Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Céltica > Grupo Insular > Lengua manesa o manx
Lengua manesa o manx

Situación geográfica

Historia

El manés (manx) es una de las tres lenguas célticas pertenecientes a la rama goidélica, junto con el gaélico escocés y el irlandés. Se habló en la isla de Man, si bien hoy está extinguida aunque se hacen esfuerzos por hacerla resurgir tal como se explica más abajo.

La llegada del goidélico a la Isla de Man parece haber tenido lugar como resultado de la expansión irlandesa de los siglos IV y V d. C. y hacia el año 500 va a sustituir a una lengua aparentemente brytónica que se hablaba en la isla. Su historia temprana en Man es oscura pero logró sobrevivir a cuatro siglos de presencia escandinava (del siglo IX al año 1266.

Desde 1289 a 1334 la isla de Man fue objeto de disputa por parte de las rivalidades anglo-escocesas y desde 1334 a 1405 fue propiedad de varios magnates anglo-normandos quienes asumieron el título de "Rey de Man". Desde 1405 hasta 1736 la Isla de Man fue posesión de los señores de Knowsley, título que pasaría a ser, tras 1485 el de Earls de Derby y desde 1531 el de Señores de Man. De 1736 a 1765 estuvo en las manos de los Duques de Athol, convirtiéndose en un apéndice de la Corona Británica por medio de una compra. 

Durante todos estos períodos el gaélico sobrevivió en Man. El texto continuo más antiguo en manés es la traducción que hiciera el obispo anglicano John Phillips (1610) del Libro de Oración Común.

Aunque el desarrollo del manés fue paralelo al del irlandés hasta el siglo XIII y al del gaélico escocés hasta el siglo XV, su evolución fue más progresiva pues preservó arcaísmos del período del irlandés antiguo que se perdieron en otras ramas del gaélico.

Se pueden distinguir tres períodos del manés:

  • Manés temprano: siglo XVII, con la traducción de Phillips.

  • Manés clásico: siglo XVIII, cuando se realiza la traducción de la Biblia.

  • Manés tardío: siglos XIX y XX.

Tras el período de dominación escandinava y tras pasar la Isla de Man a la influencia inglesa en 1334, el inglés se establece, especialmente tras 1405, como la lengua de la administración y de la ley, en las ciudades, donde coexiste con el manés, aunque sin desplazarlo. Debido al aislamiento de la isla y a la necesidad de los pocos colonos ingleses de cultivar buenas relaciones con la gente de Man, el minúsculo mundo en el que el manés existía pudo preservarse. Pero desde 1700 en adelante se va a producir una serie de circunstancias que van a producir un cambio sustancial, especialmente debido al comercio y a al emigración por empobrecimiento de los muchos habitantes nativos de la isla a finales del siglo XVII. Con la generación nacida entre 1860 y 1880 se llega a la última generación que recibirá el manés como lengua materna, siendo Ned Maddrell el último nativo hablante reconocido, quien murió el 27 de diciembre de 1974.

Datos

Al igual que ocurre con el cornuallés, también el manés está en un proceso de recuperación tras su extinción a finales del siglo XIX. Ya en 1899 se crea la Yn Cheshaght Ghailckagh, es decir la Sociedad para la lengua manesa, cuyos objetivos son la preservación del manés como lengua nacional de la isla de Man y el estudio y publicación de la existente literatura gaélica y el cultivo de una moderna literatura en manés. Aunque monolingües en inglés, los nativos de la isla de Man se consideran un pueblo separado.

Dialectos

Se puede hablar de dos diferencias dialectales en el manés: la septentrional y la meridional, aunque las diferencias no son grandes.

Escritura

Para escribir en manés se usa el alfabeto romano menos la x y la z, usándose la cedilla, como en çh.


Juan 1:1-8 en manés

Gramática

La principal fuente del vocabulario manés procede del gaélico común o goidélico, según lo vemos en el irlandés antiguo, medio y moderno. También hay influencia de formas halladas en el gaélico escocés, pero ausentes del irlandés moderno. Debido al contacto con foráneos material adicional ha sido añadido al vocabulario, procedente principalmente de cuatro fuentes: latín, antiguo nórdico, anglo-normando y romance e inglés.

Por ejemplo, del latín (siglos V al VIII d.C) proceden las palabras que tienen que ver con un contexto eclesiástico y misionero cristiano: ecllesia = agglish; episcopus = aspick; beneictio = bannaght; Pascha = Caisht; census = kessh; liber= lioar; passio = paish; sacerdos = saggyrt; strata = straid.

Del antiguo nórdico (siglo IX d. C.) toma palabras de la experiencia o la destreza, como las que tienen que ver con la pesca, por ejemplo: akkeri (ancla) = aker; bátr (barco) = battey; vágr (bahía) = baie; gardhr (jardín) = garey; vindauga (ventana) = uinnag.

Las influencias anglo-normandas y romances están presentes en el manés en considerable cantidad, especialmente en el ámbito de los conceptos administrativos y de gobierno, como hommage = ammys; buiteille = boteil; castel = cashtal; covennat = conaant:; danger = danjeyr; faveur = foayer; diner = jinnair; avantage = vondeish.

Las influencias anglófonas son préstamos del siglo XV como: answer = anssor; stamp = stampey; lack = laccal; afford = fordrail.

El artículo determinado masculino y femenino es yn y el plural ny. El género de los nombres va marcado por las terminaciones, como -an, -ys para el masculino y los femeninos bisílabos en -ag, aght. Se puede hacer distinción de género usando fer 'hombre', ben 'mujer', como fer-obbe 'brujo', ben-obbee 'bruja'; jee 'dios', ben-jee 'diosa'.

La mayor parte del plural de los nombres se obtiene con -yn (gaélico -an), como creg 'roca', plural creggyn; awin 'río', plural awinyin; coo 'perro', plural coyin.

Los pronombre personales son los siguientes:

 

Singular

 

Plural

 

1

mee

mish

shin

shinym

2

oo

uss

shiu

shiuish

3

masculino eh

femenino ee

eshyn

ish

ad

adsyn

Los pronombres posesivos son my/m', dty/dt', e 'suyo' más aspiración; e 'suya' sin aspiración. El plural de las tres primeras personas es nyn. El pronombre demostrativo es shoh 'esto', shen 'eso', shid 'aquello'. El interrogativo es quoi '¿quién?', cred, ke '¿qué?'. El relativo es ny y con forma negativa nagh, como yn dooinney ny chadlys 'el hombre que está durmiendo'; my ddoiney nagh vel g'obbragh 'el hombre que no está trabajando'. El pronombre relativo se forma con ta, como ta'n dooinney g'obbragh 'el hombre está trabajando', yn dooinney ta g'obbragh 'el hombre que está trabajando'.

Los números del 1 al 10 son los siguientes: nane, jees, tree, kiare, queig, shey, shiaght, hoght, nuy, jeith; 20 feed, 30 jeih as feed, 40 daeed, 50 jeih as daeed, 100 keead.

El orden de la frase es verbo, sujeto y objeto.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here