Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Aisladas > Lengua Coreana
Lengua Coreana

Historia

Durante mucho tiempo los estudiosos han tratado de asociar la lengua coreana a alguna de las grandes familias de lenguas pero no ha habido grandes avances en este sentido. No han faltado teorías acerca del origen de la lengua y dos de las más conocidas, la septentrional y la meridional, han sido defendidas por algunos investigadores. 

Según la teoría meridional el pueblo y la lengua coreana proceden del sur, principalmente de la región del Pacífico, habiendo dos versiones de la misma: una dice que la lengua coreana está relacionada con las lenguas dravídicas de la India, dadas las similitudes sintácticas entre las lenguas dravídicas y la coreana; por ejemplo ambas lenguas tienen el orden sujeto, objeto y verbo, posposiciones en lugar de preposiciones, no tienen pronombres relativos, modificadores delante del nombre, etc. 

La otra versión de la teoría meridional es que está relacionada con las lenguas austronésicas, habiendo lingüistas y antropólogos que la apoyan. Las características que comparte el coreano con las lenguas polinesias incluyen la estructura fonológica de sílabas abiertas, el sistema honorífico y los números y nombres de varias partes del cuerpo. Los elementos antropológicos compartidos por coreanos y los pueblos del Pacífico Sur son el cultivo del arroz, el tatuaje, el sistema familiar matrilineal, el mito del huevo como el origen de la realeza y otros recientes descubrimientos en culturas paleolíticas y pre-cerámicas. Aunque esta teoría ha atraído la atención de muchos lingüistas no es aceptada por muchos otros.

La teoría septentrional postula que la lengua coreana está relacionada con la familia altaica. Aunque esta idea no es completamente aceptada por la comunidad lingüística, la mayor parte de los lingüistas coreanos y algunos estudiosos occidentales parecen inclinarse hacia la misma. Las grandes ramas de la familia altaica son la túrcica, mongola y tungús, hablándose dichas lenguas desde los Balcanes a la península de Kamchatka en el Pacífico Norte; pues bien, la teoría septentrional afirma que la rama tungús de las tribus altaicas emigró hacia el sur, alcanzando la península coreana, de manera que las lenguas tungús incluirían dos grandes lenguas: la coreana y la manchú

El concepto de que el coreano es una rama de la familia altaica está apoyado por la evidencia antro-arqueológica tal como menhires, dólmenes, chamanismo y bronce, hallazgos que se han producido también en Asia Central, Siberia y norte de Manchuria. El coreano es similar a las lenguas altaicas en la ausencia de elementos gramaticales tales como número, género, artículos, morfología fusional, voz, pronombres relativos y conjunciones. La armonía vocal y la aglutinación se hallan también en las lenguas altaicas. Al comparar las dos teorías parece que la influencia septentrional es más dominante que la meridional.

En excavaciones arqueológicas recientes se ha descubierto que los antiguos paleo-siberianos vivieron en la península de Corea y en Manchuria antes de que los altaicos emigraran de esas regiones. Los paleo-siberianos, que incluyen los chukchi, koryakos, kamchadales, ainu y esquimales, entre otros, fueron expulsados hacia el norte por las tribus recién llegadas o bien asimilados por los conquistadores cuando llegaron a la península de Corea. Se piensa que la emigración de los nuevos inquilinos se produjo hacia el 4.000 a. C. si bien nada se sabe sobre la lengua de los colonos primitivos. 

Tras la emigración algunos antiguos coreanos se asentaron en las regiones de Manchuria y el norte de Corea mientras que otros se movieron más hacia el sur. Muchos pequeños estados tribales se fundaron en esas regiones desde el siglo I a. C. hasta el I d. C. y la antigua lengua coreana se divide en dos dialectos: la lengua puyo y la lengua han; la primera fue hablada por tribus como los puyo, los kokuyo, okcho y yeamek en Manchuria y el norte de Corea mientras que la lengua han se habló en los tres estados tribales han: Mahan, Chinhan y Byonhan, en el sur de Corea.

Hacia el siglo IV d. C. los pequeños estados tribales fueron derribados y en su lugar aparecieron tres reinos con gobiernos fuertemente centralizados en Manchuria y la península de Corea. De esos tres reinos el más grande, Kokuryo, ocupó el territorio de Manchuria y la porción septentrional de Corea, mientras que los otros dos reinos, Paekche y Silla, establecieron Estados en el suroeste y el sureste de la península coreana. Se cree que los kokuryo hablaban la lengua puyo y los silla la han. No es seguro qué lengua hablaban los paechkche porque su clase gobernante consistía de puyos que hablaban puyo. Cuando la península coreana fue unificada por los silla en el siglo VII la lengua han se convirtió en la dominante, preparando el camino para una lengua homogénea. Finalmente la lengua han sería la única lengua coreana durante las dos dinastías de Koryo (936-1392) y Joseon (1392-1910).

Datos

La lengua coreana se habla en la península de Corea, en la provincia china de Heilongjiang y en la isla de Cheju, donde existe un dialecto particular. En la República de Corea (Corea del Sur) la hablan más de 42 millones de personas y en la República Democrática de Corea (Corea del Norte) unos 20 millones.

Dialectos

Desde la unificación de la península coreana en el siglo VII bajo los silla, el dialecto de la capital ha sido la lengua normativa. Cuando los silla gobernaban con su capital en Kyongju desde el siglo VII al X, el dialecto de Kyongju fue la lengua normativa, pero cuando los silla fueron suplantados por los kryo en el siglo X, la capital se desplazó a Kaegyon en la región central de Corea y su dialecto fue el hegemónico hasta el siglo XIV. Cuando los joseon sucedieron a la dinastía koryo al final del siglo XIV la capital se estableció en Seúl, capital de la actual Corea del Sur, y la lengua hablada allí fue el dialecto normativo hasta el día de hoy. Por lo tanto, las decisiones políticas han dominado la formación del dialecto normativo, lo cual se ha visto en el siglo XX y hasta hoy, cuando existen dos dialectos oficiales en Corea: el de Seúl y el de Pyongyang.

Aunque la distinción dialectal de una región a otra no es drástica debido al pequeño tamaño de la península coreana, cada región tiene sus propias características dialectales. Una gran frontera dialectal es la que separa el dialecto de la isla de Chejú y los dialectos principales continentales.

Escritura

La lengua coreana hablada antes del siglo XV no es bien conocida porque no hay muchos registros de documentos que revelen cómo era la lengua usada antes de entonces. Fue en el siglo XV que el sistema de escritura alfabético, han'gul, fue inventado para escribir coreano por el rey Sejong. Antes de eso sólo los caracteres chinos eran empleados en la escritura, si bien los mismos no se adaptaban a las características de la gramática coreana. No obstante, incluso después de la invención de la escritura coreana los caracteres chinos siguieron siendo usados como el principal medio de escritura hasta el siglo XX. 

En la tradicional sociedad coreana el aprendizaje y estudio de los caracteres chinos y de la lengua china fueron monopolizados por una pequeña élite de aristócratas, pero para el pueblo el tiempo consumido en aprender los caracteres chinos no sólo era un lujo sino algo inútil, pues el aprendizaje de los mismos no le ayudaba en la mejora de sus vidas.

A principios del siglo XX se hicieron más estudios sistemáticos sobre la lengua coreana, obra de unos pocos investigadores que publicaron gramáticas de dicha lengua. Sin embargo, el avivamiento del interés por la lengua coreana sufrió un retroceso debido a la política colonial japonesa que suprimió el estudio de la lengua. 

Pero tras la Segunda Guerra Mundial, Corea se dividió en dos naciones aliadas cada una de ellas a una de las dos grandes potencias, instituyendo cada Estado una política diferente sobre la lengua: mientras que en el Sur se usan los caracteres chinos en el Norte sólo se usa el alfabeto coreano; es más, en el Norte no se enseñan los caracteres chinos ni se usan en periódicos ni libros. En el Sur, en cambio, la política sobre la enseñanza de los caracteres chinos ha sido inestable, según el partido en el poder. Aunque los caracteres chinos fueron abolidos un par de veces, dicha abolición no duró más que unos pocos años y actualmente el gobierno ha adoptado la política de obligar a los estudiantes en la escuela secundaria a aprender 1.800 caracteres chinos.

Para transcribir las palabras coreanas en otras lenguas se usan varios sistemas. Para los hablantes de inglés el más popular es el de McCune-Reischauer, que escribe las palabras como suenan, más o menos, al oído estadounidense. Para citar frases, muchos lingüistas prefieren la romanización Yale, que refleja con más seguridad la ortografía coreana y evita la necesidad de diacríticos para marcar las distinciones vocálicas.


Juan 3:16 en coreano

Gramática

Una característica de la gramática coreana es su sistema de desinencias honoríficas y marcas internas de las palabras que señalan las relaciones sociales; la forma de una palabra varía en función del hablante, del oyente (según sea extranjero, anciano, niño, un amigo) y de la persona sobre la que se habla.

Debido al uso de los caracteres chinos, el coreano tiene muchos préstamos chinos, de hecho más de la mitad de las palabras del vocabulario coreano tienen origen chino. Cuando el gobierno proclamó que los documentos oficiales iría escritos en escritura coreana y china, los primeros periódicos y revistas se publicaron en alfabeto coreano, extendiéndose de esa forma dicho sistema de escritura. 

El Norte y el Sur tienen diferentes políticas sobre la 'purificación' del coreano. Por purificación de la lengua se entiende el uso de únicamente palabras nativas coreanas en la vida cotidiana, siendo el objetivo de esta campaña las palabras sino-coreanas. En el Norte, el gobierno ha sido muy activo en la misma, movilizando a periódicos y revistas a difundir las palabras coreanas puras o nuevamente traducidas. En el Sur, algunos eruditos y organizaciones de estudio de la lengua han tratado de defender la purificación del coreano por los medios académicos, pero el gobierno nunca ha participado oficialmente en este movimiento. Las diferencias ortográficas, léxicas y fonológicas de la lengua normativa de las dos Coreas es menor, no habiendo demasiado conocimiento sobre los dialectos de Corea del Norte. 

La lengua coreana tiene varios elementos de conexión con la japonesa: ambas son aglutinantes y el orden de la frase es sujeto, objeto y verbo, estando el verbo siempre al final de la misma. No obstante no hay claridad en cuanto a la relación genética entre ambas lenguas. Los modificadores siempre preceden lo que modifican. Las acciones se expresan por predicados que son verbos, como mōgō 'come' y anja 'se sienta', las características por predicados descriptivos que son adjetivos, como tōvō 'es caliente' y cho(h)a 'es bueno'.

En la lengua normativa de Corea del Sur, que se basa en el habla de la gente culta de Seúl y retrocede hasta el lenguaje del Reino de Silla, hay tres tipos de plosivas:

  • No aspiradas: p, t, ch, k, pp, tt, tch, kk.

  • Aspiradas: p', t', ch', k'.

  • Ligeramente aspiradas: s, ss, r, h, m, n y dos semivocales y y w.

Hay diez fonemas vocálicos:

  • Tres frontales no redondeadas: i, e, ae [i, e, ε].

  • Tres centrales-posteriores no redondeadas: ǔ, ǒ, a.

  • Dos redondeadas posteriores: u, o.

  • Dos redondeadas: ui, oe [y, Ø]. La distinción entre las dos últimas no se mantiene normalmente y se pronuncian ǔ o i y we, respectivamente.

El núcleo vocal consiste de una vocal simple, precedida de y o w. La romanización McCune-Reischauer coloca una marca (˘) encima de las letras [u] y [o] para distinguir las vocales no redondeadas [] y [ə] de las redondeadas [u] y [o]. La romanización Yale usa la letra u para la no redondeada [] y escribe [u] como wu, si bien anima a la omisión de la w tras la p, ph (=p'), pp, m, e y, donde las redondeadas ya no son distintivas en coreano moderno. Las vocales frontales transcritas como e = [e], y ae = [ε] o [æ] fueron originalmente diptongos, según se aprecia en la complejidad de los símbolos hangul reflejados en ey y ay de la romanización Yale. La vocal ae ya no guarda la distinción de la e en Corea del Sur y la distinción se pierde en el actual Seúl, aunque se mantiene su ortografía. Otro antiguo diptongo, [oy], se transcribe oe (Yale oy) y a veces se pronuncia como una vocal frontal redondeada [ö], aunque comúnmente suena igual que el menos común diptongo we, que a veces se simplifica como e; el apellido Ch'oe se puede decir como si fuera Ch'we o Ch'e. El antiguo diptongo [uy] se convierte en el moderno wi [wi] y así es pronunciado por la mayor parte de los hablantes, aunque alguna personas usan una vocal frontal redondeada [ü]. El antiguo diptongo ŭy [y], absorbido en el ăy [əy], fue reemplazado por [] o [i] pero se mantiene en la ortografía de ciertas palabras de origen chino, como ŭiŭi [:i] 'significado' y en la escritura de la partícula -ŭi [e] 'de'. La antigua versión como diptongo ha ganado popularidad otra vez en Seúl en palabras como ŭija 'silla', pronunciada como tres sílabas.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here