Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Eslava > Lenguas Lequíticas > Lengua Polaca
Lengua Polaca

Historia

La lengua polaca, zyk polski, pertenece a la rama lequítica del grupo occidental eslavo, junto con los extintos dialectos de los eslavos que en su día vivieron entre los ríos Oder y Elba. La historia registrada de la lengua polaca comienza con una bula papal redactada en latín en 1136 al arzobispo Gniezno, en la que se contienen 410 nombres polacos personales y geográficos. El registro polaco más antiguo está fechado en el siglo XIII, siendo del siglo XIV el texto continuo más antiguo; en el siglo XVI ya se puede hablar de una lengua literaria más o menos normativa.

La lengua literaria del siglo XVI contiene algunas características del dialecto de la región de Wielkopolska, al oeste de Polonia, y de la región de Malopolska, al sudeste, estando la historia temprana de Polonia conectada con centros político-religiosos de esas regiones (Gniezno, Poznan y Cracovia). Las influencias de ambas diferencias dialectales se saldaron en ocasiones con la selección de la variante más cercana a la lengua checa, la cual tuvo fuerte influencia a comienzos del siglo X, cuando el cristianismo entró en Polonia vía Bohemia. La lengua literaria polaca ha tenido un desarrollo continuo desde entonces, aunque tuvo un serio competidor en el latín, no pudiendo desembarazarse de dicha competencia hasta el final del siglo XVIII.

En 1924 el novelista Wladyslaw Reymont ganó el Premio Nobel de Literatura. Otros novelistas y poetas que lo ganaron fueron Henryk Sienkiewicz en 1905, Czeslaw Milosz en 1980, Wislawa Szymborska en 1996.

Datos

El polaco es la lengua nativa de casi 38 millones de personas que viven en Polonia y de 10 millones más que viven fuera de esa nación (incluyendo 1 millón en la antigua Unión Soviética).

Dialectos

El territorio lingüístico polaco se ha dividido tradicionalmente en cinco grandes zonas dialectales, correspondientes a las regiones histórico-geográficas de Malopolska, Wielkopolska, Mazwsze, Slask (Silesia) y Kaszuby. Esta división no incluye los territorios en el oeste y el norte (aproximadamente el 25 por ciento de la Polonia actual) que fueron ganados a los alemanes al final de la Segunda Guerra Mundial y que estaban poblados por los llamados hablantes de 'nuevos dialectos mezclados' creados como resultado de los movimientos de población de la post-guerra.

La mayoría de los hablantes dialectales muestran una tendencia a la diglosia, es decir, hablan a la vez el dialecto y la lengua normativa o una aproximación a la misma.

Lo que muchos lingüistas polacos entienden como un dialecto polaco en la región de Kaszuby se ve fuera de Polonia como una lengua separada denominada casubio. El punto de vista polaco se basa en la aparente falta de identidad nacional entre los casubios, quienes se ven a sí mismos como un grupo étnico diferenciado dentro de la nación polaca.

Escritura

Para escribir polaco se usa el alfabeto romano más algunas letras para sonidos específicos polacos.

La figura lateral muestra los cuatro primeros versículos del evangelio de Juan.


Juan 1:1-8 en polaco

Gramática

El polaco contemporáneo posee siete fonemas vocálicos y 35 consonánticos, que representa el alfabeto romano con algunas modificaciones. Los sonidos que no existieron en latín se transcriben: por medio de dígrafos como sz y cz, que pueden describirse como africadas silbantes sonora (sh) y sorda (ch) respectivamente; por medio de marcas diacríticas como z y s procedentes del checo (que corresponden a las africadas predorsodental sonora y sorda zh y sh respectivamente). El único signo polaco de su alfabeto es l que equivale a una semiconsonante w. A lo largo de su historia, el polaco ha perdido la distinción entre las vocales largas y breves. 

Este idioma es la única lengua eslava que tiene vocales nasales (ą y ę), que proceden de las nasales que tuvo el antiguo eslavo. Ha perdido el número dual (como la mayoría de las lenguas de su rama). 

Es una lengua muy flexiva y los verbos se conjugan atendiendo al género, persona y número; el polaco ha simplificado el paradigma de los tiempos tras eliminar tres formas de la lengua antigua (el aoristo, el imperfecto y el pretérito perfecto). La única forma para el pasado que se conserva en la lengua hablada es el llamado perfecto eslavo. En cuanto al orden de las palabras en la oración es un idioma muy flexible.

La lengua polaca tiene siete fonemas vocales y treinta y tres fonemas consonantes.

El acento tónico va en la penúltima sílaba excepto en palabras extranjeras como fábryka, polítyka. La lengua tiene tres géneros, dos números y siete casos si incluimos el vocativo. No hay artículos. Ciertas terminaciones de nombres proveen el género; por ejemplo la mayoría de los nombres en -a son femeninos, mientras que los terminados en consonantes duras son masculinos; todos los que terminan en -e y -o son neutros.

Los pronombres personales son los siguientes:

 

Singular

Plural

1

ja

my

2

ty

wy

3

masculino on

femenino ona

neutro ono

varones oni

otros one

Los adjetivos demostrativos son ten, ta, to, 'esto' hay dos formas plurales: ci para varones, te para lo demás; tamten, tamta, tamto 'eso'. El pronombre interrogativo es kto '¿quién?', co '¿qué?'. El relativo es który, która, które 'quién', kto, co 'cuál'.

Los verbos polacos tienen cuatro aspectos, tres modos: indicativo, imperativo y condicional y tres tiempos: pasado, presente y futuro.

El marcador negativo es nie; hay negaciones dobles y triples.

El orden en la oración suele ser: sujeto, verbo y predicado.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here