Estamos en: Lenguas del Mundo > Familia Uralo-yucaguira > Rama Urálica > Grupo Samoyedo
Grupo Samoyedo

Situación geográfica

Historia

Las lenguas samoyedas forman, junto con el grupo ugro-finés, la familia de lenguas urálicas, siendo la rama samoyeda la más oriental de las dos. Tras la ruptura de la unidad lingüística proto-urálica, los hablantes de proto-samoyedo se concentraron gradualmente en la región situada entre los cursos medios de los ríos Obi y Yenisei en la Siberia suroccidental. A diferencia de la rama ugro-finesa, que muestra un alto grado de diversidad interna, la lengua samoyeda de lenguas muestra una coherencia interna entre las lenguas que la componen.

Hacia finales de la era pre-cristiana el proto-samoyedo se disuelve como resultado de la expansión étnica y lingüística, dando lugar a diversas formas de samoyedo hacia el norte, en las cuencas del Yeniesei y el Obi, y hacia el sur, en dirección de las montañas Altay y Sayan. Como resultado de este movimiento migratorio es razonable pensar que otras lenguas no samoyedas desaparecieron en esas regiones como consecuencia de la asimilación lingüística. Por lo tanto, el elemento étnico hablante de samoyedo se compone de dos ingredientes: uno local correspondiente a la población indígena y otro inmigrante, responsable de la lengua samoyeda.

Durante el siglo XVI, con la primera y gran penetración rusa en Siberia, los samoyedos fueron puestos bajo dominio ruso.

Datos

En términos de su entorno geográfico los hablantes de samoyedo forman tres distintos grupos: los samoyedos de la tundra, los samoyedos de la taiga y los samoyedos de las montañas. Los samoyedos de la taiga son idénticos a los hablantes de selcupo, quienes hasta el día de hoy ocupan un territorio más o menos contiguo con el hábitat samoyedo original en los bosques de Siberia occidental. Los samoyedos de la tundra comprenden a los hablantes de néncico, éncico y nganasan, quienes ocupan toda la zona de la tundra ártica de la Rusia europea y Siberia occidental. Los samoyedos de las montañas son los hablantes de kamas y mator, los cuales vivían en las tierras altas boscosas de Siberia meridional. Sin embargo, el desarrollo etno-lingüístico durante los últimos siglos ha perjudicado a los samoyedos de las montañas, cuyas lenguas ahora están extinguidas: la mator desde la primera mitad del siglo XIX y la kamas desde la muerte del último hablante en 1989.

La extinción también amenaza a las lenguas samoyedas de la taiga, aunque el selcupo todavía resiste, con menos de 2.000 hablantes. Los samoyedos de la tundra han sufrido menos amenazas extremas y los néncicos (con unos 25.000 hablantes) han emergido como una de las tres principales lenguas árticas, siendo las otras dos el sami septentrional y el groenlandés. Desgraciadamente la expansión del néncico en el bajo Yenisei ha sido a costa del éncico, el cual con menos de 100 hablantes enfrenta su inminente extinción. Igualmente la expansión néncica trajo como consecuencia la desaparición de la lengua yurata en el siglo XIX. La nganasan nunca fue seriamente afectada por estos acontecimientos, pero el reducido tamaño de esta comunidad (con unos 500 hablantes) es un obstáculo para su supervivencia futura.

Dialectos

Las lenguas samoyedas se pueden dividir a grandes rasgos en dos grupos principales, el septentrional y el meridional. Pero mientras que en el lado septentrional las lenguas son todavía razonablemente viables, las meridionales están en las últimas etapas de asimilación por otras lenguas, anteriormente las túrcicas y ahora el ruso. La única lengua samoyeda meridional con un considerable número de hablantes es la selcupa; la otra era la kamas, con sólo una persona hablando la lengua en 1970. De otras sólo queda el nombre, tras ser absorbidas antes de que pudieran ser estudiadas, como la karagas, koybal, etc.

La rama samoyeda se puede dividir en seis entidades principales o grandes lenguas:

  • Néncico o yurako, a lo largo de la costa ártica desde el Mar Blanco hasta la parte occidental de la península de Taimir.

  • Éncico o samoyedo-yenisei, en la región inferior del Yenisei.

  • Nganasan o tauguí, en la península de Taimir desde el bajo Yenisei en el oeste hasta la Bahía Jatanga en el este.

  • Kamas o kamasiano, en la parte oriental del alto Yenisei.

  • Mator o motor en la zona oriental de las montañas Sayan desde el Yenisei superior en el oeste hasta el lago Baikal en el este.

Por supuesto, dentro de esas variantes principales existen a su vez subvariantes; así tenemos dentro del néncico, el néncico de la tundra y el néncico del bosque; dentro del éncico, el éncico de la tundra o éncico madu y el éncico del bosque o éncico bai; el selcupo tiene un complejo continuum de dialectos; tanto el kamas como el mator son históricamente designados con una variedad de nombres alternativos: taigi y karagas para mator y koibal para kamas. Dichos nombres obedecen principalmente a intereses geográficos y cronológicos. Algunas fuentes identifican también otra lengua transicional, entre la kamas y la mator, denominada abakan.

Escritura

Las lenguas samoyedas nunca fueron puestas por escrito durante la Rusia zarista, pero en 1931 el gobierno soviético introdujo un alfabeto basado en el romano para las lenguas néncica y selcupa. Entre 1937 y 1940 fue reemplazado por el cirílico.

Gramática

 

PUBLICIDAD 
Su publicidad aquí
Your advertisement here