Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Escritura Náhuatl
Escritura Náhuatl

Más información sobre...

· Lengua Náhuatl
· Situación geográfica
· Cronología

La escritura de los nahuas (es decir, los que hablan la lengua náhuatl y cuyos representantes más conocidos son los aztecas de México) no nació como por milagro sobre las orillas de la laguna de México.


Asentamientos aztecas

Los aztecas penetran en el siglo XIII d. C. en el valle de México y en 1430 aniquilan el poder de los tepanecas. En la segunda mitad del siglo XV constituyen un imperio que abarca Veracruz, Guerrero y Oaxaca. En 1521 Tenochtitlán es destruida por los españoles al mando de Hernán Cortés.

Entre sus divinidades estaban Huitzilopochtli, dios de la guerra y del sol; Tlaloc, dios de la lluvia; Tezcatlipoca; Quetzalcoatl; Xipe, dios de la siembra.

En Mesoamérica el uso de la escritura se remonta a tiempos primitivos. Las huellas más antiguas se observan en los olmecas a partir del 2000 a. C., después los zapotecas a partir del 600 a. C., los mayas a partir del 300 a. C. y los mixtecos a partir del 400 d. C. Los tres últimos tipos de escrituras existieron hasta la llegada de los españoles.

En diferentes épocas de su historia los aztecas estuvieron en contacto directo con civilizaciones vecinas que poseían una escritura y tuvo que ser de ellos de donde tomaron su sistema de comunicación gráfica. también se pudieron beneficiar de los conocimientos de los toltecas. según el Códice de Florencia, una de las fuentes esenciales para el estudio del México antiguo, los toltecas tenían la tradición de contar los años y adivinar el futuro, registrando sus hallazgos en el "libro de los sueños"

Pero si hemos de creer al relato del Códice de Florencia, los aztecas ya tenían que estar en posesión de la escritura. En efecto, los que guiaban a los aztecas y portaban a sus dioses en sus espaladas eran denominados amoxoaque, es decir, "los poseedores de libros" y "los que tienen la tinta negra, los colores, los libros, los escritos y el saber."

La única fuente conocida que propone una fecha fecha para la introducción de la escritura en tierra náhuatl es el Códice Xolotl. En la plancha IV se halla la primera mención de un escriba, llamado Coatlitepan, en el año 4 Acatl, es decir, 1275.

La figura de la izquierda es un fragmento del Códice Xolotl (plancha VI). Una posible lectura es como sigue:

"Este es el momento en el que fue instalado como soberano el hombre llamado Ixtlilcozhitzin Ome Tochtli. Se sentó sobre la estera, sobre la silla (para gobernar). Y se casó con una mujer de nombre Matlalcihuatzin. Y tuvieron dos hijos; el primero de nombre Nezahualcoyotzin Acolmiztzin, la segunda una niña, de nombre Tozquentzin."

Las imágenes que aparecen sobre los códices náhuatl son de tres clases: glifos, personajes y ligaduras. Los glifos se identifican de los personajes por sus elementos constitutivos que no forman una imagen realista; todos los glifos se componen de muchos elementos que transcriben sus valores fonéticos, correspondiendo a las unidades del lenguaje: sílabas, raíces o palabras.

Códice Xolotl

La población nahua pudo con la escritura registrar las informaciones que no querían se perdieran. Los grandes temas abordados son económicos, registros de impuestos y catastros, históricos, como la historia de la ciudad de Texcoco, religiosos y de magia, sobre todo de adivinación y suertes.

Tras la conquista de México por los españoles en 1521, la escritura náhuatl desapareció bruscamente; varios factores hubo para ello: la destrucción física de los códices, la sustitución de la escritura náhuatl por la europea y el desprecio del que fue víctima.

Los códices que peor suerte corrieron fueron los que estaban guardados en los templos, que ardieron en el fuego; los mismos indios los quemaban ante el riesgo que corrían si se les encontraba en poder de dichos documentos.

También el sistema de los signos numéricos aztecas exhibe una caprichosa combinación de técnica figurativa y simbólica. Los aztecas contaban y calculaban siguiendo el sistema vigesimal. Esto quiere decir que se tomaba el 20 como unidad base y que las decenas superiores a 20 eran compuestos con 20 (30 = 20 + 10, 40 = 2 x 20, etc.). De acuerdo con este principio, valores numéricos mayores como 400 (20 x 20) y 8000 (20 x 400) eran igualmente unidades básicas, con lo que el cómputo y el cálculo se volvían bastante complicados; por lo menos, así se le antoja a alguien que esté habituado al sistema decimal. 

Las unidades básicas de este sistema numérico tienen símbolos propios en la escritura; el signo correspondiente a 20 es una bandera, el de 400 un signo que representa un mechón de pelo y el signo para 8000 es una bolsa decorada. Estos signos son símbolos figurativos en el genuino sentido de la palabra: la representación figurativa simboliza algo que no es reconocible en el dibujo de un objeto concreto determinado. La asociación de la bandera, del mechón de pelo o de la bolsa con el concepto numérico correspondiente es arbitraria, y si uno no conoce esta relación no podrá entender el sentido de los signos numéricos aztecas ni utilizarlos de forma coherente.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here