Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Indo-irania > Grupo Índico o Indoario > Lengua Sánscrita
Lengua Sánscrita

Historia

El sánscrito es la lengua de la literatura clásica de la India cuyos orígenes más remotos hay que buscarlos en la tradición védica cuyos documentos más antiguos proceden del RigVeda (1.000 a. C.). La palabra sánscrito significa perfeccionado y hace referencia a la cualidad de esta lengua altamente formalizada y normalizada.

Puede afirmarse que el veda clásico se distingue del sánscrito, de forma parecida a como el griego que empleó Homero se distingue del griego clásico. En cuanto a las formas gramaticales, el veda era más rico y menos inmutable que el sánscrito, que perdió procedimientos gramaticales sin que fueran sustituidos por otros; por ejemplo, de las ocho desinencias aisladas que había para señalar el caso, el sánscrito sólo ha conservado las de singular en la declinación más frecuente. Perdió el subjuntivo védico y redujo a uno los doce infinitivos del veda. El sánscrito medio perdió también el acento tonal de las vocales, que en tiempos de Panini estaba aún vigente. No obstante, el sánscrito es una lengua compleja y no sólo porque sea muy flexiva, sino también porque su sistema fonológico es especialmente sensible al contexto, en cuanto a la alternancia vocálica se refiere. 

Lo que se denomina sánscrito clásico es el lenguaje codificado por el famoso gramático hindú Panini quien vivió entre los siglos V y IV a. C. De entre los dialectos sánscritos la base que constituirá el sánscrito clásico será la variante procedente de la región central de la India (Madhyadesa), por lo que el sánscrito clásico comparte muchas características con el védico posterior.

Sir Willliam Jones, quien identificó por primera vez la familia indoeuropea de lenguas, describió al sánscrito en estos términos: "Una maravillosa estructura más perfecta que el griego, más copiosa que el latín y más exquisitamente refinada que ningún otro."

Datos

 

Dialectos

 

Escritura

La escritura llamada Nāgarī (lit. 'de la ciudad') o devanāgarī ('Nagari divino') se escribe de izquierda a derecha y, al igual que otras escrituras de Asia meridional, procede del brāhmī de las inscripciones de Aśoka. Tipológicamente es un alfasilabario, es decir, cada consonante-vocal se escribe como una unidad llamada aksara y en la que el símbolo vocal funciona como un diacrítico obligatorio para la consonante. Actualmente se usa para escribir en hindi, nepalí y marathi y, en ocasiones, para lenguas locales como la bhojpuri. Es la escritura que generalmente se usa para escribir en sánscrito actualmente.

La vocal corta a se considera inherente a cada consonante, de manera que esa letra es congénita a menos que haya otra vocal que modifica a la consonante. Cada consonante se representa por un símbolo básico y en la escritura las consonantes en secuencia comparten un trazo continuo horizontal superior que las une. Las letras que rompen esta norma son jha, tha, dha y bha. Cualquier vocal que no sea a y que sigue a una consonante se escribe obligatoriamente como un diacrítico, ya sea arriba, al lado derecho, al izquierdo y algunas en una combinación de posiciones.

La vocal que no va detrás de una consonante, ya sea en posición inicial o tras otra vocal, se escribe con un símbolo independiente y no como un diacrítico. Cada una de ellas se considera una aksara y tiene su propio trazo superior.

Una consonante que no va delante de una vocal, en posición final, se escribe con una trazo diagonal suscrito que puede denominarse vocal cero; en otras palabras, que 'mata' la vocal. Ese símbolo es llamado virāma y la consonante afectada halanta. Las consonantes pueden también ir agrupadas, especialmente en sánscrito y en palabras que esa lengua ha tomado prestadas, como ty, pr, kv, st, str. En tales casos se usan símbolos conjuntos para mostrar que sólo la última consonante de la secuencia es seguida por una vocal.

Algunas letras compuestas se combinan verticalmente en lugar de horizontalmente. Esto es común especialmente cuando el primer símbolo no tiene un trazo vertical largo. En tales combinaciones el segundo símbolo se adjunta en forma modificada debajo del primer símbolo.

El orden tradicional de las letras en las escrituras índicas se basa principalmente en la fonética articulatoria, de acuerdo a los criterios que usaron los antiguos pandits para el sánscrito. Las vocales primarias o vocales simples se muestran en la tabla inferior donde se aprecia su forma independiente o inicial, seguida del diacrítico o forma post-consonántica ilustrada con al consonante p. El orden va de cada vocal corta a la correspondiente vocal larga. Los valores fonéticos usados en sánscrito en los tiempos antiguos van indicados entre paréntesis. Hay vocales cortas y vocales largas. Los nombres de las letras consisten de sus sonidos a veces seguidos por kāra, de manera que la a se llama a-kāra.

Las vocales secundarias representan diptongos que existen en pares de cortos y largos. Los diptongos que originalmente eran ai āi y au āu llegaron a pronunciarse en sánscrito como e [e:] ai [a: ] y o [o:] au [a:] respectivamente.

La tabla inferior muestra las oclusivas y nasales en sánscrito, en su forma independiente o plena. El orden de las letras es horizontal dentro de cada fila.

Debajo aparecen las sonoras y las sibilantes sordas, teniendo en cuanta que la denominación retrofleja aplicada a la r tiene alguna justificación en la fonología sánscrita aunque se trata de una alveolar o dental vibrante.


Juan 1:1-8 en sánscrito

Gramática

Existen en sánscrito tres números: singular, plural y dual y tres géneros: masculino, femenino y neutro. Los números cardinales del uno al cuatro se declinan en los tres géneros y del cinco al diez también son declinables pero sin distinción de géneros. Los adjetivos se declinan de acuerdo a los nombres. Los verbos se conjugan por el tiempo, modo, voz, número y persona.

Del sánscrito proceden numerosas palabras que han pasado a otras lenguas, como yoga, tantra, samsara, rupia, nirvana, mantra, karma, gurú, esvástica, buda y ario.

Los casos son ocho: nominativo devas "Dios", vocativo deva "oh Dios", acusativo devam "Dios", instrumental devena "por Dios", dativo devaya "a Dios", ablativo devat "desde Dios", genitivo devasya "de Dios" y locativo deve "con Dios".

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here