Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Escritura Meroítica
Escritura Meroítica

Más información sobre...

· Lengua Meorítica
· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas


El sistema de escritura meroítico es mixto, como el egipcio, y fue usado desde el siglo I a. C. al III-IV d. C. El sentido de la escritura es de derecha a izquierda.



Reino de Cus (siglos VIII-IV a. C.)

El meroítico fue la lengua nativa de una gran civilización africana, conocida como el "Reino de Cus", la cual tuvo su capital en Meroë (la actual Begrawiya, en Sudán).

Esta lengua fue primero registrada en un sistema "alfabético" consistente de 23 símbolos, la mayor parte de los cuales eran prestados o derivados de la escritura egipcia, aunque el sistema meroítico es bastante diferente del egipcio. Cada signo tiene valor fonético y tanto las vocales como las consonantes están representadas. Hay también un símbolo especial para indicar la división entre palabras.

El sistema tiene dos formas, una jeroglífica (arriba) y otra cursiva (abajo). La inscripción superior es del año 5 antes de Cristo.

Las inscripciones jeroglíficas están, normalmente, escritas en columnas; las cursivas en líneas horizontales que se leen de derecha a izquierda. Al contrario que el egipcio, los signos individuales se leen en la dirección que marcan los rostros de las figuras; la tabla inferior muestra la estrecha dependencia entre los glifos egipcios y meroíticos.

La inferior es un tablilla de Aniba.

Aunque parece un alfabeto, el meroítico es un sistema silábico. Un signo consonántico no representa sólo una consonante, sino una consonante más la vocal "a", menos cuando es seguido por uno de los signos i, o y e. El signo especial para la vocal "a" se usa sólo al comienzo de las palabras. Hay signos separados para las combinaciones n+e, s+e, t+e y t+o. Además, el signo para "e" tiene dos usos: no sólo representa la vocal "e", sino que también denota la falta de vocal tras una consonante.

alfabeto meroítico

El corpus de inscripciones meroíticas conocidas es mucho mayor que las proto-sinaíticas, pero todavía es relativamente pequeño. Han sido halladas a través del valle del Nilo sudanés y nubio, desde Philae al norte hasta Naqa, cerca de Kartum. Las inscripciones se hallan en una multitud de contextos y materiales: paredes de templos, santuarios, altares, mesas de ofrendas, estelas, estatuas, vasijas de cerámica, ostraca, papiros y en graffitis sobre roca. 

Las inscripciones en jeroglífico son más raras y confinadas a contextos reales y religiosos; las cursivas son más corrientes. Ésta última era la escritura de cada día y gradualmente suplantó a su ornamental compañera. La figura inferior procede de Nubia y es del 50 a. C. aproximadamente.

La inscripción inferior tiene la siguiente transliteración y traducción:

: wesi : asereyi : tktiz-mn : iqé : zekrer : erkele : amniterey : ezbli

"Isis (y) Osiris, protegen a Taktiz-Amon, engendrado (de) Zekarer y nacido (de) Amon-tares."

La figura inferior muestra otro ejemplo de escritura meroítica de una tumba de Qsar Ibrim, en la Baja Nubia del 300 a. C., que lee así:

  1. "¡Oh... Isis! ¡Oh... Osiris!

  2. (Aquí yace) el noble Tameye engendrado (por) Yiqarekaye

  3. engendrado (de) Kaditareye, nacido, nacido fue

  4. estuvo relacionado con los oficiales-sosonete; al gobernador de la ciudad Keshoye

  5. estuvo relacionado (con) el agente de la adb Seqetike."

(Los números indican la secuencia de las líneas de la inscripción.)

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here