Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Altaica > Rama Túrcica
Rama Túrcica

Historia

La clasificación interna de las lenguas túrcicas es un asunto extremadamente complejo. En general, estas lenguas son cercanas las unas a las otras, formando un complejo dialectal en el que las formas de lenguaje son muchas veces mutuamente inteligibles, decayendo esa inteligibilidad a medida que hay separación geográfica. Sólo dos lenguas túrcicas no cuadran con ese caso: el chuvasiano, que es la lengua túrcica más divergente, y el yakuto (incluyendo el dolgan que es considerado una lengua separada), que se separó hace tiempo del cuerpo túrcico principal y ha recibido considerable influencia tungús. Otra complicación es que los hablantes de lenguas túrcicas han sido históricamente desplazados de unos lugares a otros por ejércitos invasores (hunos, mongoles, tártaros) que han pasado por su territorio. Un breve ejemplo de un reciente desplazamiento dará indicación de las complicaciones que puede introducir esta movilidad humana en las clasificación genética de las lenguas. El trukhmenio es históricamente un dialecto del turcomano y de hecho todavía a veces se considera así. Sin embargo, los trukhmenios emigraron de Turkmenia al norte del Cáucaso (en Stavropol) donde entraron en contacto con la nogay, otra lengua túrcica de un sub-grupo diferente. Como resultado, el trukhmenio ha perdido muchas de las características del turcomano y ha adquirido algunas del nogay.

Un problema añadido está relacionado con la nomenclatura de los pueblos túrcicos, ya que un autónimo se transfiere de un pueblo a otro, de hablantes de un grupo túrcico a otro o sobrevive como autónimo entre pueblos túrcicos cuyas lenguas claramente pertenecen a grupos diferentes. Este fenómeno no es único, ya que ocurre, por ejemplo, con los eslavos, de donde una sola raíz proceden autónimos como esloveno, eslovaco, eslavonio, eslovene, etc. El caso más notorio dentro de los pueblos túrcicos es el tártaro, que en un tiempo sirvió para designar a todos los pueblos túrcicos, excepción hecha de los turcos otomanos. En tiempos recientes, con el desarrollo de nombres individuales para los varios sub-grupos túrcicos, el término tártaro se ha restringido gradualmente, hasta el punto de limitarlo a los que antiguamente fueron llamados tártaros del Volga, es decir, el grupo étnico con su centro tradicional en Kazan. En adición a ellos hay otros grupos étnicos que o tienen distintivo autónimo y retienen el término tártaro junto con un atributo añadido: por ejemplo, tártaro de Crimea, tártaro chulym (melet). El tártaro de Crimea y el tártaro chulym, a pesar de su nombre común tártaro no están relacionados estrechamente entre sí, ni étnica ni lingüísticamente dentro de la rama túrcica.

Otro autónimo que ha experimentado transformaciones similares es uigur. Hay dos grupos dentro de las lenguas túrcicas que llevan el nombre uigur: el karluk-uigur y el uigur-oguz, y sin embargo ninguno de los dos habla uigur. Algo similar ocurre con los términos kazajo y kirguís: el pueblo y la lengua que ahora se llaman kazajo fueron originalmente llamados kirguises, mientras que los ahora llamados kirguises fueron llamados kara-kirguises.

El hogar túrcico original estaba cerca de China, en el Turquestán, siendo el Turquestán chino la parte oriental de esa región y que ahora se denomina Xinjiang. La parte septentrional del Turquestán chino, alrededor del río Ili, fue el foco del Imperio que hacia el siglo VI d. C. comenzó su expansión occidental. Hasta entonces los pueblos túrcicos sólo habían vivido en el occidente y el centro de Mongolia. Sus monumentos literarios más antiguos, escritos en estelas erigidas en el valle del erío Orkhon (afluente del Selenga en el norte centro de Mongolia), proceden del siglo VIII. Esa zona es la cuna de casi todos lo imperio nómadas y el corazón de la región altaica. Por eso esa parte oriental del Imperio tuvo una importancia política más importante que la occidental, aunque esta última fuera militar y económicamente más fuerte. Los túrcicos orientales han preservado la identidad nacional mientras que los occidentales fueron el enlace entre las civilizaciones de oriente y occidente.

Los túrcicos occidentales hicieron conquistas en el oeste y el sudoeste absorbiendo a las poblaciones iranias locales. Los tajikos que se hallan en Xinjiang occidental representan los elementos no asimilados en ese proceso. Esta expansión del Imperio en los siglos VI y VII fue el cénit en la difusión de los pueblos túrcicos por Asia, pero luego fueron desplazados por los mongoles bajo Gengis Kan en el siglo XII y más tarde por los rusos.

Al estudiar las lenguas túrcicas es importante tener en mente algo de la influencia cultural que ha modelado tales lenguas, siendo la principal el esparcimiento del Islam: esta religión es la tradicional de la mayoría de hablantes de lenguas túrcicas, exceptuando algunas en el extremo occidental (gagauzos y chuvasios son en su mayor parte nominalmente cristianos) y los que están al este de la línea tradicional divisoria entre Islam y no Islam en Siberia, que s el Río Irtysh. En términos geográficos esto significa que los pueblos túrcicos, desde los turcos en el oeste a los kazajos y kirguises en el este, son musulmanes, con la única excepción de los karaim, que son de religión judía aunque no de etnia judía, tratándose del remanente que adoptó el judaísmo como religión oficial del Imperio Jazar. Al este de esa línea divisoria algunos de los pueblos túrcicos aceptaron el budismo de los mongoles, quienes a su vez lo recibieron del Tíbet; esto se aplica a los altaicos, jakas y especialmente tuvá. Otros pueblos túrcicos de Siberia no fueron afectados por las innovaciones religiosas procedentes de Eurasia, reteniendo sus creencias chamanistas.

Esas divisiones religiosas se reflejan en la influencia lingüística: los pueblos islámicos tienen una fuerte influencia árabe y persa en términos de vocabulario, pero también fonología (asimilación de sonidos no hablados previamente en las lenguas túrcicas) y la sintaxis. La influencia persa se advierte en las lenguas túrcicas que coexisten con las lenguas iranias y sus dialectos, por ejemplo en uzbeko y en dialectos iranios de Azerbaiyán. Las lenguas de los pueblos túrcicos budistas han estado sometidas a influencia léxica del mongol, tibetano, sánscrito y en un caso griego, trasmitido vía mongol, como es la palabra tuvá nom 'libro' que deriva de la griega nomos 'ley'. Los chuvasios han permanecido aislados de las corrientes que han afectado al cuerpo de lenguas túrcicas, teniendo más influencia de las lenguas urálicas, especialmente de la mari.

Datos

Lengua

Localización

Hablantes

Rama sudoccidental (oghuz)

 

 

Oghuz occidental

 

 

Turco

Turquía (55.000.000) Alemania (2.000.000) Ucrania (44.000)

60.000.000

Gagauzo

Moldavia (153.000) Ucrania (44.000)

200.000

Azerí

Irán (15.000.000) Azerbaiyán (6.600.000)

21.600.000

Oghuz oriental

 

 

Turcomano

Turkmenistán (2.700.000) Irán (500.000), Iraq - Rusia - Armenia

4.000.000

Jorasán

Irán

2.000.000

Oghuz meridional

 

 

Afshar, qashqai y otros

Irán - Afganistán

500.000

Rama noroccidental

 

 

Kipchako meridional

 

 

Kazajo

Kazajistán (7.900.000) China (1.200.000) Uzbekistán (900.000), Afganistán - Uzbekistán - Pakistán

10.500.000

Karakalpako

Uzbekistán

400.000

Nogay

Nogai, Rusia

67.000

Kirgizio

Kirguizistán (2.300.000) Uzbekistán (170.000) China (150.000)

2.620.000

Kipchako septentrional

 

 

Tártaro

Rusia (4.700.000) Uzbekistán (420.000) Kazajstán (230.000), Mongolia - Turkmenistán

5.500.000

Baskirio

Rusia

1.000.000

Dialectos siberianos occidentales

Rusia

 

Kipchako occidental

 

 

Kumyko

Rusia

275.000

Karachay

Rusia

150.000

Balkar

Rusia

80.000

Tártaro de Crimea

Uzbekistán - Rumanía

270.000

Karaim

Lituania - Ucrania - Rumanía - Bulgaria

100

Rama sudoriental (uigur-chagatai)

 

 

Grupo occidental

 

 

Uzbeko

Uzbekistán (16.500.000) Afganistán (1.600.000)

20.600.00

Grupo oriental

 

 

Uigur

China (7.500.000)

7.730.000

Uigur amarillo

Sarig, China

4.100

Salar

China

87.000

Rama nororiental (siberiana)

 

 

Siberia septentrional

 

 

Yakuto

Rusia

365.000

Dolgan

Rusia

5.700

Siberia meridional

 

 

Tuvá

Rusia (205.000) Mongolia (25.000)

230.000

Tofa

Karagas, Rusia

300

Altay

Rusia

60.000

Jakas

Rusia

62.000

Shor

Rusia

10.000

Chuvasio (volga-bolgar)

Rusia

1.400.000

Jalaj (arghu)

Irán

28.000

 

 

Total

140.000.000

Dialectos

La rama túrcica de las lenguas altaicas contiene un gran número de lenguas habladas desde los Balcanes pasando por Asia Central hasta regiones de China y Siberia. Los registros más antiguos escritos en lengua túrcica proceden de comienzos del siglo VIII y están escritos en la denominada escritura Orkhon.

Los dialectos de la rama túrcica son los siguientes:

  • BolGar o BulGar, formada por la lengua chuvasiana, hablada en la República Autónoma Chuvasia al este de Moscú en el Río Volga. Esta lengua es muy diferente de las otras lenguas túrcicas y según algunos eruditos pudo fornar una rama separada del proto-túrcico antes de los demás grupos túrcicos.

  • Oriental, en el que estaría el uzbeko (hablado en Uzbekistán principalmente y también en China) y el uigur (hablado en China principalmente y en partes de la ex-Unión Soviética).

  • Septentrional, en el que se halla la lengua altai (hablada en la Región Autónoma de Gorno-Altai), tuvá (en la Región Autónoma Tuvin de la Federación Rusa) y el yakuto (en la Región Autónoma Yakutia de la Federación Rusa, sobre el Río Lena).

  • Meridional, cuyo miembro más prominente sería el turco u osmanli (con 50 millones de hablantes, de los cuales 46 millones viven en Turquía), azerí, con hablantes en Irán, Azerbaiyán, Iraq, Turquía y Siria, tártaro de Crimea, con hablantes en Uzbekistán, salar, hablado en las provincias chinas de Qinghai, Gansu y Xinjiang, gagauz, hablado en Moldova, con algunos hablantes en Ucrania y Kazajistán y turcomano, hablado en Turkmenistán y Afganistán.

  • Occidental, que incluye la lengua karachai-balkar en la Región Autónoma de Karachay-Cherkess de la Federación Rusa, kumiko al sur de la República Autónoma de Daguestán, baskirio, en la República Autónoma de Baskiria en la Federación Rusa, karakalpako, en la República Autónoma Karakalpak en Uzbekistán a lo largo del Amu Darya y en la parte meridional del Mar de Aral, kazajo, hablado en Kazajistán y kirguís, hablado principalmente en Kirguizistán y también en China.

Las lenguas túrcicas son muy similares entre sí y hay un alto nivel de inteligibilidad entre ellas.

Escritura

La escritura árabe se usa para el uigur, kazajo y kirguís. No hay escritura en China para el salar o yugur, usándose la escritura china para propósitos administrativos y educativos. El uzbeko y el tártaro fueron escritos en China en árabe pero no hay publicaciones de esas lenguas en esa nación. La instrucción en las escuelas es en uigur y kazajo que son usados ampliamente por los uzbekos y los tártaros.

Gramática

Las lenguas túrcicas comparten una serie de características comunes:

  • Son lenguas aglutinantes, con una estructura compuesta por la raíz más los afijos. Las raíces son extraordinariamente estables en toda la gama de lenguas y en largos periodos de tiempo.

  • Existe armonía vocálica que consiste en la correspondencia entre vocales frontales y posteriores en unidades lingüísticas.

  • No existen artículos.

  • Hay una total ausencia de géneros gramaticales.

  • El adjetivo precede al nombre que determina y el adverbio siempre precede al predicado.

  • Se prefiere la posposición a la preposición.

  • El verbo usualmente es final.

El verbo se construye sobre un juego de raíces (presente, fututo, aoristo, condicional, neecsitativo, subjuntivo y dos tiempos pasados) a lo que debe añadirse una serie de afijos que marcan las distinciones de modo o tiempo para formar formas finitas. El turco distingue entre un pasado evidencial, usado cuando el hablante testifica de un suceso de común conocimiento, de un pasado inferencial, cuando el suceso del que se habla es de conocimiento del hablante.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here