Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Uralo-yucaguira > Rama Urálica > Grupo Ugro-finés > Subgrupo Saámico > Lengua Sami
Lengua Sami

Situación geográfica

Historia

Las lenguas sami (laponas), (autónimo same/sabme) se hablan en una zona que se extiende desde Dalarna, en Suecia central hasta el extremo de la Península de Kola en Rusia. Las lenguas sami están especialmente relacionadas con las balto-finesas, una rama de la familia urálica, de la cual el finés es una lengua próxima pues la división en el tronco baltofinés-sami se produjo hacia el 2500 a. C., fecha en la que hace su entrada en escena en las costas de Finlandia la cultura indoeuropea del hacha de guerra. No obstante, todo hace suponer que antes de esa fecha los lapones hablaban una lengua distinta a la que luego adoptaron con motivo de las invasiones.

En la literatura las variantes sami han sido tratadas como dialectos a causa de su correspondencia uniforme en fonología y la similitud en gramática y vocabulario, pero seis de las variantes regionales tienen formas estandarizadas de escritura, por lo que es más justificable hablar en su caso de lenguas. El resto de variedades sami son habladas por unos pocos individuos de avanzada edad.

Datos

La mayor parte de los hablantes de sami, las tres cuartas partes, hablan la variante sami septentrional y muchos de ellos, unos 10.000, viven en Noruega; en Suecia viven 5.000 y en Finlandia 2.000. Las variantes ume, pite, akkala y ter son habladas por gente anciana. El inari meridional y el sami sklot lo hablan entre 300 y 500 personas cada uno. El sami kildin es hablado por 1.000 personas y el lule por unas 2.000 o 3.000.

En total el número de hablantes de sami es de unas 20.000 personas, esparcidas entre Noruega (12.000), Finlandia (3.000), Rusia (1.000) y Suecia (7.000).

La variante akkala, hablada en la península de Kola, está moribunda al quedar un solo hablante.

Dialectos

Hay al menos diez lenguas sami que difieren entre sí tanto como lo puedan hacer las distintas lenguas germánicas y los dialectos periféricos que se hablan en los límites geográficos de uno y otro lado son cercanos el uno al otro, razón por la cual las lenguas sami forman una cadena en la que los hablantes de un dialecto limítrofe se entienden entre sí. Los dialectos más centrales de las lenguas limítrofes sami difieren lo suficiente como para exigir un gran esfuerzo de comprensión.

Se acostumbra distinguir entre las siguientes variantes sami: sami meridional, sami ume, sami pite, sami lule, sami septentrional (también llamado sami noruego), sami inari, sami skolt, sami akkala (también llamado sami babino), sami kildin y sami ter.

El dialecto inari se habla en el centro de la provincia Inari de Laponia, en Finlandia. Cuenta con unos 300 hablantes, de los cuales muy pocos niños aprenden la lengua. En 1997 el número de niños hablantes era menos de cinco, aunque desde entonces se ha puesto en marcha un programa que ha incrementado ese número. Incluso adultos que no conocían la lengua han comenzado a estudiarla. Pero dado el pequeño tamaño de la comunidad inari y la presencia de la lengua finesa en los medios de comunicación, la situación es precaria, por lo cual está seriamente amenazada.

El dialecto kildin se habla en la península de Kola. Antiguamente se habló en muchas localidades en las partes orientales de la provincia de Kola y en las occidentales de Lovozero, en la Federación Rusa. En 1989 se contabilizaron 800 hablantes para las cuatro lenguas sami de Kola, siendo la inmensa mayoría hablantes de kildin. Hoy tal vez haya 650 hablantes, entre los que probablemente no hay niños. Hay algunos jóvenes, pero la mayoría son de mediana o avanzada edad. Está seriamente amenazada.

El sami kolt, en finés koltta, se habla en Laponia y en la península de Kola, en la región de Sevettijärvi en Inari, en Finlandia, principalmente por gente evacuada del antiguo territorio finés de Petsamo, ahora Pechenga en la provincia de Murmansk, en la Federación Rusa. Anteriormente también se habló en las partes occidentales de Kola en el occidente de la provincia de Murmansk, desde donde los hablantes fueron obligados a trasladarse a Lovozero. El número de hablantes en Finlandia ronda los 300. En los años 90 hubo unos 20 hablantes en la Federación Rusa. También se habló antiguamente en la parte más oriental de Finnmark, en Noruega. En Finlandia muy pocos niños aprenden la lengua y en la Federación Rusa solo personas mayores. Ha sido usado este dialecto como lengua literaria desde 1970. Está seriamente amenazado en Finlandia y casi moribundo en la Federación Rusa. Extinguido en Noruega.

El dialecto ume se habla en Suecia, en Arvidsjaur y en la esquina meridional de Arjeplog en la provincia de Norrbotten y en Malå y Sorsele y al norte de Tärna en Storuman en la provincia de Västerbotten. Antiguamente se habló también en Noruega, en Rana en la provincia de Nordland. Hay menos de 20 hablantes todos ancianos. Está extinguido en Noruega y moribundo en Suecia.

El sami lule se habla en Jokkmokk y partes de Gällivare y otras regiones adyacentes en la provincia Norrbotten en Suecia y en la región de Tysfjord en el norte de la provincia Nordland , en Noruega. El número de hablantes está entre 1.000 y 2.000. Un pequeño número de niños aprenden la lengua y aunque la tendencia parecía alarmante hace unos años, el uso de lule se ha activado recientemente. Los hablantes más jóvenes prefieren el sueco o el noruego. Está amenazado.

El sami septentrional se habla en la mayoría de Finnmark y Troms y en las partes más septentrionales de la provincia de Nordland, en Noruega. También en las regiones de Kiruna y Pajala y en partes de Gällivare y otras regiones adyacentes en la provincia de Norrbotten y en algunas regiones meridionales de Suecia. También en Utsjoki y Enontekiö y partes occidentales de Inari y Vuotso en la provincia de Laponia, en Finlandia. Anteriormente se extendía por la región de Petsamo en la provincia de Murmansk en la Federación Rusa. Incluye tres dialectos: torne. finnmark y meridional. En Noruega el número de hablantes está por encima de 10.000, en Suecia son unos 5.000 y en Finlandia aproximadamente 500. En el núcleo central en la provincia de Finnmark, donde tienen carácter oficial. Muchos niños aprenden la lengua y probablemente continúen usándola a lo largo de su vida. En partes adyacentes de Suecia y Finlandia también hay niños hablantes. En otras regiones, está dejando paso a lenguas dominantes. A pesar de muchos rasgos positivos el sami septentrional puede ser contemplado como amenazado en Suecia, Noruega y Finlandia y extinguido en la Federación Rusa.

El dialecto sami pite, también denominado sami arjeplog, se habla en la mayoría de la región de Arjeplog en la provincia de Norrbotten en Suecia. Hay menos de 20 hablantes todos ancianos. Está moribundo.

El dialecto ter se habló anteriormente en las partes orientales de Lovozero en la provincia de Murmansk, en la Federación Rusa, desde donde sus hablantes fueron deportados a Lovozero que queda fuera del territorio nativo. Quedaban seis hablantes en los años 90, todos ancianos. Algunos descendientes de ellos hablan sami kildin, pero la mayor parte usan el ruso. Está moribundo.

El dialecto meridional se habla en Laponia y Escandinavia central. En Suecia en Vilhelmina y partes de la vecina Västerbotten, en Strömsund, Krokom, Åre, Berg y Härjedalen en la provincia de Jämtland y en la región de Idre en Älvdalen en la provincia de Dalarna. En Noruega se habla en las partes meridionales de la provincia de Nordland, muchas partes de Nord-Trøndelag y Sør-Trøndelag y en Engerdal, en la provincia de Hedmark. Hay unos pocos cientos de hablantes, pero muchos prefieren el sueco o el noruego. En algunas familias los niños aprenden la lengua, pero no obstante está amenazada.

De la complejidad de los dialectos y lenguas sami nos da una idea el diagrama inferior en el que podemos apreciar la estructura genética de los mismos.

Escritura

Todas las ortografías estandarizadas de las lenguas sami como la meridional, lule, septentrional, inari y skolt se basan en el alfabeto latino, menos la kildin que usa una variante del cirílico.


Juan 1:1-8 en sami

Gramática

Las lenguas sami comparten muchas características con las lenguas balto-finesas (finés, estonio, carelio, etc.) aunque no son cercanas a ninguna de ellas. En estructura lingüística su gramática es similar a la del finés aunque su sintaxis ha sido influenciada por las lenguas escandinavas. El sistema de sonidos del sami meridional es diferente al de sus vecinos, especialmente en su sistema correlativo cuantitativo en el que se mantiene un equilibrio entre vocales y consonantes de la raíz, siendo la más larga la una y la más corta la otra. Hay muchos préstamos rusos y escandinavos.

La numeración en sami del 1 al 10 es la siguiente: okta, guoke, golbma, njeallje, vihtta, guhtta, chiezha, gavcci, ovcci, logi, 20 guoktelogi, 30 golbmalogi.

El verbo tiene cuatro modos: indicativo, condicional, potencial e imperativo, dos voces: activa y pasiva. El orden de la oración es sujeto, verbo y objeto.

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here