Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Sino-Tibetana > Lengua China > Dialecto Mandarín
Dialecto Mandarín

Situación geográfica

Historia

El mandarín es el principal grupo dialectal en China, tanto en términos numéricos como políticos. El término mandarín es una traducción procedente de la expresión de Beijing guan-huà 'lenguaje oficial', que fue por muchos siglos el dialecto de esa ciudad. En la Chimna actual este dialecto fue aceptado como lengua oficial a principios del siglo XX, aunque a partir de 1950, los límites políticos y geográficos lo denominaron putonghuà 'lengua común' en la República Popular China y guóyu 'lengua nacional' en Taiwan, difiriendo ambos en vocabulario y gramática. Una de las cuatro lenguas oficiales de Singapur, huáyu, también está basada en el dialecto de Beijing, habiendo algunas diferencias respecto al putonghuà y al guóyu.

Datos

Los nativo hablantes representan el setenta por ciento de la población total de China y ocupan la llanura septentrional, la llanura central Yángzi, la llanura Huái, la llanura nororiental, Sichuan y la mayor parte de las provincias de Guangxi, Guèizhou y Yunan.

Dialectos

Casi todos los dialectos mandarines son mutuamente inteligibles entre sí y se pueden dividir en los siguientes grupos:

  • Septentrional, hablando en el norte e incluye el dialecto de Pekín.

  • Noroccidental, que incluye los dialectos de la meseta Loess y los territorios al oeste.

  • Sudoccidental, hablado en Sichuan y regiones adyacentes.

  • Oriental, representado por los dialectos hablados en Nanking.

Escritura

 

Gramática

Al ser el chino una lengua tonal, el mandarín de Beijing sirve como un buen ejemplo, entre los dialectos chinos, de tal característica pues es uno de los dialectos más simples, tonalmente hablando, al tener cuatro tonos que indican los cuatro niveles de las palabras: alto, elevado, medio y alto caído. El sistema de romanización adoptado oficialmente por el gobierno de Beijing, llamado pinyin, representa los tonos mediante signos diacríticos superpuestos a la vocal nuclear de la palabra.

La diferencia tonal es una de las variantes más comunes entre los dialectos chinos: A veces sucede que los dialectos de dos aldeas separadas por unos pocos kilómetros tienen diferentes sistemas tonales. El sistema tonal de del dialecto de Pekín es el típico del habla septentrional.

Al contrario que en el cantonés y otros dialectos meridionales, el mandarín no tiene -p, -t, -k o -m como consonantes finales.

El sistema de pronombres es una de las características más distintivas del mandarín. La tercera persona es ta, una forma diferente totalmente al pronombre usado en los dialectos meridionales.

El plural se indica por el sufijo -men. La partícula subordinada es -de o -di. Los dialectos mandarines no tienen una serie de oclusivas sonoras, con sonidos como b, d o g.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here