Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Indo-irania > Grupo Iranio > Lengua Persa Clásica
Lengua Persa Clásica

Historia

A las lenguas iranias comprendidas en el periodo que comienza en los siglos VIII-IX d. C. y que está marcado por los primeros testimonios de esas lenguas en grafía árabe se las denomina lenguas neo-iranias, para distinguirlas de las iranias antiguas y medias. El principio de esa época coincide con la conquista árabe, la expansión del Islam y la escritura árabe1.

La lengua persa suplantó gradualmente a las noroccidentales (parto) en los siglos VII y VIII d. C., expandiéndose grandemente por el territorio de Irán occidental y Jorasán. En los siglos siguientes se observa un proceso relativamente rápido (sobre todo en los centros urbanos) de difusión de esta lengua en Transoxiana. La población del valle de Zerafchan y otras limítrofes que hablaban sogdiano y los hablantes de diversos dialectos bactrianos y escito-tocarios del antiguo Tokaristán aprendieron gradualmente el persa y, tras fases intermedias de bilingüismo, se pasaron a él. Las antiguas lenguas iranias orientales de la Transoxiana y del Tokaristán se fueron diluyendo poco a poco, siendo suplantadas en parte por la lengua persa y en parte por el turco2.

Al pasarse al persa (tayiko) la población local le aporta naturalmente algunos elementos fonéticos y léxicos de su antigua lengua. También se explica el hecho que los dialectos persas difundidos por un vasto territorio asimilaran una notable cantidad de elementos de varios sustratos: partismos, sogdianismos, etc. Algunos de esos elementos, sobre todo los léxicos, penetraron en la lengua literaria enraizándose en ella.

En los siglos IX y X d. C. en la parte oriental del califato árabe, en Jorasán, Sistán y Transoxiana, se forman Estados independientes gobernados por dinastías locales que favorecen las condiciones propicias para la creación y desarrollo de la literatura escrita en lengua persa, que ya es la lengua materna de la mayor parte de la población en esas vasta provincias. Gradualmente el persa se extiende a todas las esferas de la vida política, social y cultural, suplantando en los documentos escritos al árabe que había predominado durante un cierto periodo.

El siglo X y los siguientes se caracterizan por una espléndida floración de la poesía, además de la literatura científica e histórica en lengua persa. Sería suficiente mencionar los nombres de grandes poetas como Rudaki, Ferdowsi, Jayyam, Saadi, Hafez, Djami, del sabio Abu Ali Sina (Avicena), de los historiadores Beyhaqi, Gardizi, Rachid od-din, para hacernos una idea de la inmensa aportación a la cultura mundial representada en la literatura escrita en lengua persa clásica.

En esta época el persa clásico no solamente es la lengua escrita y literaria de los pueblos persófonos del Asia Central y de Irán, sino también de muchos otros pueblos del Medio Oriente (azerbaijanos, kurdos, afganos, hindúes, turcos del Asia Central5, etc.). Esta literatura en persa se forma en la Edad Media con la aportación de variantes diversas de lengua maternas que van desde Constantinopla a las ciudades del Turkestán oriental y del Cáucaso a la India septentrional. Sin embargo, hay que hacer notar que el papel principal en la formación de las normas de la lengua literaria es a costa de los poetas y escritores de Jorasán, Sistán y Transoxiana, es decir, de las regiones que son lugares de renacimiento y floración de la literatura en lengua persa en la época que siguió a la conquista árabe y que marca el proceso de formación del pueblo tayiko. Hay que tener esto presente para comprender la verdadera e inmensa aportación que los representantes del pueblo tayiko hicieron para la formación de la literatura persa clásica que tanto persas como tayikos consideran, con razón, su patrimonio cultural común.

El persa clásico es la base de dos lenguas literarias modernas: el persa literario contemporáneo y el tayiko literario contemporáneo.

Datos

 

Dialectos

 

Escritura

Poco tiempo después de la conquista árabe se comienza a usar la escritura árabe3 para escribir el persa, salvo algunos signos suplementarios para expresar sonidos existentes en persa que el árabe no tiene. Esta lengua, escrita en árabe y conocida en las fuentes bajo los nombres de parsi, farsi, parsi-yi dari4, ha recibido en la literatura científica el nombre de neo-persa o persa clásico, para distinguirlo del persa medio y del persa antiguo.

Gramática

El persa clásico representa la continuación directa del persa medio y se distingue por algunas mutaciones en el consonantismo y en el sistema gramatical de ciertas partes del discurso, sobre todo en el sistema verbal. El sistema nominal tiene en persa clásico como en persa medio un carácter analítico marcado por la tendencia al desarrollo de un gran número de construcciones con preposiciones y posposiciones.

1Casi todos los documentos de esta época de las lenguas iranias están escritos en alfabeto árabe. Dicha escritura es prácticamente la única usada para escribir por los pueblos iranófonos hasta el siglo XX, cuando el tayiko y algunas otras lenguas iranias adopten bien el alfabeto romano o bien el cirílico. Una de las raras excepciones es el osetio, que en 1798 adopta el alfabeto eslavo eclesiástico y posteriormente (a partir de 1844) el cirílico. Para la escritura de la lengua osetia se usa también el alfabeto georgiano y el único documento en osetio antiguo (alano) está grabado (inscripción de Zelentchuk) en caracteres griegos. Otra excepción la constituyen los documentos judeo-persas, es decir, los escritos persas y tayikos en caracteres hebreos procedentes de los ambientes judíos de Irán y Asia Central. Se considera que el documento más antiguo de ese género es una carta privada encontrada en la región de Kotán y que data del siglo VIII d. C.

2Como ejemplo de este último fenómeno se puede citar la eliminación por las lenguas turcas del cuarezmiano en el curso inferior del Amou-Darya, del escita en el oasis del Turkestán oriental, del sogdiano en la región de Semiretchié y probablemente también en otras regiones.

3Presumiblemente no antes de la mitad del siglo VIII d. C. en todo caso, según afirma al-Djahsiyari (muerto en 942) se puede deducir que en Jorasán y hasta mediados del siglo VIII se continuaba escribiendo en pahlevi.

4En los primeros siglos del Irán islámico se conocía con el nombre de dari o parsi dari propiamente la persa, en oposición a los otros dialectos iranios. Ese nombre era una herencia de la época sasánida, donde se había designado la forma persa media que se hablaba en la corte (dar) y en la capital Ctesifon, por oposición al persa medio escrito y literario, más arcaico, y al dialecto parto.

5Los documentos escritos se remontan a la Edad Media en las otra lenguas iranias y son relativamente poco numerosos y aparecen en general más tardíamente que los documentos persas. Los primeros documentos dignos de fe en kurdo se remontan a los siglos XI-XII, en pashto al siglo XVI, en osetio al XVIII. Los intentos a finales del siglo X y comienzos del XI de crear una literatura escrita en los dialectos locales caspianos no tuvo resultados estables.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here