Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Amerindias > Rama Iroquesa
Rama Iroquesa

Historia

Las lenguas iroquesas fueron, probablemente, las primeras de América del Norte en ser puestas por escrito por los europeos, al transcribir Cartier algunas palabras de una tribu que encontró en la Bahía de Gaspe en 1534. En el momento del encuentro con los europeos, los hablantes iroqueses vivían hacia el norte en Quebec, hacia el sur en Georgia y desde las costas de Virginia y las Carolinas en el este hasta Ohio, Pensilvania y Ontario en el oeste.

El pueblo conocido como iroqués estaba constituido por los mohawk, seneca, oneida, onondaga y cayuga, quienes al comienzo del siglo XVIII se unieron a los tuscarora de Carolina del Norte, formando así las Seis Naciones en lugar de las Cinco Naciones. Denominados iroqueses por los franceses, aunque los ingleses y holandeses les denominaban mohawk, maqua o seneca, las Seis Naciones se llamaron a sí mismas Pueblo de la Casa Grande (haudenosaunee en seneca, kanosoni en mohawk) en referencia a su primer tipo de morada, pues las casas iroquesas eran de grandes dimensiones, acomodando varias familias que compartían fuegos comunes para cocinar. Los pueblos más grandes iroqueses contenían hasta dos mil personas.

De especial importancia en la vida iroquesa eran las mujeres, dueñas de la propiedad y responsables de la toma de decisiones de la vida social, cuidadoras de la agricultura mientras que los hombres cazaban en los bosques o guerreaban contra enemigos tradicionales tales como los hurones al norte. La principal imagen masculina en la vida de un niño iroqués no es el padre sino el hermano de la madre, siendo la madre la figura dominante en las leyendas de la creación iroquesas.

La guerra era un elemento importante en la vida iroquesa. A finales del siglo XV y en respuesta a las terribles consecuencias de continuas guerras un hombre llamado Hiawatha fundó la Liga de las Cinco Naciones. Según la leyenda iroquesa habiendo perdido a sus cinco hijas en la guerra, Hiawatha en un arrebato de tristeza y desesperación se adentró en el bosque donde le halló un ser sobrenatural llamado Deganawidah, el Pacificador, quien era una reencarnación del Gemelo Bueno de la historia de la creación iroquesa. Deganawidah consoló a Hiawatha y le enseñó los rituales de la condolencia que serían la base de un nuevo credo, las Buenas Nuevas de Paz y Poder, estableciéndose de este modo la idea de paz.

Datos

Todas las lenguas iroquesas son habladas casi exclusivamente por gente mayor. La mohawk tiene unos 3.000 hablantes sobre 10.000; oneida 250 de 7.000; onondaga entre 150 y 200 de 1.500; cayuga 370 de 3.000; seneca 25 de 8.000 y tuscarora 30 de 1.000. Como estos datos son de 1991 es previsible que actualmente sean menores.

La mayoría de los iroqueses hablan inglés como lengua materna, habiendo algunos mohawk en Québec que también saben francés.

Dialectos

La Confederación Seis Naciones consistía primero de cinco grupos que hablaban lenguas iroquesas y luego de seis que eran: mohawk, oneida, onondaga, cayuga, seneca y (desde 1723) tuscarora. Las cinco lenguas, salvo tuscarora, son mutuante inteligibles hasta cierto límite. Los hablantes de edad pueden entender un poco más de las lenguas vecinas más a causa de los contactos frecuentes con hablantes de esas lenguas que por la cercanía de las lenguas entre sí.

Las lenguas iroquesas tomaron muy pocos préstamos de las lenguas europeas. Para los nuevos conceptos se usaba un nombre nativo creado a tal efecto usando medios morfológicos de la lengua. Puede haber préstamos del holandés, tal como 'pollo' (kitkit de 'kip') y 'gato' (takus de 'poes', con prefijo).

Escritura


Juan 3:16 en iroqués

Gramática

 

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here