Estamos en: Lenguas del Mundo > Lenguas Caucásicas > Familia Abjasio-Adiguea
Familia Abjasio-Adiguea

Situación geográfica

Historia

La familia abjasio-adiguea también se denomina, debido a su posición geográfica, familia caucásica noroccidental.

Es posible que la referencia más antigua a esta familia sea la incluida en el Libellus noticia orbis, obra de Johannes de Galonifontibus en 1404, que, al referirse "Zikia o Circassia", afirma: "Tienen su propia lengua y escritura [sic]". Y añade: "A continuación se encuentra Abjasia [... ] Tienen su propia lengua". Además, las crónicas medievales georgianas explican el sobrenombre "Lasha" de su soberano Giorgi (1213-22) en los siguientes términos: "significa 'aclaración' en la lengua de los apsar", ya que en abjasiano existen los términos (á-lasa), 'claro' y (a-lajára), 'luz'. 

No obstante, los primeros ejemplos concretos de estas lenguas se encuentran en los glosarios de palabras y frases que el viajante turco y medio abjasio Evliya Celebi realizó en la década de 1640, y en los que cita ejemplos en circasiano, abjasiano (llamado "abaza") y ubyj "denominado "sadsha-abaza" (Gippert, 1992). El circasiano (kabardino) es también una de las lenguas que aparecen en la recopilación de listas de palabras realizada por Johann Anton Güldenstádt durante sus viajes al Cáucaso, entre 1770 y 1773, para la Academia de San Petersburgo, y que se describen en dos volúmenes publicados en 1787 y 1791.

Datos

La mayoría de los circasianos y abjasios, más la totalidad de la nación de ubyja junto con representantes de muchos otros pueblos del norte del Cáucaso que los acompañaron o siguieron emigraron a tierras otomanas, donde en la actualidad constituyen una comunidad errante de entre dos y cuatro millones, que se concentra sobre todo en Turquía (con ramas hoy establecidas en Alemania y Holanda), pero que en realidad abarca desde Kosovo hasta Jordania. 

En décadas sucesivas los eslavos llegaron en grandes oleadas y, en el sur, los kartvelios y los armenios se asentaron en lo que históricamente ha sido territorio caucásico noroccidental.

Dialectos

La familia abjasio-adiguea se puede clasificar en tres grupos de lenguas:

En esta familia se incluyen el abjasio-abasio, kabardino (cherkés) y el ubijo. Estos pueblos procedían originariamente del (norte y) este de la costa del mar Negro y las tierras de su interior, que abarcaban desde el río Kuban (y posiblemente el Don), al norte, hasta Mingrelia (o incluso Guria), situada en la actual Georgia.

Las tribus circasianas estaban asentadas en la zona más septentrional y eran las más numerosas: lindaban al este de su cadena montañosa con los osetas, de habla irania; al sur con los karachái y balkart, de habla túrcica (tras surgir este grupo después de la Horda de Oro) y con los ubijos, en la misma costa alrededor de Sochi, mientras que al sur de los ubijos residían los abjasios, que a su vez eran vecinos de los mingrelios de Kartvelia y de los svans. 

La primera fase de emigración abjasia fuera de las fronteras de Abjasia fue a través del puerto de montaña de Klukhor en dirección al Cáucaso norte, en el siglo XIV; se asentó alrededor de la actual Karachaevsk, en la zona que pasaría a convertirse en Karacháyevo-Cherkesia. Este mapa demográfico sufrió serios cambios cuando la Rusia zarista conquistó finalmente todo el Cáucaso norte en 1864.

Escritura

El alfabeto cirílico se usa para escribir estas lenguas, menos la ubija que nuca se puso por escrito, aunque de forma inconsistente, pues ciertas letras cirílicas pueden representar sonidos diferentes según sea la lengua que la use.

Gramática

Aunque genéticamente estas lenguas están relacionadas entre sí, no son mutuamente comprensibles. La ubija, ya extinguida, es la que difiere más respecto a las otras. Salvo la ubija, que se habló en Turquía a causa de la emigración en bloque del pueblo ubijo en el siglo XIX, las demás se hablan en Abjasia, Georgia, Karacháyevo-Cherkesia, Adigueya y Kabardia-Balkaria.

Los nombres son categorizados según la dicotomía humano no-humano y pueden ser definidos o indefinidos, teniendo género y relaciones genitivas. Las lenguas adiguea, kabardina y ubija tienen oposición nominativa-ergativa ; la abjasiana y la abasia no tienen sistema de casos. El género se marca en segunda o tercera persona en abjasiano y abasio.

Esta familia se caracteriza por su complejo sistema de consonantes, algunos expertos distinguen 80 en ubijo y 69 en el dialecto bzyb del abjasiano, y su simplificado número de vocales, dos o tres nada más. 

Es evidente que la pronunciación en tales sistemas sólo puede lograrse por una articulación secundaria: glotalización, palatalización, labialización, aspiración.

Tipológicamente estas lenguas son ergativas , les falta la distinción entre voz activa y pasiva y tienen como orden de la frase sujeto, complemento y verbo. Poseen una compleja morfología verbal pero la nominal es relativamente simple. Los verbos muestran concordancia con el sujeto, complemento y complemento indirecto en lo que respecta a las clases de nombres. Generalmente son aglutinantes en estructura.

En toda esta familia está presente la influencia del iranio (¿osetio?) y del turco, mientras que en Abjasia-Abasia son detectables cuatro estratos diversos de kartvelianismos: 1) los presentes incluso en T'ap'anta Abasia; 2) aquellos que se extienden hasta Ashjarywa pero ausentes de T'ap'anta; 3) aquellos presentes en la diáspora pero ausentes de los dialectos del abasio, en el actual Cáucaso del Norte; 4) los que se infiltraron como consecuencia de la presencia cada vez mayor del kartveliano en Abjasia, tras importantes pérdidas de población nativa. El ubijo tomó prestados elementos de sus dos lenguas hermanas.

Los verbos son dinámicos o estativos, transitivos o intransitivos, monopersonales o polipersonales y están marcados por persona, número, tiempo y modo.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here