Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Altaica > Rama Túrcica > Lengua Altái
Lengua Altái

Situación geográfica

Historia

La lengua altái pertenece al grupo kirguís-kipchaco de la rama túrcica oriental de la familia altaica. Antes de la colonización rusa en el siglo XVIII, la región Altáiy estaba habitada por varias etnias túrcicas, que formaban parte del janato de Dzhungaria. Al principio de la época soviética los pueblos altaicos eran denominados globalmente oiratos aunque actualmente son conocidos como altaicos. Antiguamente la lengua altái fue también conocida como oirato, según la tribu de los oiratos que en un tiempo vivieron en esa zona, aunque el oirato es una lengua mongola.

Datos

La hablan entre 50.000 y 60.000 personas localizadas en la Región Autónoma de Gorno-Altái. Como en otras partes del Asia central la comunicación entre hablantes de altái y sus vecinos hablantes de otras lenguas túrcicas, como la shor, jakasia, tuvá y tofa se realiza a través del bilingüismo en las dos direcciones. Cada hablante habla su propia lengua y es entendido por su interlocutor y viceversa. Lo mismo se aplica a los hablantes de tuvá y a sus vecinos orientales hablantes de tofa.

Dialectos

Los dialectos septentrionales y meridionales difieren notablemente entre sí, siendo los primeros más cercanos al grupo uigur-oguzo de dialectos jakasia.

La moderna lengua literaria está basada en el dialecto meridional, teniendo su comienzo después de 1920, existiendo un periódico y algunas publicaciones en esta lengua.

El dialecto septentrional se habla en los valles de los ríos nororientales de las montañas Altay en Siberia meridional. Se trata de un conglomerado de tres dialectos emparentados entre sí: tuba, kumandy y chalkan. El tuba se habla en Turochak, Choya y Mayma en la república de Altay en la Federación Rusa por unos 2.000 hablantes, incluyendo niños. El kumandy se habla en Krasnogorskoye, Solton, Kytmanovo y Tselinnoye en la región Altay y en localidades vecinas de la República Altay así como en Tashtagol y Sheregesh en la provincia de Kemerovo por varios millares de hablantes, aunque raramente por los jóvenes. El chalkan (kuu) se habla en Kurmach-Baygol, Suranash, Malyy Chitere, por menos de 10.000 hablantes. La transmisión de la lengua a los niños es defectiva aunque no se ha detenido todavía. Está amenazada.

El dialecto meridional se habla en los valles centrales y suroccidentales de los ríos de la zona Altay en Siberia meridional. Se trata de un conglomerado de tres dialectos: altay, telegit y teleut (o telegut, en chino pinyin tielingute). En 1989 se daba una cifra de hablantes de 50.000 personas aproximadamente. El teleut se habla en la región de Shebalino en la república Altay, pero la mayoría de sus hablantes fueron dispersados por razones políticas en los siglos XVII y XVIII en las partes occidentales de Kemerovo y en la región Chumish, en la parte oriental Altay. Una pequeña diáspora teleut ha sido registrada dentro del Distrito Altai, al norte de Sinkiang en China, pero no se sabe si continúan hablando la lengua. Es posible que el dialecto meridional todavía sea aprendido por los niños e incluso en el caso de los teleut dispersos, que son unos 2.000, la transmisión de la lengua no se haya estancando todavía enteramente. Tal vez pueda haber un resurgir de la lengua debido a problemas sociales y ecológicos que hacen resurgir un sentimiento nacional. Está seriamente amenazada.

Escritura

Ya en 1845 se hizo uso con fines misioneros del alfabeto cirílico y como fue normal en las repúblicas soviéticas, en la década de los años treinta se experimentó con la romanización para volver de nuevo al cirílico.

El dialecto meridional es el usado como norma literaria.


Juan 1:1-8 en altái

Gramática

La lengua altái tiene al menos dos formas de lenguaje tabú: las palabras primarias para ciertos objetos se usan también para nombres propios masculinos; por ejemplo, si la palabra malta "hacha" (turco, balta) es el nombre del marido, la mujer ha de usar otra palabra sustitutoria para hacha, como keziner, en lugar de la palabra tabú malta. Del mismo modo hay un vocabulario específico para los cazadores al nombrar los animales: por ejemplo, el lobo debe ser llamado bööstoy en lugar de börÿ.

El acento tónico va al final de la sílaba, con acentos secundarios dentro de la palabra. El nombre tiene dos números y cinco casos. El marcador del plural es -lar.

El adjetivo precede al nombre y es invariable. La numeración del 1 al 10 es: bir, eki, ÿch, tört, , altI, jeti, segis, togus, on; 11 on bir, 12 on eki, 20 jirme, 30 odus, 40 tört on o kIrIk, 100 jÿs.

Los pronombres en singular son: 1 men, 2 se, 3 ol; plural 1 bis(ter), 2 sler(ler), 3 olor. Todos se declinan en todos los casos. La base del oblicuo de ol es on-. El pronombre demostrativo es bu 'esto', ol 'eso'; el interrogativo kem '¿quién?', ne '¿qué?'.

Los verbos altái tiene voz, modo, tiempo diferenciados por número y persona; las formas infinitivas, participios y gerundios juegan un papel crucial en la sintaxis, como pasa en otras lenguas túrcicas. Todas las formas tienen de dos a seis o más alófonos.

El orden de la frase es sujeto, objeto y verbo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here