Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas de Signos > Lengua India de signos de las llanuras
Lengua India de signos de las llanuras

Situación geográfica

Historia

La lengua india de signos de las llanuras nació cuando los caballos fueron introducidos desde el sur por los españoles y las armas desde el este por los franceses. Antiguamente fue usada para cazar, comerciar y a todos los niveles sociales de interacción; actualmente se usa para contar historias, rituales, leyendas y oraciones. No es una lengua de signos de sordos. Fue el medio más importante de comunicación inter-étnica en las llanuras.

En cuanto a versatilidad puede ser comparada con cualquier lengua de signos, incluidas las inventadas en tiempos recientes para los sordos. Durante su etapa de esplendor en el siglo XIX fue la principal lingua franca del oeste americano septentrional más allá del Misisipi, sirviendo a millares de nativos y pueblos foráneos.

Entre las razones para su invención pueden estar el hecho de comunicarse en silencio en la caza o en la guerra o en situaciones donde el habla pudiera ser tabú. Comunicarse por medio de señas con las manos y el cuerpo es una solución a situaciones de ese tipo.

Algunos eruditos de los siglos XIX y XX creen que la lengua de signos fue inventada deliberadamente por un grupo nativo, tal como los kiowas o por europeos, como los españoles. Pero a causa de su complejidad y originalidad esto es bastante improbable. Más posiblemente la lengua se originó espontáneamente en algún lugar de las llanuras meridionales o en una región cercana porque la lengua se esparció hacia el norte y el noroeste durante el siglo XIX y continuó en esa dirección en el siglo XX.

Si el multilingüismo fue un factor en su nacimiento entonces se puede afirmar que naciera en algún lugar de la costa del Golfo de México correspondiente a Texas donde se hablaban un gran número de lenguas mutuamente ininteligibles. Esa región era un centro importante de comercio entre nativos.

Los registros más antiguos hechos por europeos proceden del español Alvar Núñez Cabeza de Vaca en el siglo XVI y otros tres exploradores que sobrevivieron a la desastrosa expedición de Narváez al oeste de Florida, pasando ocho años (1528-1536) entre los indios de México y la costa de Texas. Durante ese periodo aprendieron mucho sobre la geografía y los pueblos nativos de la región, incluyendo unos rudimentos de sus lenguas. En su Naufragios y relación de la jornada que hizo a la Florida Cabeza de Vaca escribió:

'Hallamos también pedazos de lienzo y de paño, y penachos que parescían de la Nueva-España; hallamos tambien muestras de oro. Por señas preguntamos a los indios de adonde habían habido aquellas cosas; señaláronnos que muy lejos de allí había una provincia que se decía Apalache, en la cual había mucho oro, y hacían seña de haber muy gran cantidad de todo lo que nosotros estimamos en algo.'

La expedición de Francisco Vázquez Coronado (1540-1542) penetró en las llanuras meridionales y centrales, llegando a territorio que hoy pertenece a Kansas. En el relato de la expedición los indios denominados querechos (tal vez tonkawas o atabascanos de las llanuras) son mencionados comunicándose en lengua de signos tan eficazmente que no hacía falta intérprete.

En su momento álgido fue usada como lingua franca por kiowas, comanches, cheyennes, arapahoes y también por crows, nez perces, blackfoots, flatheads, gros ventres e hidatsas. Es decir, la lengua estaba diseminada desde Texas al río Misuri y sus afluentes en Dakota del Norte, Wyoming y Montana. Pero también esta región incluía la parte septentrional de México, el suroeste de U. S. hasta el valle del río Grande, la meseta de Colorado, Wyoming e Idaho y las inmediaciones de las llanuras en Canadá oriental.

Datos

La lengua india de signos está casi totalmente extinguida, aunque algunos signantes se pueden encontrar aislados en algunas reservas de las llanuras. 

Dialectos

El hecho de que la comunicación por medio de signos entre indios de varias partes del Misisipi occidental fuera posible fácilmente guió a la conclusión de que había una lengua uniforme por todas las llanuras. Si se notaban diferencias eran contempladas sin importancia o tenidas como signos ejecutados de forma descuidada.

Pero la observación cuidadosa ha establecido que la lengua india de signos no fue uniforme, habiendo diferencias léxicas y las lógicas divergencias regionales peculiares a tribus e individuos. Las diferencias en vocabulario y en estilo de ejecución son análogas a cualquiera lengua hablada.

Escritura

La figura inferior muestra algunos ejemplos de la lengua india de signos.

Gramática

El conjunto del léxico de la lengua india de signos se puede establecer en unos 1.000 signos básicos para la comunicación, aunque existen diccionarios compilados que recogen hasta 3.000 y 3.500 entradas. Las relaciones espaciales, las actividades físicas, los nombres de animales y descripciones de sus características y movimientos son abundantes en las compilaciones realizadas. Igualmente son frecuentes los nombres de personas y de lugares. En cambio la dificultad de expresar sentencias de causa-efecto y términos emotivos hacen más escasos estos signos.

Casi todos los signos tienen significado léxico más que gramatical, siendo entendido el significado léxico en aislamiento (árbol, río) y el gramatical en el contexto de la frase. Sólo unos pocos signos tienen un significado primordialmente gramatical, como cuando el signo indica que lo que sigue es una pregunta. El tiempo se indica por signos que tienen significado léxico, por ejemplo palabras equivalentes a adverbios temporales (mañana, ayer); el género por las palabras para masculino y femenino y la posesión por el signo para poseer colocado entre el signo del poseedor y el signo de lo poseído.

El orden de las palabras en una frase es libre y se puede decir lo mismo en un orden alternativo aunque en general el sujeto va antes del verbo y el modificador sigue a lo modificado.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here