Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Na-dené > Rama Atabascana
Rama Atabascana

Historia

Eduard Sapir, el gran investigador de las lenguas de América, clasificó en 1929 el grupo atabascano dentro del complejo na-dene de lenguas, junto con la tlingit y la haida.

Unas pocas lenguas parece que fueron lingua franca entre atasbacanos vecinos, como la han en la región fronteriza Alaska/Yukon y una forma de pidgin de la slave en el distrito del MacKenzie. La lengua no atabascana tlingit fue también ampliamente aprendida como segunda lengua por los atabascanos de Alaska meridional, aunque no hay evidencia de que la usaran con otros grupos atabascanos.

La mayoría de las lenguas atabascanas son similares hasta el punto de que sus hablantes pueden entenderse unos a otros, si no inmediatamente tras algo de práctica.

Hay préstamos de lenguas europeas, como del francés, el ruso y recientemente del inglés. El ruso fue una importante lengua en Alaska, dejando cientos de préstamos en aleutiano, tanaina y otras lenguas.

Datos

De las lenguas atabascanas se estima que hay unos 200.000 hablantes de unas 30 lenguas, radicados en Alaska interior, oeste de Canadá, Arizona y Nuevo México. Antiguamente las lenguas atabascanas eran habladas también en las costas de California y Oregón, pero actualmente las lenguas de esas regiones están extinguidas o al borde de la extinción.

La lengua atabascana más numerosa es la navajo, hablada en Nuevo México y Arizona por unas 130.000 personas. De todas las lenguas indias americanas al norte de México, la navajo es la única que tiene más de 100.000 hablantes.

Dialectos

El atabascano mismo podríamos dividirlo en tres categorías:

Escritura

En los años setenta y ochenta del siglo XIX, dos misioneros franceses, F. Petitot y R. M. Morice, diseñaron una escritura para las lenguas atabascanas; para ello tomaron el silabario cree, lengua algonquina, y trasladaron los signos gráficos a las atabascanas, las cuales son mucho más complejas, fonéticamente hablando.

Gramática

En general, las lenguas atabascanas están marcadas por la nasalización, glotalización y la presencia de tonos. La vocales son i, e, a, o, (u), aumentadas por distinción de longitud y por nasalización.

El paradigma verbal en atabascano comprende una raíz verbal precedida por un estricto orden de secuencia de prefijos.

Las lenguas atabascanas tienen ciertas propiedades morfológicas comunes; por ejemplo, el verbo es muy complejo, estando compuesto de una raíz con una serie de prefijos ordenados con ciertas correspondencias. El modo y el aspecto del verbo suele ir marcado por prefijos en la raíz. Los modos son: imperfecto, perfecto, optativo y futuro; los aspectos incluyen el momentáneo, iterativo, durativo, continuativo, comparativo, repetitivo, conclusivo, onomatopéyico, neutro, distributivo y progresivo.

Se puede decir que las lenguas atabascanas son extraordinariamente difíciles en fonología, morfo-fonología y morfología.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here