Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Germánica > Grupo Septentrional > Subgrupo oriental > Lengua Danesa
Lengua Danesa

Historia

Los primeros textos en danés, dansk, proceden del 1200 y a finales del siglo XIV la reina Margarita I decidió cambiar el latín, como lengua de la administración, por el danés.

El danés moderno se desarrolló a partir de la lengua escrita durante el periodo de la Reforma, fuertemente influido en los siglos XVII y XVIII por el dialecto hablado por los ciudadanos de Copenhague, centro cultural y económico de la nación.

La historia de la lengua danesa se divide en tres periodos:

  • Danés Antiguo (c. 800-1100), que corresponde a grandes rasgos a la Edad Vikinga.

  • Danés Medio (c. 1100-1525), que corresponde a la Edad Media.

  • Danés Moderno (c. 1525), después de la Reforma y hasta el presente.

De todas las lenguas escandinavas la danesa es la que se ha desplazado más remotamente desde sus raíces escandinavas comunes, sobre todo por la localización geográfica de Dinamarca que forma un puente entre los países nórdicos y la Europa continental.

Datos

La lengua danesa es la lengua oficial del reino de Dinamarca (que comprende Dinamarca, las Islas Feroe y Groenlandia), donde es la lengua nativa de una gran mayoría de la población de más de 5 millones de personas. La lengua danesa es también la lengua cultural de unos 50.000 habitantes en Alemania al sur de la frontera danesa en Schleswig-Holstein.

Dialectos

Los dialectos de Dinamarca se dividen tradicionalmente en tres amplios grupos: 

  • jysk Outlandés), 

  • omál (danés insular,hablado en las islas de Fionia, Seelandy las islas más pequeñas al sur) y 

  • bornholmsk (en la isla de Bomholm, al sur de Suecia). 

Los lugares en los que los dialectos se emplean más corrientemente son Jutlandia norte, Jutlandia sur, Jutlandia oeste y Bomholm, sobre todo en las ciudades más pequeñas y en los pueblos. Alrededor de tres millones de daneses hablan lo que en la actualidad se conoce con el término regionalsprog ("lenguas regionales"), un tipo de uso dialectal "descafeinado" de la lengua. La razón de su auge reside en la cada vez mayor interacción social y movilidad de la población, sobre todo en el siglo XX. 

Estas "lenguas regionales" han conservado algunas de las características de los dialectos locales de los que derivan, aunque también pueden considerarse sencillamente como variantes regionales de la lengua danesa estándar. La presencia o ausencia de uno de los rasgos más característicos de la pronunciación danesa, el stod u oclusión glótica, cuyo uso varía dependiendo de las regiones, ha sido también utilizada por los lingüistas para diferenciar variantes dialectales.

Escritura

Para escribir en danés se usa el alfabeto romano, con 26 letras como en inglés más tres específicas para sonidos daneses.


Juan 1:1-8 en danés

Gramática

La lengua danesa es la lengua escandinava que ha estado sometida al mayor número de cambios a partir del escandinavo antiguo. Durante la Edad Media perdió su sistema de casos, mezclando los géneros masculino y femenino en un género común, adquiriendo muchas palabras bajo alemanas así como sufijos y prefijos del contacto con los comerciantes de la Liga Hanseática. La característica más sobresaliente de su sistema de sonidos es la glotal oclusiva (stød), derivada de lo que originalmente fue un acento tonal.

El orden de la oración es sujeto, verbo y objeto, aunque complemento, verbo y sujeto también es posible para hacer énfasis.

El danés moderno tiene dos casos (nominativo y genitivo) y dos géneros (masculino y femenino). Uno de sus rasgos más característicos es su modo de articulación sonora, que tuvo su origen en el acento tonal.

El acento tónico va en la primera sílaba de la palabra raíz. El danés tiene dos géneros: común y neutro. El artículo determinado es -en para nombres comunes y -et para los neutros, siendo -ene la forma del plural para ambos géneros. Los casos se efectúan como en inglés, por medio de preposiciones, salvo el genitivo que tiene marcador específico: -s.

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: en, to, tre, fire, fem, seks, syv, otte, ni, ti; 11 elleve, 12 tolv, 13 tretten, 20 tyve, 30 tredive, 40 fyrre, 50 halvtreds, 60 tres, 70 halvfjerds, 80 firs, 90 halvfems, 100 hundrede.

Los pronombres personales en sus formas nominativa primera y segunda persona son: jeg, du; plural vi. La tercera persona distingue género en el singular: han, hun, den 'él, ella, ello'. Los pronombres posesivos en primera persona son min, mit, mine; segunda persona din, dit, dine y primera persona plural vor, vort, vore. La tercera persona es hans, hendes, dens/dets. La segunda y tercera persona plural es: jeres, deres. El interrogativo es hvem '¿quién?', hvad '¿qué?'. El adverbio de negación es ikke.

Los verbos son transitivos-intransitivos, débiles y fuertes, teniendo voces activa y pasiva y modos indicativo e imperativo con vestigios del subjuntivo.

La partícula negativa es el adverbio ikke.

La formación de las palabras se forma, como en alemán, por prefijación, sufijación y composición.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto, aunque por énfasis es posible objeto, verbo y sujeto.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here