auxiliares, de las orientales. Hay construcción ergativa para los verbos transitivos que forman el pasado del participio. Algunas lenguas tienen caso específico ergativo en sus sistemas de declinación, habiendo caso oblicuo cuando no hay caso específico ergativo.

El orden de la frase es sujeto, objeto y verbo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here