Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Amerindias > Rama Algonquina
Rama Algonquina

Historia

La familia de lenguas algonquina es la más ampliamente extendida de todas las lenguas indias de Norteamérica y también una de las mejor estudiadas, pudiéndose haber reconstruido bastante el proto-algonquino. Su territorio es una franja desde la Bahía de Hudson en el norte hasta el Golfo de México y desde la zona Salishan-Wakashan en el oeste a la costa Atlántica. El término algonquino hace referencia a un dialecto de la lengua ojibwa

Las lenguas algonquinas han siso clasificadas por algunos lingüistas como parte de una familia más amplia denominada macro-algonquina.

Una importante sub-división de la familia algonquina es la rama muskogean, cuyos principal representante es la choctaw, hablada por unas 12.000 personas en Misisipi. Otra lengua muskogeana es la creek, también denominada seminole o muskogee, hablada por más de 10.000 personas en Georgia.

El gran sub-grupo que claramente se desgajó del proto-algonquino es el oriental, mientras que el resto de lenguas algonquinas son brotes independientes del proto-algonquino. La evidencia indica que la primera ruptura la provocaron los antecesores de las lenguas blackfoot, cheyenne, arapaho (arapaho, atsina, besawunena y nawathinehena), cree (con sus numerosas variedades de cree y montañés), menomini, ojibwa-potawatomi, fox (con fox, sauk, kickapoo y la extinguida mascouten), shawnee, miami-illinois y algonquino oriental.

Las lenguas de los grandes lagos muestran su gran nivel de similitud mediante sus extensos préstamos léxicos, fonológicos y gramaticales, además de sus relaciones genéticas.

La creciente proximidad y cruces de las tribus algonquinas de esa zona con los colonos europeos y la posterior emigración de los indios hacia las costas occidentales complicaron más la situación.

De las lenguas algonquinas del sudeste sólo hay información de dos: powhatan y pamlico, con la presencia de shawnee en el sudeste tras la época colombina.

Datos

Varias lenguas algonquinas, como la natchez, tunica, tonkawa, se han extinguido desde hace algunos años, y otras más, como la mohicana, menomini, potawatomi, shawnee, delaware, yurok, son habladas por unos puñados de personas.

Las lenguas algonquinas más numerosas en cuanto a hablantes son la cree (con 40.000 o 50.000 personas en el este y el centro de Canadá) y la ojibwa con igual número en Ontario. Tres lenguas tienen entre 3.000 y 5.000 hablantes: cheyenne en Montana y Oklahoma, piesnegros en Montana y Alberta y micmac en las Provincias Marítimas.

Dialectos

Escritura

El silabario cree fue diseñado por James Evans (1801-1846), un misionero metodista que trabajó en Rupert's Land, actual Manitoba. El silabario algonquino occidental, en el que los dialectos cree de James Bay se escriben, es el descendiente directo del silabario de Evans. En 1865 se introdujeron algunos cambios para crear el silabario algonquino oriental, que se usó para escribir cree y naskapi al este de James Bay y también ojibwa.

La tabla inferior muestra los silabarios algonquinos más usados. AFI son las siglas del Alfabeto Fonético Internacional; C es la ortografía cree; O es la ortografía ojibwa septentrional; Occ. son los silabarios occidentales y Or. los orientales.

Gramática

De las lenguas algonquinas han pasado varias palabras al vocabulario de otras lenguas, como squash, mocasín y tomahawk.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here