Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Itálica > Grupo Romance > Subgrupo galorromance > Lengua Occitana
Lengua Occitana

Historia

El nombre occitano se deriva del nombre geográfico Occitania, que está modelado a su vez de Aquitania, e incluye las regiones de Liomusin, Languedoc, la antigua Aquitania y la parte meridional de los Alpes franceses.

El apelativo occitano es la denominación actual para referirse a la antigua langue d'oc (de ahí languedoc) del sur de Francia. Es sabido que la diferencia de términos entre esta lengua y la del norte de Francia, langue d'oïl, se desprende de las distintas formas de decir 'sí'. La principal diferencia entre ellas reside en el tratamiento diverso que recibe la vocal latina a en sílaba libre y posición tónica. En la lengua de Oïl (langue d'Oïl) se convierte en e, pero queda intacta en provenzal, principal dialecto de la de Oc (langue d'Oc); por tanto la palabra latina marem ('mar') es mer en langue d'Oïl y mar en provenzal. El nombre provenzal se refería originalmente a los dialectos occitanos hablados en la región de Provenza y se usa para designar a la lengua literaria basada en el dialecto de la Provenza.

La literatura occitana fue una de las más ricas, especialmente en el género lírico, de Europa aunque lamentablemente fue cruelmente reprimida durante la cruzada contra los albigenses en el siglo XIII. Durante los siglos XII al XIV fue lengua literaria en Francia y el norte de España , siendo la lengua de los trovadores medievales. El texto más antiguo en occitano es un refrán ligado a un poema latino que procede del siglo X.

Indiscutiblemente occitano es el poema hagiográfico de 593 versos Canczon de sancta Fides dagen ("Chanson de Sainte Foy dAgen"), compuesto cerca de Narbona entre 1030-1070, así como el fragmento de 258 versos sobre Boecio titulado Boeci, compuesto en escritura lemosina antes de 1150, probablemente entre 1070-1115 (o incluso antes). Contamos también con un manuscrito de San Marcial de Limoges, que incluye cuatro textos religiosos del siglo XI en verso en escritura del Poitou (tres de ellos junto con la versión latina). El modelo administrativo occitano aparece in extenso alrededor del 1103 en Provenza, en tomo al 1120 en lemosín y, posteriormente, en la escritura propia de Gévaudan (1134), Vivarais (1177), Perigord (aprox. 1185) y en el mismo auvernés (1195).

Aunque la literatura occitana más antigua data de finales del siglo X y del XI, habría que esperar a los siglos XII y XIII para que la lengua consiguiera un completo reconocimiento internacional. Esto se consiguió gracias a la lírica de los trovadores, de los que conocemos alrededor de 450. Su obra fue diseminada por toda Europa y ejerció una importante influencia durante siglos, incluso mucho después de que su voz se hubiera apagado. La escritura en occitano, fundamentalmente en verso, ha continuado hasta la actualidad dentro de una tradición ininterrumpida que alcanzó su punto culminante a finales del siglo XVI y en el siglo XVII (Luis Bellaud de la Bellaudiére, Guilhem Ader, Péire Godolin, Glaudi Brueis, Francés de Corteta). 

Durante el siglo XIX se realizaron importantes esfuerzos por revitalizar el provenzal como lengua poética y literaria y los llevaron a cabo un grupo de personas conocidos como Félibrige, que encabezaron Frédéric Mistral y Joseph Roumanille. Sin embargo, no tuvieron repercusión y hoy se emplea en raras ocasiones como dialecto literario. 

Datos

En 1992, las cifras aportadas eran de 750.000 hablantes activos en Provenza y entre 1 y 1,5 millones que entendían el provenzal. Un año antes, los datos extraídos de un sondeo realizado entre 939 personas entrevistadas en cuatro départements de Languedoc (Aude, Hérault, Lozére y Gard, con un total de 1.751.178 habitantes), mostraban un 48% de ciudadanos que entendía la lengua y un 28% que la hablaba, si bien tan sólo el 9% lo hacía a diario.

Dialectos

Hay seis divisiones dialectales principales:

  • Lemosín en el continuum noroccidental, alrededor de Limoges y Perigueux, concretamente en los departamentos de Corréze y Haute-Vienne, la mayor parte de Creuse, las partes septentrionales de Dordogne y las orientales de Charente. Puede haber unos 100.000 hablantes pero muy pocos niños aprenden la lengua. En las variantes septentrionales hay menos características francesas, pero en todas las zonas incluso los hablantes más fluidos muestran fuertes influencias del francés. Está seriamente amenazada.

  • Auvernés, en la franja septentrional-central de Clermont Ferrand hacia Rodez. Hablado en los departamentos de Cantal (salvo la región de Aurillac), Haute-Loire y Puy-de Dôme, extendiéndose a la región de Gannat en Allier, y de Saint-Bonnet-leChâteau en Loire y en las regiones fronterizas en Ardèche. Puede haber unas 100.000 personas capaces de hablarlo, aunque muy pocos niños lo aprenden. Incluso la lengua de los más competentes está fuertemente influenciada por el francés. Se puede considerar seriamente amenazada.

  • Provenzal alpino, entre el Ródano medio y los Alpes.

  • Provenzal, desde Niza a Nimes y Aviñón.

  • Languedociano, se habla en una región que va desde Burdeos en el noroeste a Montpellier en el sudeste y desde Toulouse en el suroeste a Rodez en el nordeste, cubriendo los departamentos de Aveyron, Lot, Lot-et-Garonne, Tarn-et-Garonne, Tarn, Aude, Hérault, las partes orientales de Haute-Garonne y Ariège, las meridionales de Dordogne, la zona de Aurillac de Cantal, las partes occidentales de Gard y pequeñas zonas de Lozère, Pirineos orientales y Gironde. Hay pocos niños que hablan la lengua a pesar del gran número de hablantes que la continúan cultivando, lo que hace que esté seriamente amenazada. Esta variante ha sido escogida como la más apropiada para la lengua normativa.

  • Gascón, que ocupa el sudoeste desde Burdeos hasta los Pirineos, siendo el más divergente de los seis dialectos y tenido como lengua distinta a causa de su singularidad.

Desde un punto de vista territorial, el dialecto que abarca una extensión más amplia es el languedociano, cuya forma de cuña abarca la totalidad o parte de 14 départements. El provenzal y el vivaro-alpino ocupan, total o parcialmente, seis départements cada uno, mientras que el lemosín y el auvernés están presentes en todo o parte del territorio de cinco y cuatro départements respectivamente.

Escritura

Para escribir las lenguas occitanas se usa el alfabeto romano, menos la k, w, x, y. Se usan acentos graves y agudos y la cedilla.


Juan 1:1-8 en occitano

Gramática

La langue d'Oc ha contribuido con unas quinientas palabras al léxico general del francés contemporáneo de las que son testimonio bague ('anillo'), cadeau ('regalo') y velours ('terciopelo'). Está fuertemente relacionada con el catalán y aunque ha sido muy influida en el pasado reciente por el francés, su fonología y gramática están más cerca del español que del francés. 

Los nombres son masculinos o femeninos, siendo la terminación -e típica masculina y la -o femenina. Con muy pocas excepciones los nombres provenzales tienes el mismo género que sus equivalentes franceses. Los fonemas del singular y plural en los nombres son los mismos.

El artículo determinado es en masculino lou, femenino la, plural de ambos li (lis delante de vocal), como lou jouvènt 'el joven', li jouvènt 'la juventud'. El artículo indeterminado es un, uno con forma plural de/d, que corresponde al francés des.

El adjetivo comparativo es mai o plus.

No hay pronombres en provenzal que se correspondan a los del francés je, tu, etc. pues los verbos provenzales se conjugan sin pronombres. Las series oblicuas serían:

 

Singular

Plural

Objeto directo

me, te, lou/la

nous, vous, li/lèi

Objeto indirecto

iéu, tu, éu/elo

nautre, vautre, éli

Los pronombres demostrativos son aqueste 'esto', aqueu 'eso', declinándose ambos en género y número. Los interrogativos son quau '¿quién?', (de)que '¿qué?'. El relativo es que, lou quau, la qualo, plural liquau/qualo, como fai forço quau amo forço 'Quien ama mucho hace mucho'.

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: un(o), dous/dos, tres, quatre, cinq, sièis, sèt, vue, nòu, dès; 11 vounge, 12 douge, 13 trege, 20 vint, 30 trento, 100 cènt. En provenzal, como en portugués, 'dos' va marcado por el género, como dous brau 'dos toros', dos chato 'dos chicas'.

El verbo provenzal se conjuga sin pronombres personales. Los verbos auxiliares èstre 'ser' y avé 'tener' se usan para la formación de tiempo compuestos. Los verbos se dividen en tres clases por la terminación -a, -i, -e.

La partícula negativa es pas que sigue al verbo, como siéu pas riche 'no soy rico'.

El orden de la frase es sujeto, verbo y objeto o verbo, sujeto y objeto.

En el occitano estándar se observan algunas variaciones respecto a los datos anteriormente mencionados. Por ejemplo, el artículo determinado masculino es lo, femenino la, plural masculino los, plural femenino las. El indeterminado es un/una.

El sistema de pronombres es el siguiente:

 

Singular

Plural

Objeto directo

me, te, lo, la

nos, vos, los

Objeto indirecto

ieu, tu, el/ela

nosautres, vosautres, els/elas

Los pronombres demostrativos son aqueste/aicest, aquel/aqueu. Los interrogativos son qui (quien), el relativo es lo qual, la quala, plural los quals, las qualas, de ahí fa fòrça qui ama fòrça 'hace mucho quien ama mucho'.

La numeración del 1 al 10 es la siguiente: un(o), dous/dos, tres, quatre, cinq, sièis, sèt, uèch u oit, nòu, dètz; 11 onze, 12 dotze, 13 tretze, 20 vint, 30 trento, 100 cènt.

El verbo tener es el verbo avèr.

La terminación en -o de las palabras femeninas está obsoleta puesto que actualmente se escribe en -a para unificar a los dialectos que no abren esta "a" para convertirla en o.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here