Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Indoeuropea > Rama Eslava > Lengua Sorbia o lusaciana
Lengua Sorbia o lusaciana

Situación geográfica

Historia

Los textos más antiguos que tenemos en sorbio (sorabo es otra denominación para esta lengua, lusaciano una tercera y wendish una cuarta, aunque el autónimo es serbja) son del siglo XVI; aunque hay evidencia fragmentaria de siglos anteriores en la forma de palabras, frases y sentencias cortas esparcidas en documentos latinos y alemanes. Uno de tales documentos es la Crónica del obispo Thietmar de Merseburg, escrita en 1012-18. El primer texto sorbio es el Juramento de Bautzen Burghers (1532), una fórmula por la que los ciudadanos de Bautzen juraban lealtad al rey a las autoridad locales. 

El primer libro en sorbio es un catecismo e himnario en bajo sorbio de 1574; en alto sorbio el primer libro impreso es también otro catecismo traducido y publicado en 1595. Un manuscrito del Nuevo Testamento traducido del alemán al sorbio por Miklaws Jakubica en 1548, está en el dialecto que se habló en su día al este del Neisse, en la vecina Sorau.

Durante el siglo XVII aparecieron tres gramáticas sorbias pero sólo una fue impresa; se trataba de la Principia linguae wendicae quam aliqui wandalicam vocant de Jacobus Xaverius Ticinus, basada en el dialecto septentrional de Wittichenau. Pero la principal esfera de actividad literaria de la lengua antes del siglo XIX fueron las Iglesias, por lo que la traducción de la Biblia tuvo un papel determinante en su desarrollo. 

La impresión de la Biblia en alto sorbio por los luteranos comienza con la aparición en 1670 de la traducción impresa de los evangelios de Mateo y Marcos por Michal Frencel, a lo que siguió la impresión de todo el Nuevo Testamento en 1706, un año después de la muerte de Frencel. Frencel escribió en el dialecto de Bautzen, un sub-dialecto hablado al este y al sur de dicha ciudad. En1703 los Estados Alto Lusacianos establecieron un comité para traducir la Biblia usando una variedad literaria ampliamente basada en la región de Bautzen. Esta traducción se publicó en 1728 y estableció esta variedad de la lengua como la normativa para los luteranos. Sucesos de similar importancia fueron las publicaciones en bajo sorbio de la traducción del Nuevo Testamento de Gottlieb Fabricius y de la del Antiguo hecha por Friedrich Fryco, hecha en Cottbus en 1796. Ellos establecieron el dialecto de Cottbus como la base de la lengua literaria bajo sorbia.

La lengua normativa alto sorbia para los católicos durante el siglo XVII estuvo basada en el dialecto de Wittichenau. La especial influencia de esta pequeña ciudad, situada a siete kilómetros al sur de Hoyerswerda, se debe probablemente al hecho de que tenía una escuela de gramática de la cual podían salir clérigos influyentes. En esa ciudad nació Jurij Hawstyn Swetlik (1650-1729) quien entre 1688 y 1707 tradujo toda la Vulgata a la lengua literaria basada en el mismo dialecto, si bien nunca ha sido publicada. No obstante, como resultado de ese trabajo sí se publicó su Vocabularium Latino-Serbicum (Bautzen, 1721) el primer diccionario sorbio. Hacia mediados del siglo XVIII católicos sorbios de Crostwitz obtuvieron una fuerte influencia en los círculos gobernantes de la jerarquía católica y la lengua literaria para los católicos se puede establecer hacia 1750 basada en el dialecto de Crostwitz.

La ortografía de Ticinus estaba basada en el checo y aunque se hicieron un número de cambios su influencia en el deletreo católico permaneció hasta que cesó de existir como entidad aparte. La ortografía usada por los protestantes estaba basada en el alemán y el tipo de letra era el denominado fraktur.

La lengua sorbia no tiene unos límites precisos definidos, ni naturales ni de otra categoría. En el siglo X la población de habla sorbia se asentó en la zona entre los ríos Saale (al oeste) y Bober y Queis (en el este); en el norte se extendía hasta donde hoy están Berlín y Fráncfort; en el sur estaba limitada por Erzgebirge y Lasitzer Gebirge. Las lenguas vecinas eran el polabo (al norte), el polaco (al este), el checo (al sur) y el alemán (al oeste). Por lo tanto el sorbio era hablado en la zona que se extendía al este desde el Neisse hacia lo que hoy es territorio polaco e incluía, hacia el oeste, la tierra donde posteriormente aparecerían las ciudades de Halle, Leipzig, Zwickau y Chemnitz.

En el curso de los siglos posteriores el territorio sorbio se contrajo progresivamente hasta llegar al siglo XIX, en el que se establece la zona que actualmente delimita la lengua sorbia, con su límite septentrional a unos 80 Km. al sudeste de Berlín. Tiene una extensión de 92 Km. de norte a sur y apenas 66 Km. de ancho; el límite meridional está amenos de 8 Km. de la frontera con Chequia. La población rural, hasta principios del siglo XX fue predominantemente sorbia hablante, pero las ciudades principales (Cottbus, Spremberg y Bautzen) fueron siempre de habla alemana desde que fueron fundadas en la Edad Media.

La zona habitada por los sorbios constituyó antiguamente los margravios (provincias fronterizas) de Alta Lusacia y Baja Lusacia, por lo que a la lengua sorbia se la ha conocido como lusaciana. En alemán el término más común hasta la Segunda Guerra Mundial fue wendisch, aunque sorbisch también se usó. Tras la guerra se le dio a sorbisch tratamiento oficial y ahora es dominante, aunque wendisch revivió en la Baja Lusacia en 1991. El adjetivo equivalente tanto en Alto y Bajo sorbio es serbski.

Mucho antes del siglo XIX la zona hablante en sorbio se había convertido en una isla rodeada de germano hablantes y aislada de checos y polacos. Durante ese siglo y desde entonces la población sorbia hablante ha sido progresivamente diluida por la inmigración alemana, la emigración sorbia y la tendencia de los sorbios a preferir el alemán al sorbio. Actualmente la zona es predominantemente de habla alemana, lo cual no quiere decir que el sorbio esté moribundo; hay un enclave geográfico formado por 40 pueblos al noroeste de Bautzen que son principalmente católicos y que forman una cerrada comunidad sorbio hablante. Este es el núcleo de una población esparcida por toda Lusacia.

Datos

Hace varios siglos el número de hablantes en sorbio era de 180.000, se calcula que actualmente el número de sorbio hablantes es de unas 70.000 personas, de los cuales más de la mitad son luteranos, una cuarta parte católicos y el resto no tiene afiliación confesional. Ninguno de ellos es monolingüe. 

La Constitución de la ex-República Democrática Alemana de 1949 garantizaba y apoyaba los derechos culturales de los sorbios, derechos también reconocidos en el tratado entre ambas Alemanias en 1990.

Existe un periódico en alto sorbio Serbske Nowiny y un semanario en bajo sorbio Nowy Casnik, que sobreviven gracias a los subsidios estatales.

Un papel central en el mantenimiento de la lengua sorbia lo tienen las Iglesia Católicas y Luteranas. La misa se dice en sorbio regularmente en las parroquias católicas y los servicios luteranos también se realizan en dicha lengua, aunque con menos frecuencia.

La zona donde se habla es la región alrededor de Cottbus, en la de Spreewald en Brandenburgo y en la de Bautzen en Sajonia. La mayoría de los niños aprenden la lengua y continúan usándola después, a menos que se vean obligados a emigrar a causa del desempleo; no obstante, después de la Segunda Guerra Mundial el desplazamiento al alemán ha sido más pronunciado, por lo que hay pocos niños hablantes entre los sorbios protestantes. La mayor parte de los hablantes activos son ancianos, aunque la lengua se estudia todavía como segunda lengua en la escuela desde los quince años. Tras la reunificación de Alemania el sorbio ha perdido apoyo público, siendo cerradas las escuelas sorbias una tras otra, por problemas financieros supuestamente aunque puede haber detrás un sentimiento contrario a las minorías. Está amenazada y en la baja Lusacia seriamente amenazada.

Dialectos

Como ya se ha mencionado existen dos formas dialectales: alto y bajo sorbio, cada una de ellas con su normativa literaria.

Escritura

La lengua sorbia usa el alfabeto romano con signos diacríticos para ciertos sonidos sorbios. La fuente usada es la fraktur.

La figura lateral muestra los dos primeros versículos del evangelio de Juan.

 

Gramática

Hay tres géneros y tres números, el dual es preservado en nombre, pronombre y verbo. La distinción animado-inanimado afecta al acusativo de los nombres masculinos y es observada en los tres nombres.

Los pronombres personales son los siguientes:

 

Singular

 

Dual

 

Plural

 

 

Completo

Básico

Completo

Básico

Completo

Básico

1

ja

mn-

mój

na-

my

na-

2

ty

te-

wój

wa-

wy

wa-

3

wón

wona

wono

je-, ni-

wonaj

je-, ni-

woni

wone

je-, ni-

Los pronombres demostrativos son tón, ta, to 'esto'; dual taj, tej, tej; plural ci, te, te; wony, wna, wone 'eso'. El pronombre interrogativo es štó '¿quién?', što '¿qué¿'.

El orden de la oración es sujeto, verbo y predicado.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here