Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Uralo-yucaguira > Rama Urálica > Grupo Ugro-finés > Subgrupo Baltofinés > Lengua Finesa
Lengua Finesa

Historia

Finés, suomi, es el antiguo nombre escandinavo-nórdico para saami, siendo éste el autónimo que usan los nativos para referirse a ellos mismos. Los sami son uno de los principales pueblos que habitan las regiones más septentrionales de Europa. Su historia ha sido transmitida oralmente y tradiciones sobre la inmigración a Escandinavia están recogidas desde el siglo XVIII en adelante. Por ejemplo, Pehr Högström misionero sueco, escribió en 1746 que

'Saamis y suecos eran un solo pueblo constituido al principio por dos hermanos, pero una violenta tormenta se desató y uno de los hermanos tuvo miedo y se escondió bajo una mesa; sus descendientes fueron los suecos y Dios hizo que la mesa se convirtiera en una casa, pero el otro hermano que no tenía miedo y no quiso huir fue el antecesor de los saami, quienes todavía viven bajo el cielo abierto.'

El misionero noruego Knud Leem en 1767 señaló que los sami afirmaban ser los primeros habitantes de Escandinavia, expulsados hacia el norte por otro pueblo llegado posteriormente.

Los nombre de lugares que contienen la partícula finn así como tradiciones sami se hallan diseminados no sólo por Escandinavia central sino también meridional, lo cual fue un indicio para deducir que los sami fueron la población original de Escandinavia. También hay registradas tradiciones que indican cómo los antecesores de los pueblos germánicos se encontraron a su llegada con un pueblo salvaje del bosque, los trollen, con diferente lengua, costumbres y religión quienes poseían el país entero. En la literatura nórdica de 1100-1350 d. C. hay muchos paralelismos entre finners, enanos y gigantes.

Fuentes escritas que datan del 550 d. C. dan más información sobre los finners (sami) en Escandinavia central y septentrional. La única tradición puesta por escrito acerca de la primitiva población germánico-nórdica y la inmigración original a Escandinavia se encuentra en la crónica islandesa de Snorre Sturlasson Edda, escrita en el siglo XIII donde se afirma que cuando los asar (los progenitores de los dioses nórdicos) llegaron a Escandinavia había otros allí antes que ellos.

La figura inferior muestra el primer texto en lengua finesa conocido; se trata de una fórmula mágica medieval cuya traducción figura al pie del mismo.

'Flecha de Dios (rayo), tú tienes diez nombres. Esta flecha es propiedad de Dios. Dios, el juez, la dirige (la flecha).'

La literatura en finés comienza en 1544 con la Rukouskirja Bibliasta de Mikael Agrícola seguida por su traducción del Nuevo Testamento. En 1835 Elias Lönnroth publica la primera versión del Kalevala. Desde 1880 en adelante la literatura finesa ha sido muy rica en prosa y verso, con nombres notables como Mika Waltari, Toivo Pekkanen, Pentti Haanpää, Paavo Haaviko, Väinoö Linmna y Veijo Meri.

Datos

La lengua finesa es hablada por cuatro millones y medio de personas en Finlandia (casi el 95 por ciento de la población) y por medio millón en Suecia, Noruega, Estonia y Rusia. 

En este último país el número de hablantes ha descendido de 92.000 en 1959 a 67.000 en 1989. 

También hay bolsas de cierta importancia en los Estados Unidos y Canadá, especialmente alrededor de los Grandes Lagos.

Dialectos

Los dialectos fineses se han catalogado tradicionalmente en dos grupos:

  • Finés occidental, en el que cuadrarían las siguientes variedades: finés sudoccidental, transicional meridional, häme, pohjanmaa meridional, pohjanmaa central y septentrional, septentrional profundo.

  • Finés oriental, al que corresponderían el savo y el finés meridional.

Las diferencias entre dialectos fineses es muy acusada y hay casos en las que esas diferencias interdialectales (definidas como lenguas en términos étnicos y políticos) son más grandes que las existentes entre algunos dialectos fineses y otras lenguas balto-finesas.

Escritura

Para escribir en finés se usa el alfabeto romano menos b, c , f, q, w, x, z, más ä y ö.


Juan 1:1-8 en finés

Alfabeto Finés

Letra

Valor

Nombre

A

a

[]

[:]

(B

b)

[b]

[be:]

(C

c)

[k], [s]

[se:]

D

d

[d]

[de:]

E

e

[e]

[e:]

(F

f)

[f]

[æf], [ef]

G

g

[g]

[ge:]

H

h

[h]

[ho:]

I

i

[i]

[i:]

J

j

[j]

[ji:]

K

k

[k]

[ko:]

L

l

[l]

[æl], [el]

M

m

[m]

[æm], [em]

N

n

[n]

[æn], [en]

O

o

[o]

[o:]

P

p

[p]

[pe:]

(Q

q)

[kv]

[ku:]

R

r

[r]

[ær], [er]

S

s

[s]

[æs], [es]

T

t

[t]

[te:]

U

u

[u]

[u:]

V

v

[u]

[ve:]

(W

w)

[v]

[wε]

(X

x)

[ks]

[aeks], [eks]

Y

y

[y]

[y:]

(Z

z)

[ts]

[tset]

Ä

ä

[æ]

[æ]

Ö

ö

[Ø]

[Ø]

Gramática

Característico del finés es el sistema de armonía de las vocales, según el cual las vocales anteriores ä, ö, y ü no pueden aparecer al mismo tiempo en una palabra con las posteriores a, o y u. Otra de sus propiedades es la distinción entre la duración de vocales y consonantes en largas y breves; la diferencia entre i e ii y entre p y pp depende del sistema de gradación consonántica, según el cual una consonante que forma parte de la raíz de una palabra cambiará según sea el tono de la vocal precedente y la sílaba siguiente. Esta lengua posee declinación nominal, flexión negativa para los verbos y un sistema muy rico de sufijos.

No hay artículos ni género; el marcador plural es -t, con un infijo en -i- para los casos oblicuos. Hay quince casos.

El verbo finés tiene voces activa y pasiva y cuatro modos: indicativo, imperativo, condicional y potencial. Los tiempos son simples (presente e imperfecto) o compuesto (perfecto). No hay tiempo futuro.

Mientras que en las lenguas indoeuropeas el número de casos para los nombres es reducido, pues en alemán hay cuatro casos, en latín cinco y en ruso seis, en finés hay quince.

Tipológicamente a la lengua finesa se le cataloga como aglutinante con una rica morfología; el vocabulario finés ha sido muy influenciado por lenguas indoeuropeas: iranio (sata 'cien'), germano arcaico (kuningas 'rey'), báltico (silta 'puente'), ruso (risti 'cruz') y sueco (joulu 'Navidad'). Los préstamos iranios y germánicos parecen ser los más antiguos y concretamente en el caso de los germánicos sirven para reconstruir la lengua proto-germánica. Uno de los préstamos que la lengua finesa ha hecho a otras lenguas es la palabra sauna y la palabra tundra.

El pronombre personal en nominativo singular es 1 minä, 2 sinä, 3 hän; plural 1 me, 2 te, 3 he. Los afijos posesivos son: singular, 1 -ni, 2 -si, 3 -nsa/nsä; plural 1 -emme, 2 -nne, 3 como en singular. Los demostrativos son: tämä 'esto', tuo 'eso', con plural nämä, nuo; el neutro es se, plural ne. Todas las formas tiene declinación en 12 casos. El interrogativo es kuka '¿quién?', mikä '¿qué?'. El pronombre relativo es joka, plural jotka.

La numeración en finés es del 1 al 10: yksi, kaksi, neljä, yiisi, kuusi, seitsemän, kahdeksan, yhdeksän, kymmenen; 11 yksitoista, 12 kaksitoista, 20 kaksikymmentä, 21 kaksikymmentäyksi, 30 kolmekymmentä, 100 sata.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto, aunque otras secuencias son posibles. Aunque la mayor parte de las lenguas urálicas tienen sujeto, objeto y verbo, salvo el húngaro, finés y otras lenguas que han sido grandemente influidas por las lenguas indoeuropeas vecinas que tienen como orden sujeto, verbo y objeto.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here