Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Alfabeto Griego antiguo
Alfabeto Griego antiguo

Más información sobre...

· Lengua griega antigua
· Situación geográfica
· Cronología

Nociones básicas

El sistema de escritura griego es alfabético y tiene su origen c. siglo XI a. C., aunque las primeras inscripciones son del siglo VIII a. C. El sentido de la escritura es de derecha a izquierda o en bustrófedon.

La figura superior muestra la variante doria, en uso c. VIII al V a. C.; la inferior es la jónica, con su origen c. siglo VIII/VI a. C.



El origen semítico del alfabeto griego no presenta problema alguno. La misma tradición de los griegos al llamar a su escritura phoinikeia grammata o semeia, o sea, "escritura fenicia", señala claramente donde debe buscarse el origen del sistema. Además, incluso una investigación superficial de las formas, los nombres y el orden de los signos griegos lleva inmediatamente a la conclusión de que todas estas características han sido tomadas del sistema semítico de escritura. Incluso un profano no puede dejar de observar la identidad o gran similitud de forma entre los signos del alfabeto griego y los de las escrituras semíticas.

Mientras los nombres de los signos del alfabeto griego no pueden explicarse con la ayuda de la lengua griega, se corresponden casi exactamente a los de las diferentes escrituras semíticas. Así, los alpha, beta, gamma, delta, etc., griegos corresponden a los aleph, beth, gimel, daleth, etc., semíticos, con los significados respectivos de "buey", "casa", "camello" y "puerta". De las lenguas semíticas de las que, en teoría, podrían derivarse los nombres de los signos griegos, debe preferirse sin duda el fenicio y el hebreo. Puede observarse, por ejemplo, que el alpha griego se deriva de aleph, "buey", palabra que existe en fenicio y en hebreo, pero no en arameo, así como que iota, pi, rho griegos se encuentran más cerca de las respectivas palabras fenicias o hebreas, yodh "mano", pe "boca" y ros "cabeza" que de yad, pum y res arameos.

Como no hay duda de que los griegos tomaron su escritura de los semitas, el problema consiste en determinar de qué sistema semítico se derivó la escritura griega. En teoría, cualquiera de las escrituras usadas por los pueblos semíticos establecidos en las amplias regiones que se extienden del sur de Cilicia al norte de Sinaí pudo ser el modelo de los griegos. Estas tierras estaban habitadas por los amorreos, arameos y cananeos, incluyendo a los fenicios. 

Sin embargo, nuestra investigación debe limitarse a los fenicios, los navegantes de la antigüedad, únicos semitas que se atrevieron a desafiar al gran Mar en busca de nuevos horizontes. Los griegos no fueron a la costa de Asia a pedir prestado el sistema semítico; las escrituras nunca pasan de un pueblo a otro de esta forma. Fueron los fenicios, que poseían colonias comerciales por todo el mundo griego, los que llevaron su escritura a los griegos. El origen fenicio está confirmado no sólo por la tradición griega, sino también, como hemos visto, por los resultados de la comparación de los nombres de los signos en los sistemas griego y semítico.

Los griegos vieron que su lengua necesitaba menos consonantes que la fenicia y usaron algunas consonantes fenicias como vocales. También inventaron nuevos signos para upsilon y para las dobles consonantes phi, chi y psi, añadiéndolas al final tras la tau. De manera que los griegos, al contrario que los fenicios y otros pueblos semíticos, escribieron las vocales.

Precisamente, en el siglo XIX el investigador A. Kirchoff hizo una clasificación de los alfabetos griegos, en base a la adición de estas letras al alfabeto griego, dividiéndolos de acuerdo al valor fonético que se le daba en las diferentes regiones. Como resultado elaboró su teoría de los alfabetos verdes, rojos y azules, estos últimos clasificados a su vez en claros y oscuros

Alfabetos verdes

Alfabetos rojos

Alfabetos azules claros

Alfabetos azules oscuros

La dirección de los signos en la escritura varía considerablemente en las inscripciones griegas más antiguas, ya que se dirigen tanto de derecha a izquierda, como de izquierda a derecha, continuando en estilo bustrófedon, cambiando de dirección alternativamente en cada línea. Sólo poco a poco se fue imponiendo en el sistema griego el método clásico de escribir de izquierda a derecha.

Sentido de la escritura: derecha-izquierda

En las figuras inferiores vamos a ver el proceso del cambio de la dirección de la escritura. Las formas más arcaicas van de derecha a izquierda como en la figura inferior; inscripciones de Thera; inscripción jónica votiva a Apolo; inscripciones de Atenas.

Graffiti sobre vaso, c. 725 a. C.

Graffiti sobre barro c. siglo VII a. C. ; bronce Aryballos, siglo VII a. C.; bronce 600-525 a. C.

Sentido de la escritura: bustrófedon

Posteriormente, el sentido de la escritura comienza a ser en bustrófedon, es decir, en alternancia: una línea en un sentido y la siguiente en el contrario. Las figuras inferiores son buenos ejemplos de esto; nombres inscritos sobre la roca en Thera, siglo VIII a. C.; inscripción del templo de Apolos Pythios, 600-615 a. C.; estela de piedra con texto de leyes sagradas de Magnesia, c. 550 a. C.; inscripción sobre un altar? c. 500-480 a. C. de Attica.

Sentido de la escritura: izquierda-derecha

Finalmente, el sentido de la escritura se fija de izquierda a derecha, como vemos en las inscripciones inferiores. Inscripción sobre pilar de Attica, c. 540 a. C.; inscripción sobre copa de plata dedicada a Megarian Athena de Kozani, c. 500 a. C.; placa de bronce con tratado entre Elis y Heraea, c. 500 a. C.; monumento fúnebre de Charon de Teithronion, Phocis, c. 500 a. C.; placa de bronce con inscripción ritual, Arcadia, c. 525 a. C.

El problema que a continuación nos corresponde investigar es la época en que los griegos pueden haber tomado prestado su escritura de los fenicios. Si no queremos entregarnos a especulaciones basadas en pruebas circunstanciales, el único enfoque seguro del problema de la introducción de la escritura fenicia entre los griegos, es comenzar por investigar la fecha de las inscripciones griegas más antiguas que poseamos.

Según la opinión que prevalece entre los epigrafistas griegos, la inscripción griega más antigua que se conoce es el vaso dipylon (figura superior) procedente de Atenas, fechado a comienzos del siglo VIII o comienzos del siglo VII antes de Cristo. Ligeramente posteriores, pero aún de los siglos VIII o VII a. C. son las inscripciones talladas en la roca de Thera (figura inferior),

las cortas inscripciones de cerámica procedentes del monte Hymeto (figura inferior)

y dos cascos inscritos de Corinto (figura inferior).

Los signos de estas inscripciones griegas primitivas suelen variar tanto en la forma, que resulta decididamente imposible hablar de un único alfabeto griego en este período. Puede suponerse, por tanto, que el préstamo y adaptación de la escritura fenicia se produjo independientemente en distintos puntos del mundo griego; de ahí las diferentes variantes del alfabeto, dependiendo del lugar (figura inferior). Durante varios siglos esas variantes locales permanecieron, pero al final el modelo jónico prevaleció y sustituyó a los demás. De esta manera se estableció como la forma clásica o estandarizada de escribir la lengua griega. Este es el alfabeto que hoy día se usa en Grecia.

Los antiguos alfabetos griegos fueron usados también por personas que no hablaban griego, tales como frigios, lidios, licios, carios, etc. en Asia Menor y por pueblos que vivieron en Italia: etruscos, umbrios, oscanos, etc. El alfabeto latino, o romano, que probablemente derivó del etrusco, llegó a ser la escritura de la civilización occidental.

El mapa inferior muestra la ubicación geográfica de los más antiguos sistemas de escritura.

Mapa de los antiguos sistemas de escritura

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here