Estamos en: Alfabetos de ayer y de hoy > Alfabeto Parto
Alfabeto Parto

Más información sobre...

· Lengua Parta
· Situación geográfica
· Cronología


Imperio Aqueménida (549-330 a. C.)

Durante el período aqueménida (549-330 a. C.) el arameo fue usado como la lengua diplomática a través de todo el imperio (de ahí el término Arameo Imperial); como consecuencia muchos estados iraníes adoptaron el alfabeto arameo para escribir sus lenguas. Las excepciones a esto se dieron allí donde la competencia de otros sistemas de escritura, como el griego en Bactriana y el brahmi en el Turquestán chino, era muy fuerte.

No sabemos exactamente cuando los iraníes comenzaron a escribir sus lenguas con el alfabeto arameo, pues hay textos arameos desde los primeros tiempos de los aqueménidas, mientras que textos iraníes en arameo se conocen solamente desde el período parto (210 a. C.-224 d. C.) en adelante. Aunque son escasos esos textos arameos nos permiten seguir el desarrollo de esta escritura en varias partes de Irán desde sus más arcaicas formas hasta sus variantes locales. Las más importantes son el parto, el persa medio, el avéstico y el sogdiano.

Además las lenguas iraníes fueron escritas en una variedad de escrituras sirias: el maniqueo que se deriva del estrangela y se usó para escribir parto, persa medio, sogdiano y bactriano; y el sogdiano cristiano derivado del nestoriano. La escritura maniquea se usó para escribir también turco arcaico y tokario.


Imperio Seléucida (330 a. C.-210 a. C.)

El arameo permaneció incambiable durante los períodos aqueménida (549-330 a. C.), seléucida (330-210 a. C.) y parto primitivo (210 a. C.-224 d. C.).


Imperio Parto o arsácida (210 a. C.-226 d. C.)

Desde el período del parto primitivo (siglos II-I a. C.) hay un número de inscripciones sobre roca, monedas, cerámica y cuero en las que se aprecia un desplazamiento del arameo. La aparición de la escritura parta, figura inferior, alcanza su forma normalizada hacia el siglo II d. C. y continuó en el período sasánida. Esta variante se convierte en la escritura persa media del Imperio Sasánida (224-651 d. C.); la última inscripción parta es del 292.

Una variante de la escritura persa es la llamada salterio, conocida por una fragmento manuscrito del libro de los Salmos de David, hallado en el Turquestán chino. En esta escritura las letras se han cambiado y muchas están unidas.

La figura inferior muestra un ejemplo de inscripción parta de Sapur I en Naqs-e Rostam cerca de Persépolis con su traducción.

'Como nos hemos esforzado en los asuntos y servicio de los dioses y somos propiedad de los dioses y con la ayuda de los dioses hemos buscado y adquirido muchas tierras y obtenido un nombre de prestigio, así el que venga detrás nuestro será afortunado y que se ocupe en los asuntos y servicio de los dioses para que los dioses sean sus ayudadores y le hagan su propiedad.'

La figura inferior muestra los distintos alfabetos pahlevi comparados con el sogdiano y escrituras arameas.

El sistema salterio evolucionó por medio de una variante llamada pahlevi cursivo hacia el pahlevi de libro. La figura inferior muestra un documento de Avromán, Kurdistán, que narra hechos greigos del 88 a. C.

Las figuras inferiores muestran dos inscripciones arameas halladas en Armenia; proceden del reinado de Artaxias I (189-160 a. C.), rey de Armenia y en ellas se establecen los límites de los campos en el curso de una reforma agraria.


En Armazi, capital de la antigua Iberia, no lejos de la actual Tbilisi, capital de Georgia, se han encontrado inscripciones griegas y arameas del siglo II d. C., como la de la figura inferior en la que se muestra el texto arameo.


PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here